Economía

Bruselas elabora un plan B para evitar el rescate de España

Recapitalizar los bancos, comprar obligaciones españolas vía el BCE y revisar el objetivo de déficit son las tres pistas de Bruselas para evitar un rescate de España a la griega.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso EFE

Los dirigentes de la zona euro, Mariano Rajoy incluido, no se han cansado de repetirlo: España no necesitará un plan de rescate, a diferencia de los países periféricos de la moneda común como Portugal, Irlanda y Grecia. Pero los mismos dirigentes no dejarán a España vender bonos del Estado con un interés del 6% ni apoyar sin más un plan poco creíble que impone a nuestro país volver al 3% de déficit en 2013. Se prepara en secreto un plan que no sería un rescate pero un equivalente light a una intervención.

El reto: evitar que España acuda a las instituciones internacionales para financiarse y al mismo tiempo, que no pague intereses demasiado elevados sobre su deuda soberana. Si hay pánico en los mercados, España estrenaría ese tipo de ayuda europea, que mezcla intervención con promoción de la independencia financiera:

Recapitalizar los bancos

"No preveo que España necesite ayuda, pero hay mucho dinero disponible" dijo Klaus Regling el pasado martes. Con esa declaración sibilina, el director general del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera no descartó formalmente una ayuda a España. Si bien el Fondo nunca financiará al Estado español, hay muchas posibilidades de que alimente con dinero los bancos españoles.

Pero, ¿cuánta deuda incobrable tiene el sector bancario español? En todo, los bancos españoles han acumulado más de 323 mil millones de activos inmobiliarios, de los que 175 mil millones fueron considerados "problemáticos" por el Banco de España en 2011. Pero con la recesión, el incremento de los impuestos y la alta tasa de paro, esos créditos dudosos podrían multiplicarse y forzar los bancos a pedir inyecciones de dinero. Una ayuda bajo condiciones.

La primera, sine qua non: el consentimiento de toda la zona euro, ante todo de Alemania, Y con el nuevo Mecanismo Europeo de Estabilidad, los bancos españoles tendrían primero que seguir las reglas de la Unión y empezar un proceso de recapitalización de varias semanas, que podría enviar un mensaje negativo a los mercados.

Compra de obligaciones españoles por el BCE

Antes de que la UE ponga en marcha el FEEF, el Banco Central Europeo ha comprado una cantidad enorme de bonos españoles para mantener bajo su tipo de interés. Eso permitió al Estado financiar la mitad de los 86.000 millones de euros que prevé pedir en los mercados en 2012. Esa técnica promovida por Mario Draghi no es del gusto de Alemania, que teme que disuada a los países beneficiarios de llevar las reformas necesarias. Tampoco los mercados ven con buen ojo la emisión de préstamos con pocos intereses de la BCE a los bancos españoles cuando la misma institución evitó perder dinero en la quita de deuda a Grecia.

Revisar el objetivo de déficit

En Bruselas los oficiales también son realistas y saben que llevar el déficit del 8,5% del PIB en 2011 al 3% en 2013 es tarea imposible. El país ha creado sin saberlo un verdadero debate en la Comisión europea, entre los 'duros' y los 'flexibles'. La institución se reunirá esta semana para revisar el objetivo de déficit de España y el país podría beneficiarse de un año más para llegar al 3%. El FMI ya ha dado su apoyo a España, con Christine Lagarde afirmando que el Gobierno hacía las reformas necesarias.

Pero la Comisión también es reticente a mostrarse más conciliadora con España cuando se ha mostrado intratable con Hungría y Bélgica, que no cumplirían sus objetivos en 2012. Es la paradoja para la CE: tiene nuevos poderes cuando surgen tiempos de crisis pero sabe que interpretar estrictamente las reglas puede dañar más a su credibilidad que una actitud flexible. Hacer concesiones al Gobierno español permitiría crear un nuevo objetivo más realizable, pero tendría su contrapartida. Si se relajan los objetivos, la Comisión Europea podrá pedir en cambio que el Gobierno haga votar una disposición para controlar de forma permanente los gastos de las comunidades autónomas.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba