Economía

El banco suizo de ‘Bárcenas’ abre sucursal en España con la prima de Rato como CEO

Lombard Odier, investigado por la Justicia suiza por ayudar al extesorero del PP a ocultar su dinero, logra su ficha bancaria en nuestro país, donde opera, desde 2007, como sociedad de valores. Ana María Figaredo es una de sus máximas ejecutivas.

Luis Bárcenas, extesorero del PP.
Luis Bárcenas, extesorero del PP.

Lombard Odier, uno de los bancos suizos en los que el extesorero del PP Luis Bárcenas ocultó millones de euros, ha terminado de instalarse en España. La entidad helvética, que se instaló en 2007 como sociedad de valores, acaba de abrir su primera sucursal en España, concretamente en el número 66 del Paseo de la Castellana de Madrid, según confirman a Vozpópuli fuentes del sector. La oficina española de la entidad helvética cuenta con dos principales ejecutivos, según los datos registrales. Uno de ellos es Ana María Figaredo, prima de Rodrigo Rato.

La prima del expresidente de Bankia ejerce también de consejera delegada de Lombard Odier Darier Hentsch & Cie, la sociedad de inversión del grupo helvético en España. Figaredo llegó a Lombard Odier en 2009, proveniente de Banco Urquizo. Antes había trabajado en Morgan Stanley. El otro ejecutivo es José María Mingot Aznar, ajeno a cualquier parentesco con el expresidente del Gobierno, pese a la semejanza de nombre y apellido. De hecho, Mingot Aznar se encarga de la tutela de los temas jurídicos internos y la planificación fiscal de los clientes de la entidad en España.

El comienzo de las operaciones de la sucursal española del Lombard Odier se produjo el pasado 24 de mayo. Su objeto social, según se detalla en el registro, abarca la “realización de entidades bancarias propias de una entidad de crédito y la prestación de servicios de inversión, así como aquellas otras actividades autorizadas por el Banco de España”.

La apertura de la sucursal española se produce en medio de las sospechas de la Justicia sobre posibles irregularidades en las actividades del Lombard Odier en relación con Luis Bárcenas, adelantadas por este medio. La pasada semana,la Fiscalía de Ginebra ha abierto sus propias diligencias para determinar si las entidades financieras de la Confederación Helvética en las que el extesorero del PP llegó a acumular 38 millones de euros actuaron conforme a la ley del país centroeuropeo o si, como sospecha, algunos de sus responsables cometió alguna infracción al no alertar a las autoridades antiblanqueo de los irregulares movimientos de dinero que durante años realizó el político español imputado en el caso Gürtel. El grueso de las pesquisas se centra por ahora en el Lombard Odier, ya que al menos ocho empleados del mismo aparecen estrechamente relacionados con dos empresas claves de la trama: Favona SA e Impala Limited.

Figaredo es una de las máximas ejecutivas de la sociedad de inversión que el grupo de banca privada helvético tiene en España

El propio fiscal de Ginebra, Jean-Bernard Schmid, reconocía a finales de mayo a la Radiotelevisión Suiza (RTS) que estaba "tratando de determinar el alcance de las operaciones que se han llevado a cabo en Ginebra, determinar el origen de los fondos y el por qué de ciertas operaciones". Schmid confirmó la apertura de la investigación, aunque ligó el avance de las mismas a que la Audiencia Nacional pueda determinar finalmente el origen ilícito de los fondos del extesorero del PP. "Si el dinero que se encuentra aquí [en Suiza] es de origen criminal, debe ser confiscado" anunció el representante de la justicia helvética, quien apuntó a la posible existencia en su país de un delito de lavado de dinero.

La empresa que centra la mayor parte de las sospechas de la Justicia suiza es Favona SA, la gestora a través de la cual Bárcenas controlaba todos los movimientos de sus cuentas en Suiza. Esta compañía, de 30 empleados y con un volumen de negocio de 4,3 millones de francos suizos anuales (3,5 millones de euros), aparece en numerosos documentos de los remitidos hasta ahora por las autoridades de Berna a la Audiencia Nacional como la responsable de realizar las gestiones ante las dos entidades financiera donde Bárcenas atesoraba su fortuna, el Dresdner Bank-LGT y el propio Lombard Odier. Lo más llamativo es que con este último banco sus lazos son especialmente estrechos: la sede de Favona está junto a la oficina principal del banco, desde la centralita de éste último se transfieren llamadas a la gestora y, además, tres de cuatro miembros del consejo de administración son altos directivos del Lombard Odier.

La estecha relación de directivos de Lombard Odier con Favona no es, sin embargo, la única implicación de altos cargos de la entidad financiera en la trama utilizada por el extesorero del PP para ocultar su dinero. Como ya adelantó Vozpópuli el pasado 6 de febrero, la documentación que a finales del pasado año remitieron las autoridades de Berna sobre una de las cuentas que poseía Bárcenas en otro banco helvético, el Dresdner Bank-LGT, relacionba a otros cinco directivos del Lombard Odier en la gestación de la compleja red de empresas fantasmas utilizadas para ocultar el dinero y, sobre todo, en la creación de Sinequanon, la fundación panameña que sirvió de pantalla al político español en Suiza.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba