Economía

Draghi desautoriza la derrama al FGD de Guindos: BBVA no debe pagar más por no ser accionista de la Sareb

El BCE publica un duro dictamen contra la derrama al Fondo de Garantía de Depósitos para pagar a los afectados por las preferentes de Novagalicia y Catalunya Caixa. El supervisor europeo considera que estar en el banco malo no puede rebajar las aportaciones.

Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad.
Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad.

Duro revés a la política de Luis de Guindos. El Banco Central Europeo ha publicado un severo dictamen sobre la derrama de hasta 2.000 millones al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) promovida por Economía para el canje de las preferentes de Novagalicia y Catalunya Caixa, criticada duramente por la banca sana. Según el decreto del Gobierno, todas las entidades que han invertido en el banco malo contarían con una rebaja del 30% en esta aportación especial. La medida perjudica a BBVA, único banco español, a excepción de las entidades nacionalizadas, que no han aportardo capital a la Sareb. El BCE europeo desautoriza ahora esta medida.

El texto del futuro supervisor bancario único europeo, firmado por el propio Mario Draghi el pasado 10 de abril, asegura que la inversión en la Sareb no debe causar ningún tipo de beneficios. Así lo explica en el punto cuatro en el que desarrolla su argumentación sobre la aportación extraordinaria y exenciones. 

"En cuanto a las entidades de crédito que hayan invertido directamente en la Sareb", asevera el dictamen, "el plan de negocio en que esta se apoya prevé beneficios razonables para los inversores, por lo que no es necesario eximir del pago de la aportación extraordinaria al FGD a entidades que han decidido invertir en la Sareb por razones de negocio".

El Real Decreto Ley del Gobierno establece una derrama extra de la banca al FGD del 3 por mil de los depósitos sobre el volumen mantenido a 31 de diciembre pasado, cantidad con la que se conseguirá obtener entre 1.500 y 2.000 millones de euros. La gran banca aportará alrededor de 1.200 millones de forma equitativa en función de la cuota de depósitos de cada entidad. La banca aún desconoce cómo se completará la cifra final. Economía sopesa endeudar al FGD en algo más de 500 millones para alcanzar los 2.000 millones.

El BCE considera que con los beneficios que recibirán los accionistas de la Sareb no se les puede eximir del pago de la derrama

Santander, pese a la rebaja del 30% que favorecerá a todas las entidades que hayan invertido en la Sareb, será el banco que más aportará en la derrama. En el entorno de los 330 millones, según un informe de Credit Suisse. El mismo banco de inversión cifra la aportación de BBVA, castigado por Guindos por no entrar en el banco malo, en 396 millones. Sin embargo, los cálculos de la entidad lo reducen a 302 millones. Tras el descuento, Caixabank aportará 298 millones; Sabadell, un total de 150 millones, mientras que Popular, en el entorno de los 100 millones.

La rebaja del 30%, que únicamente se efectuaría en las aportaciones del primer plazo de esta derrama, a abonar por las entidades en los primeros días de enero de 2014, tiene que ser aprobada por la Comisión Gestora del Fondo de Garantía de Depósitos, mediante acuerdo adoptado por mayoría de dos tercios.

Este hecho puede provocar que la medida pueda ser matizada o derogada finalmente. Según fuentes jurídicas, "este dictamen obligará, con total seguridad, al Gobierno a matizar la medida porque tiene difícil sostén jurídico penalizar a BBVA por no invertir en la Sareb cuando era voluntario".

Junto a esta matización sobre la bonificación sobre las exenciones, el BCE también critica que esta derrama puede poner en peligro la protección de los depósitos, su principal función. "Es preciso que el FGD pueda contar con un patrimonio de elevada liquidez para cumplir su función principal de proteger los depósitos garantizados en caso de insolvencia bancaria", asegura el dictamen.

"El BCE", prosigue el texto", considera que la proyectada adquisición por el FGD de acciones de entidades no admitidas a cotización (canje de las preferentes de Novagalicia y Catalunya Caixa) es contraria a ese principio prudencial y, por lo tanto, desaconseja modificar las normas de inversión de aplicación al FGD que permitan esas adquisiciones".

Draghi carga también contra la compra de acciones de entidades que no cotizan porque pone en peligro la principal función del FGD, salvaguardar los depósitos

El BCE también dice que las facultades del FGD deben respetar las exigencias del Memorando de Entendimiento (Mou) de minimizar la carga para el contribuyente. Este sentido, añade que no se utilizarán recursos públicos para financiar las nuevas facultades del FGD.

Además, la institución presidida por Draghi advierte de que las medidas que se adopten deben sopesar las ventajas y los inconvenientes, en especial, la menor recaudación tributaria como consecuencia de los peores resultados que registraran las entidades que deben hacer aportación extraordinaria.

El supervisor central europeo también avisa de que debe prestarse “la debida” atención a la alternativa de que las entidades, en lugar de aportar recursos al FGD, restablezcan sus reservas de capital, y recuerda que deben respetarse los principios de reparto de cargas acordados en MoU respecto a las quitas que debían asumir los tenedores de deuda híbrida de las nacionalizadas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba