Economía

Guindos niega que España rechazase una quita a Grecia por motivos electorales

El ministro de Economía compareció en el Congreso y afirmó que las palabras de Jean-Claude Juncker no son ciertas, puesto que la opción de una quita nunca se planteó, así que España no pudo negarse a ella. 

Luis de Guindos, en la Comisión de Economía.
Luis de Guindos, en la Comisión de Economía. EFE

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado que la quita de parte de la deuda griega "nunca estuvo encima de la mesa" y que ningún país -tampoco España- defendió esta posibilidad en las últimas negociaciones con el Gobierno de Grecia. En declaraciones en el Congreso después de comparecer en la Comisión de Economía, Guindos se refería así a preguntas de los periodistas a las palabras del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, sobre que los gobiernos de España, Irlanda y Portugal se opusieron a tratar en una reunión en octubre la insostenibilidad de la deuda griega con una posible quita.  Durante la réplica en la Comisión, ha garantizado que el Gobierno no aceptará quitas del valor nominal, aunque sí ha aceptado varias veces modificar el perfil del vencimiento tanto del principal como de los intereses.

En una entrevista publicada por el diario belga Le Soir, Juncker afirma que estos países querían evitar una reunión en la que se tratara una reducción de la deuda griega en octubre "porque tenían elecciones". "La cuestión de la quita de la deuda nunca ha estado encima de la mesa y no he visto a ningún país que la defendiera. Por lo tanto no es una cuestión específica de unos países concretos", ha afirmado Guindos.

El titular de Economía ha recordado que el comunicado de la cumbre europea ya reconocía que uno de los condicionantes del acuerdo es que no habría una reducción nominal de la deuda. "Hay otras fórmulas que ya se han utilizado en el pasado para aliviar el peso de la deuda, pero eso no tiene nada que ver con una quita ni con los planteamientos de ningún país", ha insistido.

En la Comisión de Economía el ministro el ministro aseguró que una parte de la factura de la crisis griega ya no se podrá recuperar, en concreto dató en 1.500 millones de euros la cantidad que ya no volverá a España. Ese dinero pertenece al primer rescate, que ascendió a un total de 6.700 millones de euros. Guindos ha explicado que el préstamo de 6.700 millones se fijó a un interés del 0,50%, una cifra muy baja comparada con el coste de financiación medio de la deuda española estos años.

Al poner en relación ambas cifras, según el ministro, se estiman unas pérdidas de unos 1.500 millones de euros, lo que, aunque no sea un "tema fundamental", pone de manifiesto la "enorme solidaridad" que ha mostrado España con el país heleno. Así y aunque España no tenía una gran exposición a Grecia, decidió hacer ese préstamo en muy buenas condiciones, y si se tiene en cuenta lo prestado en el segundo rescate y lo que se prestará en el tercero, la ayuda sumará un total de 36.000 millones.

Todos los portavoces de los grupos se han referido al tema griego en sus intervenciones y algunos han pedido al ministro que explique por qué este rescate si pasará por el Congreso cuando el rescate financiero para la banca española no lo hizo. En este sentido, Guindos ha explicado que el rescate griego sí está suponiendo un coste para España -de momento esos 1.500 millones-, mientras que el rescate financiero iba acompañado de las "favorables condiciones" que ofrece el MEDE, lo que implica un beneficio anual de algo más de 2.000 millones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba