Economía

La banca iniciará los contactos con Podemos cuando conozca su poder real tras las elecciones autonómicas

El frenazo de la formación de Pablo Iglesias en las elecciones andaluzas ha aliviado ciertos temores de los consejos de administración. "La marcha económica del primer trimestre y el resultado de las primeras elecciones nos hace estar tranquilos de cara a lo resultados de este año", asegura Dancausa, CEO de Bankinter. La banca quiere conocer la potencia real de Podemos antes de comenzar los acercamientos.

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos.
Pablo Iglesias, secretario general de Podemos. EFE

Los banqueros, con más volumen que otros grandes empresarios, no han ocultado, en los últimos meses, sus temores por la futura fragmentación política derivada del cocktail electoral de los próximos meses. Unas advertencias que, ímplicitamente, contenían el miedo a una explosión de poder de Podemos en las distintas administraciones. Sin embargo, el frenazo en Andalucía, 15 diputados, frente a las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que otorgaban al partido de Pablo Iglesias entre 21 y 22 escaños, han aliviado tensiones en los consejos de administración. Muchos altos ejecutivos lo reconocen en privado. Sin embargo, nadie se había pronunciado de una manera tan contundente en una declaración pública como lo ha sido este jueves María Dolores Dancausa.

La consejera delegada de Bankinter reconoció, en su intervención en unas jornadas financieras organizadas por Deloitte y ABC, que a final del pasado año existían "incertidumbres" sobre cómo se comportarían la cuenta de resultados de su entidad en 2014. El caldo de cultivo no parecía muy propicio ante una recuperación económica aún débil, la actual atonía del negocio bancario y el diversificado escenario político, con Podemos en la cresta de la ola de las encuestas. El panorama parece haber cambiado en apenas tres meses. "La marcha económica y del negocio, durante el primer trimestre, y el resultado de las elecciones andaluzas nos hacen estar tranquilos con los resultados de este año", sostuvo Dancausa, que prevé mayores beneficios ­-no los cifró-­ que en 2014. El pasado año Bankinter ganó 275,9 millones, un 45,3% más.

"El frenazo a Podemos en Andalucía no ha variado la estrategia de la banca sobre el inicio de relaciones con Iglesias", explican desde una gran entidad

La frase cobra especial significado en una de las entidades más activas en el segmento de banca privada (actualmente, Bankinter firma una de cada tres sicav que se constituyen en España), un perfil de cliente que no dudará en refugiar sus inversiones en otros mercados europeos en caso de una victoria de Podemos en las elecciones generales. Un movimiento que generaría pérdida de ingresos en comisiones por gestión de activos, uno de los principales suministradores de margen en las actuales cuentas de resultados de las entidades.

"El frenazo a Podemos en Andalucía no ha variado la estrategia que tiene la banca sobre el inicio de relaciones con el partido de Pablo Iglesias", explica un ejecutivo de una gran entidad. Hasta la fecha, ninguna entidad, ni tampoco a nivel sectorial, a través de las patronales AEB (bancos) y CECA (cajas), ha realizado ningún tipo de acercamiento con Podemos. El sector esperará a conocer los resultados de los próximos comicios autonómicos, de finales de mayo, para realizar los primeros movimientos.

"Los resultados electorales en las grandes ciudades mostrarán la verdadera potencia de Podemos de cara a las generales. Hasta la fecha, únicamente teníamos datos en encuestas, donde Podemos está desinflándose desde el caso Monedero. Por eso, vamos a esperar a las elecciones locales y autonómicas para conocer el estado real de los apoyos y, a partir de ahí, hacer una traslación de cuál sería su influencia en la gobernabilidad del país. Entonces será el momento de iniciar el acercamiento", sostiene este banquero.

En otra entidad se confía en que la formación de Iglesias tenga ya para entonces más definido su programa económico, actualmente en discusión con los círculos, además de con diferentes economistas y organizaciones sociales y técnicas, como Gestha, el sindicato de los inspectores de Hacienda. "Evidentemente, somos conscientes de que defienden una banca pública pero tendrán que desarrollar y explicar qué hay detrás de ese gran eslógan", aseveran desde otra entidad de la gran banca.

Flecos pendientes

El programa económico de Podemos, elaborado por los economistas Vicenç Navarro y Juan Torres, establece la llegada del crédito a las familias y a la economía como un servicio público esencial que debe reconocerse en la Constitución. Para ello, Podemos propone mejorar el funcionamiento del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para que los préstamos que recibe del Banco Central Europeo (BCE) se produzcan en las mismas condiciones que la banca privada, y pueda así asegurar que la financiación llegue a las pequeñas y medianas empresas y a las familias que lo necesitan con tanta urgencia.

El proyecto económico del partido no esboza siquiera cuál sería la política a adoptar con las dos entidades actualmente bajo el paraguas del Estado: Bankia y BMN

También se promueve la puesta en marcha de un subsector financiero especializado en el crédito al emprendimiento y apertura de nuevos yacimientos de inversión, además de nuevas formas de intermediación financiera para solventar las limitaciones que supone el modelo dominante de banca global.

Sobre su proyecto de banca pública, ésta contemplaría la creación de bancos ciudadanos de interés público sujetos a condiciones estrictas que garanticen su sometimiento a la obligación de ceonceder financiación y al control ciudadano para evitar la corrupción que se ha generalizado en los últimos años. Además, aboga por estudiar la posibilidad de creación un banco ciudadano de depósitos.

Sin embargo, el programa no esboza siquiera cuál sería la política a adoptar con las dos entidades actualmente bajo el paraguas del Estado: Bankia y BMN. Como adelantó Vozpópuli el pasado 18 de noviembre, los dos economistas no proponen ninguna medida sobre las entidades nacionalizadas al entener que este tipo de decisiones son más políticas que económicas. Así lo reconoció el propio Torres en una conversación con este diario semanas atrás.

Para consolidar la creación y funcionamiento de esta banca pública y ciudadana, Podemos propone la utilización estratégica de los depósitos y liquidez de las administraciones públicas. El programa económico explica también que se debe "poner en claro cuanto antes" la situación patrimonial real del sector financiero y particularmente la de las entidades que han recibido cualquier tipo de ayuda. El establecimiento de un régimen de buenas prácticas y de ética bancaria es otra de sus peticiones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba