Economía

Draghi relevará a Linde como supervisor de la banca española el 4 de noviembre de 2014

La banca sale del encuentro con el BCE con muchas dudas por despejar sobre los futuros exámenes de la EBA y BCE. Apenas un gran mensaje: toda entidad que suspenda el AQR tendrá que recapitalizarse inmediatamente. Los griegos se quejan de tantos test de estrés.

Apenas hay fecha. El 4 de noviembre de 2014. El Banco Central Europeo (BCE) tomará en esa fecha la supervisión de los principales bancos de la eurozona. Así se lo transmitió ayer Mario Draghi, el presidente del eurobanco, a los principales representantes de las entidades españolas, además de a Fernando Restoy, subgobernador del Banco de España, en el encuentro que mantuvieron este lunes en Fráncfort. Una reunión en la que Draghi esbozó trazas muy generales sobre el proceso de supervisión bancaria europea, según aseguran fuentes conocedoras de la cita.

"Aún está todo por decidir. Este encuentro ha servido de pistoletazo de salida pero los dos próximos meses van a ser cruciales porque se van a negociar todos los criterios a aplicar en los futuros exámenes del BCE", explican desde el sector. De hecho, en la reunión con Draghi y Vitor Constance, vicepresidente del BCE, se constató que aún falta por definir tanto las carteras que analizará la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en inglés) en el 'Asset Quality Review' (AQR) como la estructura de los test de estrés que realizará el Banco Central Europeo. Ambos exámenes se efectuarán tomando el estado de los balances de los bancos a 31 de diciembre de 2013.

Las instituciones europeas confían en poder tener el diseño completo de ambas pruebas para finales del próximo enero. Hasta el momento, sólo se conoce que las carteras de deuda soberana quedarán fuera de los test de estrés, como adelantó Vozpópuli el pasado 11 de noviembre. En el caso de la prueba de los AQRs, la EBA y el BCE quieren realizar un prueba lo más homogéna posible entre toda la banca europea por lo que el sector prevé que se examinen carteras generales, como la hipotecaria o financiación a pymes.

Pese a que los representantes de la banca española solicitaron más información a Draghi y Constance, éstos apenas lanzaron un mensaje claro: toda entidad que suspenda el primer ejercicio de revisión de carteras (que llevará a cabo la EBA a finales del primer trimestre de 2014) tendrá que recapitalizarse inmediatamente, antes incluso de someterse a la prueba de esfuerzo del BCE.

Draghi quiere tener sobre su mesa los resultados del examen a los 128 bancos europeos que pasarán bajo su supervisión en la segunda mitad de octubre de 2014, días antes de que el BCE releve a los supervisores nacionales en su papel de control a las grandes entidades.

Aún no están decididas ni las carteras que se examinarán en el AQR de la EBA ni los criterios que aplicará el BCE en sus test de estrés

En este sentido, tanto Draghi como Constance trasladaron a los banqueros españoles su confianza en que el sector financiero español no tenga problemas para aprobar estas pruebas. Aún así, les instó a seguir reforzando su estructura de capital. "Draghi ha señalado que quiere generar un marco regulatorio que genere estabilidad en las próximas crisis. Eso sólo se consigue con una buena salud en capital", explicaba otra fuente conocedora del encuentro.

La gran banca española ha estado representada por dos presidentes (Ángel Ron -Popular- y Josep Oliú -Sabadell-) y cinco consejeros delegados (Javier Marín -Santander-, Ángel Cano -BBVA-, Juan María Nin -Caixabank-, José Sevilla -Bankia- y María Dolores Dancausa -Bankinter-). Entre el resto de entidades españolas asistentes a la reunión también ha habido mezcla de presidentes y consejeros delegados.

En concreto, un total de 16 entidades españolas serán examinadas por el instituto emisor en colaboración con las autoridades nacionales competentes y la consultora Oliver Wyman. Entre ellas se encuentran BBVA, Santander, Sabadell, Bankia, BMN, Banco Popular y Bankinter. Asimismo, también participarán en este ejercicio Ibercaja, Caixabank, CEISS, Cajas Rurales Unidas, CatalunyaCaixa, Kutxabank, Liberbank, Unicaja y Novagalicia.

Los bancos españoles han compartido sala con los banqueros de Francia, Irlanda y Grecia. Precisamente, los financieros griegos han expresado a Draghi su queja ante el cuarto test de estrés de las instituciones europeas en apenas cinco años. "¿Por qué se hacen tantas pruebas si luego no han servido para despejar la salud de la banca europea?", preguntó uno de los banqueros griegos a Draghi.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba