Economía

El G-20 rebaja sus previsiones de crecimiento a causa de una recuperación "débil y desigual"

El avance adicional esperado del 2% hasta 2018 en la economía mundial se sitúa ahora en un 1,8%. De Guindos da por zanjados los "desequilibrios domésticos" en España y alerta de que el riesgo es ahora  "lo que puede ocurrir en el entorno europeo".

El G20 ha puesto en duda el objetivo de que la economía mundial crezca un 2% adicional a las previsiones hasta 2018 -como se había propuesto el pasado febrero-, y ha rebajado esta cifra al 1,8%, debido a una recuperación desigual y más débil de lo esperado, y al bajo ritmo de creación de empleo. El reajuste parte de la estimación del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) tras analizar las 900 medidas que los ministros de Economía y presidentes de bancos centrales del G20 presentaron en la reunión que concluyó en Cairns (Australia).

El tesorero australiano, Joe Hockey, destacó tras el encuentro que estas propuestas permitirán inyectar a la economía 2 billones de dólares (1,5 billones de euros) y crear millones de puestos de trabajo en los próximos cinco años. "Hoy estamos al 90% de alcanzar nuestro objetivo de crecer un 2% adicional que nos fijamos (en febrero) en Sídney. Estamos comprometidos a reforzar y alcanzar el objetivo de crecimiento en la cumbre de líderes de Brisbane (en noviembre)", dijo Hockey. "Mientras la economía mundial se está recuperando, el crecimiento es desigual y hay algunos riesgos evidentes. Soy optimista sobre lo que podemos lograr si trabajamos en colaboración", indicó.

"La preocupación es que los objetivos de crecimiento vayan también junto a los del empleo", indicó Lagarde

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, indicó que con las 900 medidas "existe el potencial" para lograr el crecimiento adicional del 1,8%, para el que pidió políticas económicas que contribuyan a una recuperación más robusta y creadora de empleo. "La preocupación es que los objetivos de crecimiento vayan también junto a los del empleo. Debemos centrarnos más en las reformas laborales y en que el mercado laboral ofrezca más oportunidades para que se logren ambos objetivos", puntualizó.

Lagarde atribuyó en parte el bajo y desigual crecimiento de la economía al aumento de las "tensiones geopolíticas" en Ucrania y en Oriente Medio, y al riesgo de desestabilización de los mercados financieros. Tras los acuerdos alcanzados en la reunión, Lagarde subrayó que el próximo paso debe ser la implementación de todas estas medidas, para lo que ofreció la cooperación y asistencia del FMI.

La rebaja del objetivo de crecimiento ocurrió después de que la OCDE revisara a la baja las previsiones para sus países miembros en 2014 y 2015, sobre todo en la eurozona, donde varios miembros del G20 pidieron mayores esfuerzos.

Guindos: "España no es inmune"

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, aseveró que la economía española "no es inmune" a la desaceleración europea pero mostró su confianza en las medidas adoptadas por el Banco Central Europeo, como la depreciación de la divisa euro, que ha supuesto un impulso a las exportaciones. "La economía española no es absolutamente inmune a lo que ocurre en Europa", dijo De Guindos al término de una reunión de dos días de los ministros de Economía y presidentes de los bancos centrales del G20, preparatoria para la cumbre de líderes en noviembre en la ciudad de Brisbane.

Aunque España ha logrado corregir sus "desequilibrios domésticos", su mayor riesgo es ahora "lo que puede ocurrir en el entorno europeo", asegura Guindos

En una rueda de prensa al término de la cita, De Guindos explicó que los países del G20 hablaron de forma genérica sobre la eurozona, sin mencionar específicamente a las supuestas presiones contra Alemania para que haya mayores esfuerzos para impulsar el crecimiento en la zona euro. "No se ha especificado a ningún país en concreto, se ha expresado que hay desaceleración de la zona euro, lo que es una realidad", comentó De Guindos al enfatizar que si bien España ha logrado corregir sus "desequilibrios domésticos", el principal riesgo que afronta es "lo que puede ocurrir en el entorno europeo".

"Gran parte en el futuro de la economía española y del mantenimiento de la recuperación en España se juega en Europa, como no puede ser de otro modo", acotó el ministro al recordar que la economía española creció en un 0,6% en el último trimestre frente a un crecimiento prácticamente nulo del continente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba