Economía

Los créditos fiscales salvan a Liberbank de las pérdidas y engordan a Kutxabank

Una, la entidad vasca, apenas gana 2,8 millones antes de impuestos en el tercer trimestre. El otro, el banco presidido por Manuel Menéndez pierde 46 millones hasta septiembre. Sólo dejar de pagar impuestos les permite salvar las cuentas.

Manuel Menéndez, presidente de Liberbank.
Manuel Menéndez, presidente de Liberbank.

Si en algo coinciden la gran banca con las entidades medianas y pequeñas es en la pobreza de sus resultados en el mercado nacional. La senda de los números rojos mostrados por Santander, BBVA, Sabadell y Caixabank en el tercer trimestre vuelve a mostrarse en la cuenta de resultados de Liberbank. Sólo la apelación a los créditos fiscales evita que el banco presidido por Manuel Menéndez cierre los nueve primeros meses en negativo (apenas gana 14 millones). Este mismo artificio contable le sirve a Kutxabank para engordar sus beneficios en los tres primeros trimestres hasta los 60,3 millones (-4,4% que un año antes).

Sin estas ventajas fiscales, generadas por bases imponibles negativas que se compensarán con beneficios a futuro, los resultados de la entidad presidida por Mario Fernández adelgazan hasta los 48,1 millones (-25,8% que en el tercer trimestre de 2012). Especialmente pírricos han sido los beneficios de Kutxabank en este último trimestre: apenas 2,8 millones antes de impuestos.

Ambas entidades explican el desplome de sus resultados en las provisiones que han tenido que efectuar por el ejercicio de reestructuración de los créditos refinanciados al que ha obligado el Banco de España a todo el sector. Liberbank ha tenido que dotar 278 millones a la reclasificación de sus refinanciados tras clasificarse como dudosos préstamos por valor de 132 millones, que se encuentran al corriente de pago. La entidad fruto de la fusión entre Cajastur, Caja de Extremadura y Caja Cantabria ha descartado "impactos adicionales significativos" de la nueva normativa de refinanciaciones. "Los saneamientos, incluidas las dotaciones de carácter voluntario y las constituidas en el ejercicio anterior, permiten que no se prevean impacto significativos adicionales derivados de la nueva normativa sobre refinanciaciones", ha explicado la entidad. Por su parte, Kutxabank ha provisionado un total de 391 millones. Con esa cantidad, la entidad vasca considera que ha anticipado en su totalidad la cobertura del impacto de los nuevos criterios sobre préstamos refinanciados, conforme a la carta de instrucciones remitida por el Banco de España.

La morosidad de Kutxabank creció muy ligeramente en el tercer trimestre. Excluidos los activos problemáticos del sector de promoción inmobiliaria, el índice de mora fue del 5,4%. La morosidad del Grupo se situó en el 10,88%, más de un punto por debajo de la media del sector bancario (12,12% en agosto de 2013, porcentaje ya reducido tras el traspaso masivo de las entidades a la Sareb de sus activos inmobiliarios más deteriorados). A 30 de septiembre de 2013 la cobertura de activos dudosos se situó en el 64,75%.

Mientras, La ratio de morosidad de Liberbank, excluidos activos cubiertos por el EPA, fue del 9,6 % . Durante el tercer trimestre del año el crecimiento de activos dudosos se debió en buena medida a factores extraordinarios, ya que en este periodo han sido clasificados como dudosos subjetivos préstamos por 132 millones de euros, que se encuentran al corriente de pago. La mora de hipotecas de particulares se mantuvo controlada, a pesar del negativo entorno económico (4,5 por ciento), e inferior a la media del sector. El nivel de cobertura de activos dudosos con fondos alcanzó el 55 por ciento (incluyendo disponibles del EPA).

Más allá de este esfuerzo adicional en saneamientos, que las entidades acompañan a la limpieza que siguen efectuando del ladrillo, los verdaderos indicadores del negocio bancario continúan mostrando su debilidad en un entorno económico que sigue arrastrando la recesión de los pasados trimestres.

El margen de intereses de Liberbank desciende un 25% (315 millones) en la comparación entre septiembre de 2012 y 2013. Además, las comisiones se reducen un 14,7% (158 millones), mientras que la caída se acrecenta hasta el 54,9% por los menores ingresos en dividendos y resultados de las empresas asociadas (30 millones en los nueve primeros meses).

En el caso de Kutxabank, su margen de intereses cae un 20% (560 millones) en un año, a causa de la revisión de los préstamos hipotecarios y a la disminución de sus volúmenes.Sin embargo, la entidad vasca logra elevar, aunque tímidamente, sus comisiones percibidas (un 4,5% hasta los 268 millones).

En ambos casos se continúa con el proceso de desapalancamiento de su cartera crediticia. En un año, la entidad vasca ha reducido un 5% (2.360 millones) su saldo vivo de préstamos hasta los 46.812 millones. El descenso ha sido mayor en el caso de Liberbank. La entidad gestionada por Menéndez ha reducido su financiación en un 9% (2.514 millones) en un año, hasta los 26.538 millones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba