Economía

El Gobierno aprobará la dación en pago y el fin de las cláusulas suelo por ley para las familias sin recursos

Moncloa y la banca han venido negociando en la última semana los términos de la ley de segunda oportunidad anunciada por Rajoy. Se ampliará el número de beneficiarios, para ampliarlo a tramos de edad más joven, que ya gozaban de las ventajas hipotecarias recogidas en el código de buenas prácticas bancarias que entró en vigor en 2012. El real decreto se aprobará probablemente este viernes.

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno.
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno. EFE

La ley de segunda oportunidad anunciada por Mariano Rajoy, durante su intervención en el debate sobre el estado de la nación, tendrá un efecto directo sobre las familias más desfavorecidas. Todo un paquete de ventajas apra familias con el que el PP pretende recuperar votos. Dos son las medidas estrellas del futuro real decreto que, previsiblemente, se aprobará este viernes por el Consejo de ministros: la eliminación de la cláusulas suelo y la dación en pago. En ambos casos, sólo podrán acogerse a estas medidas aquellas personas o familias que se encuentren en una situación de extrema dificultad económica.

Los parámetros de quienes podrán beneficiarse quedarán delimitados en el texto del real decreto. Las nuevas medidas han sido negociadas con la banca durante las dos últimas semanas, según confirman varias fuentes del sector, mediante el intercambio de diferentes borradores. El punto de partida de las negociaciones ha sido el código de buenas prácticas que viene aplicando la banca desde 2012, a raíz del real decreto de protección a los deudores hipotecarios aprobado el 9 de marzo de ese año.

Sobre esa base, el Gobierno ha incrementado el número de beneficiarios que puede gozar de estas nuevas deducciones. Por una parte, se han añadido más tramos de población joven beneficiada. Además, el real decreto incrementará la tipología de inmuebles que formarán parte de esta ampliación del código de buenas prácticas. Hasta la fecha, la aplicación de este código se extendía a las hipotecas constituidas en garantía de préstamos o créditos concedidos para la compraventa de viviendas cuyo precio de adquisición no hubiese excedido de los 200.000 euros, para municipios de más de 1.000.000 de habitantes; para municipios de entre 500.001 y 1.000.000 de habitantes o los integrados en áreas metropolitanas de municipios de más de 1.000.000 de habitantes: 180.000 euros; para municipios de entre 100.001 y 500.000 habitantes: 150.000 euros, y finalmente, para municipios de hasta 100.000 habitantes: 120.000 euros. El nuevo real decreto permitirá que inmuebles de mayor precio puedan incluirse.

Situación de 'umbral de exclusión'

En cuanto a los beneficiarios, un mayor número de personas o familias estarán incluidas dentro del concepto de exclusión económica. Hasta la fecha, se consideran situados en el umbral de exclusión aquellos deudores de un crédito o préstamo garantizado con hipoteca sobre su vivienda habitual, cuando concurran en ellos todas las circunstancias siguientes:

a) Que todos los miembros de la unidad familiar carezcan de rentas derivadas del trabajo o de actividades económicas. A estos efectos se entenderá por unidad familiar la compuesta por el deudor, su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho inscrita y los hijos con independencia de su edad que residan en la vivienda.

b) Que la cuota hipotecaria resulte superior al 60 por cien de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.

c) Que el conjunto de los miembros de la unidad familiar carezca de cualesquiera otros bienes o derechos patrimoniales suficientes con los que hacer frente a la deuda.

d) Que se trate de un crédito o préstamo garantizado con hipoteca que recaiga sobre la única vivienda en propiedad del deudor y concedido para la adquisición de la misma.

e) Que se trate de un crédito o préstamo que carezca de otras garantías, reales o personales.

f) En el caso de que existan codeudores que no formen parte de la unidad familiar.

Pues bien, ahora se quiere ampliar esos supuestos a tramos de edad más joven. En definitiva, todos aquellos que formen parte de este grupo de beneficiarios podrán solicitar a su entidad la eliminación de la cláusula suelo, exista o no mala comercialización. En la práctica, los bancos vienen aplicando la eliminación de esta cláusula abusiva en las reestructuraciones hipotecarias con aquellos clientes en situación de más dificultad económica.

"Este es el primer paso para la eliminación definitiva de este tipo de cláusulas", sostienen desde un par de entidades. Un anuncio que la banca viene esperando desde que el Tribunal Supremo, en 2013, obligase a BBVA, Novagalicia y Cajamar a anular todos los suelos de sus clientes. De hecho, el Banco de España resuelve en la mayoría de los casos a favor de los clientes cuando recibe una reclamación por las cláusulas suelo. Dictámen que obliga a las entidades a la retirada individual de este producto.

Además, la nueva ley regulará la dación en pago obligatoria para todos aquellas personas o familias que, tras haber liquidado todos sus bienes, ya no cuenten con más recursos económicos para hacer frente a la deuda con el banco. Rajoy se limitó a explicarlo así en su intervención en el Congreso: "Las familias van a poder a partir de ahora lograr una reestructuración de sus deudas mediante un acuerdo extrajudicial de pagos; un procedimiento coordinado, transparente y reglado, que les permitirá negociar de forma unificada y supervisada con sus acreedores. Todas las deudas privadas quedarán exoneradas una vez ejecutadas las garantías".

En opinión del presidente del Gobierno, "este procedimiento se hará especialmente sencillo para los particulares, de forma que en plazos muy breves y con los menores costes administrativos puedan acordar quitas, aplazamientos y otras formas de reducción de la deuda".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba