Las prisas del Gobierno encajan mal con el calendario europeo

Moncloa le rompe el paso a Bruselas con el adelanto de los Presupuestos de 2016

La Comisión Europea suele emitir en noviembre su dictamen sobre los borradores de presupuesto nacionales. Problema: para entonces los españoles ya serán definitivos.

La secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
La secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. EFE

El acelerón que ha dado Moncloa para aprobar los presupuestos antes de perder eventualmente la mayoría absoluta ha provocado un daño colateral: el ciclo normal de revisión de las cuentas por parte de Bruselas.

Desde hace tres años la Comisión Europea emite en noviembre un dictamen sobre el borrador de presupuesto de cada Estado. Identifica si éstos se adaptan o no a los requisitos de la Unión, para evitar casos de extrema tensión económica como los vividos por Grecia, Portugal, Irlanda o la propia España. Y los revisa para que se hagan cambios: “Si algún plan presupuestario diverge respecto de los objetivos a medio plazo del Estado miembro correspondiente, la Comisión puede solicitar su reelaboración”, se lee en las normas.

El examen es especialmente detallado para para países que, como el nuestro, se encuentran dentro del Procedimiento de Déficit Excesivo. Ahora, con unas cuentas que ya estarán cerradas en octubre, Bruselas no va a poder seguir con su calendario normal (el llamado Semestre Europeo) si quiere opinar, y tendrá que encontrar un encaje especial para Madrid.

El Gobierno asegura que el adelanto "se ha hablado con" Bruselas.

El proyecto de Ley de Presupuestos se presenta este viernes en el Consejo de Ministros, y luego ante el Congreso el próximo martes. En agosto no hay vacaciones para los diputados entre otras cosas porque el debate se hará la última semana del mes. Así, en septiembre estará ya pasando el trámite de enmiendas en el Senado y habrá vuelto al Congreso para ser aprobado definitivamente con la mayoría absoluta del Partido Popular.

El presupuesto debería estar ya finiquitado a finales de septiembre o principios de octubre, según fuentes conocedoras del proceso; en esa fecha Europa aún estará recibiendo los borradores de los Estados miembro para hacer sus evaluaciones.

El Ministerio de Hacienda asegura a Vozpópuli que “no se han saltado la recomendación” del Semestre Europeo y que “el procedimiento de adelanto de los Presupuestos se ha hablado con Bruselas”. Aseguran que “antes del 15 de octubre se remitirá el Plan presupuestario” y que “técnicamente, el Presupuesto todavía no estará aprobado, por lo que es conforme a lo previsto en el Reglamento (que esté en fase de proyecto para que la Comisión pueda opinar y, en su caso, emitir recomendaciones)”.

Consultada por Vozpópuli, la Comisión Europea dice que está estudiando el encaje del asunto.

A principios de 2013, en la postrimería de la crisis que casi derrumba el edificio del euro, Europa decidió paliar una de las fallas arquitectónicas expuestas: el hecho de que, con una moneda común, no hubiera políticas fiscales comunes, ni si quiera sincronizadas. Lanzaron una plétora de nuevos sistemas de supervisión, y todo a un ritmo coordinado en ese nuevo calendario presupuestario para la zona euro llamado el Semestre Europeo (en realidad un año natural). Las nuevas normas se recogían en el llamado “paquete de las seis medidas” (Six Pack), el paquete legislativo sobre supervisión presupuestaria (Two Pack) y el Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza.

Según el Semestre Europeo es en el penúltimo mes del año cuando “la Comisión publica sus dictámenes sobre los proyectos de planes presupuestarios para todos los países de la zona del euro y los programas de asociación económica para los países de la zona del euro con déficits presupuestarios excesivos [como España]”. Y este dictamen debe ser observado para posibles modificaciones del texto inicial: “Se invita a los Estados miembros a tener en cuenta el dictamen de la Comisión sobre su proyecto de plan presupuestario en el proceso de aprobación”, reza el Reglamento de la Unión Europea 473/2013 del 21 de mayo de 2013.

Y todas se engarzan en el calendario de adopción de políticas de la UE: “Octubre. Los Estados miembros de la zona del euro presentan a la Comisión (no más tarde del 15 de octubre) proyectos de planes presupuestarios para el año siguiente”, se lee en el memo de la Unión Europea sobre la nueva gobernanza económica de la zona tras la crisis del euro.

Los presupuestos nacionales se hacen encajar con otras recomendaciones mucho más detalladas: las de mayo

El Reglamento de la Unión Europea número 473/2013 del Parlamento Europeo y el Consejo del 21 de mayo de 2013 da cierto margen a la ruptura del calendario. “El dictamen de la Comisión sobre el proyecto de plan presupuestario debe adoptarse lo antes posible, y en todo caso a finales de noviembre a más tardar, tras haber tenido en cuenta en la medida de lo posible el calendario presupuestario nacional y los procedimientos parlamentarios nacionales aplicables en la materia, a fin de garantizar que las orientaciones de actuación de la Unión en el ámbito presupuestario puedan integrarse debidamente en los preparativos de los presupuestos nacionales”.

En todo caso, los presupuestos nacionales se hacen encajar con otras recomendaciones mucho más detalladas: las de mayo. Se supone que los que presente el Gobierno habrán pasado ya ese filtro y lo ha tenido en cuenta en el proyecto que presentará este viernes.

Por otro lado, en el dictamen de noviembre del año pasado la mayor parte de los puntos eran asépticos y descriptivos, o directamente loaban la labor española. Sin embargo, incluían la valoración de la Comisión sobre que “el proyecto de plan presupuestario de España, sujeto en la actualidad al componente corrector, corre el riesgo de incumplir las disposiciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. En particular, no se espera que el proyecto de plan presupuestario garantice el cumplimiento de los objetivos presupuestarios fijados en la recomendación del Procedimiento de Déficit Excesivo. Por lo tanto, la Comisión invita a las autoridades a que tomen las medidas necesarias dentro del proceso presupuestario nacional, con el fin de garantizar que el presupuesto de 2015 sea conforme con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba