Economía

Fomento admite prisas en la liberalización ferroviaria y deja el proceso en el aire

Pastor frena la apertura de los trenes de viajeros a la competencia y suspende también la partición de Renfe en cuatro sociedades a partir del 31 de julio, como estaba previsto. Los concursos diferirán si el trayecto está subvencionado o es de AVE. 

La ministra Ana Pastor se dirige al público durante un congreso internacional sobre tráfico aéreo celebrado en Madrid el 12 de febrero.
La ministra Ana Pastor se dirige al público durante un congreso internacional sobre tráfico aéreo celebrado en Madrid el 12 de febrero. MINISTERIO DE FOMENTO

Lo que el viernes de la semana pasada era un rumor insistente hoy es ya una realidad: queda suspendida la liberalización del transporte de viajeros por ferrocarril hasta nuevo aviso. El 20 de julio de 2012, el Consejo de Ministros anunció un plan para abrir los dominios de Renfe Operadora a la libre competencia y puso una fecha límite para acometer tal cambio: el próximo31 de julio. Un plan que se acaba de ir al garete, como reconocen abiertamente fuentes del Ministerio de Fomento y de Renfe.

El tope del 31 de julio queda ahora en el aire, pospuesto indefinidamente. Así se lo ha transmitido la ministra del ramo, Ana Pastor, a los suyos: “El enfoque del Real Decreto 4/2013 [del pasado 22 de febrero] es dar cautela al proceso liberalizador y darse algo de tiempo”, habría sugerido la ministra. La decisión de Francia y Alemania de postergar su propio proceso hasta como pronto 2019 –fecha límite para Bruselas- ha convencido a Pastor, pero también al presidente Rajoy, de que se estaba yendo demasiado rápido frente a los partidarios en el Gobierno de no interrumpir, incluso acelerar, la entrada de actores privados.

El 31 de julio tampoco se partirá Renfe en cuatro divisiones ni Adif en dos, otra de las medidas que se harían junto a la liberalización del tren de pasajeros. La idea del PP era crear cuatro holdings (Renfe Viajeros, Renfe Mercancías, Renfe Mantenimiento y Renfe Material Rodante y Alquiler) a partir del actual operador, que ya fue diseccionado en dos en 2005 cuando se creó el Administrador de Infraestructuras (Adif).

Competir con Renfe o licitar

Esta suspensión ilimitada en el tiempo, confirmada por varias partes consultadas, se sugirió el viernes con un polémico Real Decreto que ha irritado a las empresas del sector. El RD 4/2013 viene a decir que Renfe se reserva la concesión de un “título habilitante” a todas las compañías que quieran transportar viajeros por los raíles españoles; Renfe, además, no necesitará obtener ese título para operar. El RD ni siquiera fue presentado por Ana Pastor, sino por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y fue incluido de tapadillo en el cuarto punto de una batería de iniciativas para fomentar el empleo juvenil. Por eso no despertó demasiado ruido.

Así, Fomento se compromete a presentar un calendario en un plazo de seis meses para reconfigurar el proceso. El viernes también se despejaron las futuras condiciones para concurrir al mercado del transporte de viajeros por ferrocarril: por un lado estarán los citados títulos en competencia con Renfe (que afectarán especialmente a los trenes de alta velocidad al ser los más suculentos para las empresas); por otro habrá licitaciones y adjudicacionesdirectas en el caso de los trayectos considerados OSP (Obligación de Servicio Público), es decir, las relaciones que necesitan subvención para poder circular. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba