Economía

Draghi alaba las señales de "mejora" en España pero anima a continuar con los recortes

El presidente del Banco Central Europeo ha comparecido en el Congreso de los Diputados y ha querido dar un mensaje optimista. De España ha dicho que tiene el mejor sistema de recuperación económica, pero que necesita continuar con las reformas para lograr acceso a los mercados y credibilidad.

Draghi alaba las señales de "mejora" en España pero anima a continuar con los recortes
Draghi alaba las señales de "mejora" en España pero anima a continuar con los recortes

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha dicho hoy que "España va por el buen camino" y ha asegurado que su "sistema de recuperación" económica "es el más avanzado de la eurozona". Sin embargo, ha supeditado el acceso a los mercados y la credibilidad a la consolidación fiscal y a un plan de recorte de gastos y posible aumento de impuestos. El presidente del BCE ha hecho esta consideración durante una rueda de prensa celebrada tras comparecer en el Congreso de los Diputados a puerta cerrada en una sesión en la que se han colocado inhibidores de frecuencia para evitar su difusión, hecho que han denunciado varios grupos parlamentarios.

A pesar de las señales de "mejora" económica que ya está teniendo España, los ciudadanos aún no notan sus efectos, y ha animado a seguir por esta senda de "esfuerzos de reforma".

Escuchar a los portavoces parlamentarios ha sido en su opinión "útil" para reconocer los esfuerzos que están llevado a cabo los ciudadanos, según ha dicho Draghi, quien ha añadido que el organismo "es consciente" de que la situación económica y social "es muy difícil", y de que la gente "lo está pasando mal", sobre todo, los desempleados y los más jóvenes.

No obstante, Draghi también ha resaltado que existen "señales positivas" que demuestran el avance de España, entre las que ha destacado la mejora de la exportación, la "casi" desaparición del déficit por cuenta corriente, el aumento de la competitividad o los resultados que ya se empiezan a ver de algunas de las reformas que se han llevado a cabo, como la del sistema financiero. En este sentido, ha asegurado que tras la citada reforma, España tendrá uno de los sistemas financieros más saneados.

Al respecto y preguntado por si España había mejorado en el último año, Draghi ha dicho que aunque no quería hacer comentarios sobre cuestiones nacionales, "se ha hecho mucho" y hay "un progreso muy significativo" en varios aspectos como el laboral o el progreso en la consolidación fiscal. Pese a ello, el presidente del BCE ha advertido de que estamos en un "camino complejo" y que "ningún país europeo ha terminado su trabajo".

Así, ha dicho que es "muy importante que se avance en la consolidación fiscal y que haya un plan a corto plazo de recortes de gastos y posibles aumentos de impuestos, algo que ha considerado "esencial para mantener el acceso a los mercados financieros y la credibilidad". Gracias a la mejora de la credibilidad y de la confianza en la moneda única, las condiciones financieras son ahora "significativamente" más fáciles que hace seis meses según ha explicado el presidente del BCE.

Además, ha afirmado que los bancos españoles están capitalizados "de forma adecuada" y están en la actualidad "en condiciones de dar crédito", si bien ha indicado que si aún no prestan en mayores cantidades, se debe a que tienen que hacer frente al "riesgo" de que los deudores no devuelvan el dinero, dada la situación de crisis de la economía española.

Por último, Draghi, que ha resaltado que España es el mayor receptor de créditos de la zona euro con el 30 % del total, frente al 6 % de antes de la crisis, ha dicho que las actuaciones del BCE a finales de 2011 y principios de 2012 junto con las acciones del Gobierno, han posibilitado que hoy los bancos estén bien capitalizados y en condiciones de prestar dinero.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba