Economía

Hacienda deja de recaudar más de 700 millones en retenciones por la supresión del dividendo de Telefónica

Según recoge el último informe de recaudación de la Agencia Tributaria, los ingresos fiscales de junio de 2013 y diciembre de 2012 se vieron afectados por el hecho de que la compañía presidida por César Alierta no repartiese entre sus accionistas la retribución correspondiente al ejercicio de 2012.

Hacienda ha dejado de embolsarse más de 700 millones en retenciones por la supresión del dividendo de Telefónica. Según recoge el último informe de recaudación de la Agencia Tributaria, los ingresos fiscales de junio de 2013 y diciembre de 2012 se vieron afectados por el hecho de que la compañía presidida por César Alierta no repartiese entre sus accionistas la retribución correspondiente al ejercicio de 2012.

De acuerdo con el informe mensual de recaudación tributaria, la caja de junio sufrió, por un lado, debido a los reintegros causados por recursos judiciales antiguos, los cuales alcanzaron los 450 millones de euros. Es decir, varias empresas impugnaron sus actas después de haber pagado y, finalmente, han cobrado las devoluciones.

Y, por otro, la Agencia menciona la supresión del dividendo de una gran compañía. En concreto, en su informe de recaudación mensual detalla cómo en junio está acusando “la no distribución de dividendos por parte de una de las mayores empresas del país, con la correspondiente pérdida de unos 375 millones en retenciones de capital y en el Impuesto de la Renta de no Residentes (algo similar ocurrió en diciembre del año pasado)”.

Esto es, Hacienda dejó de recaudar unos 375 millones en junio de 2013 y otros tantos en diciembre de 2012, en total más de 700 millones de euros por la eliminación del dividendo de Telefónica. La teleco que preside Alierta suele abonar su dividendo en dos entregas, una en noviembre y otra en mayo. Y de hecho en mayo de 2012 retribuyó a sus inversores con unos 2.800 millones, la segunda entrega por los beneficios de 2011. Sin embargo, el año pasado la compañía suspendió la remuneración al accionista correspondiente a 2012 con el objetivo de poder rebajar su deuda. Telefónica amortizó durante el ejercicio pasado unos 5.000 millones de deuda, gracias a la cancelación del dividendo, la venta de activos como Atento o la participación en Hispasat, la salida a bolsa de la filial alemana y la enajenación de autocartera. El montante total de endeudamiento ronda ahora los 50.000 millones y Alierta ya ha anunciado que recuperará el dividendo de 2013.

Imposible calcular cuántos ingresos netos se pierden

Y como una parte del capital de Telefónica se encuentra en manos extranjeras y otra pertenece a personas físicas, en la práctica Hacienda pierde fondos por hasta tres impuestos: Sociedades, IRPF, y Renta de No Residentes. Sin embargo, todas estas retenciones no siempre suponen ingresos netos, ya que los declarantes pueden compensarlas con pérdidas, con deducciones o incluso tributar a tipos más bajos. Así, por ejemplo, una persona física puede deducirse por la compra de vivienda, o en el caso de una gran fortuna, que tributa a través de una Sicav y por lo tanto sólo paga un 1 por ciento, entonces incluso se le reintegraría una buena porción.  

En definitiva, resulta muy difícil determinar exactamente cuántos ingresos netos se han dejado de ingresar, pero en cualquier caso estos más de 700 millones sí que representan una significativa pérdida de liquidez que bien podría haber contribuido a mejorar las cuentas y, por tanto, el déficit a finales de año.

Pese a que las empresas están experimentando las dificultades lógicas de una coyuntura recesiva, Hacienda consiguió recaudar en 2012 un 29 por ciento más por Sociedades. No obstante, este año se antoja muy complicado que los ingresos por este concepto puedan siquiera acercarse a unas cotas similares.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba