Economía

El desembarco de Ruz en el caso Pescanova se nota: llega una lluvia de imputaciones

El entorno Sousa, tanto familiar como los principales directivos de la empresa pesquera, han sido imputados. Conforme el juez va accediendo a la información, va tomando las medidas que se esperaban. 

El desembarco del juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, comienza a hacerse notar en el caso Pescanova. El pasado mes de mayo, se declaró competente sobre el caso, cuya querella inicial se había puesto en el juzgado número 10 de Pontevedra, e imputó al presidente de la firma gallega, Manuel Fernández de Sousa-Faro, a otros tres directivos de la entidad y al grupo alimentario como persona jurídica por falsear sus cuentas anuales y utilizar información relevante. Vozpópuli ya dijo que más pronto que tarde iban a ir cayendo los imputados.

Ahora, ha hecho lo propio con el hijo y al hermano del presidente, junto a otros cinco directivos de la firma gallega y de sus sociedades. La causa está abierta la querella puesta por inversores (en este caso, Luxempart), por falsear las cuentas de la compañía causando pérdidas a los accionistas.

También de esto informó Vozpópuli, al publicar que la CNMV estaba investigando al presidente de la compañía y “su entorno”, haciendo mención expresa a su hijo, por venta de acciones antes de la suspensión de pagos, cosa que no pudieron hacer muchos otros inversores.

Cómico

El asunto, poco a poco, se va deshilvanando. Mientras tanto, continúan los espectáculos que rozan lo cómico, como la convocatoria del consejo para el último día de mes por parte de Sousa, para designar nuevos conejeros, después de las últimas dimisiones.

La parte enfrentada al presidente (relevado de sus funciones) se lo toma a risa: “cuando le insistíamos en que convocara al consejo para que nos diera cuentas de la no presentación de cuentas no lo hacía y ahora que la empresa está en suspensión de pagos y él relevado, ya va por la segunda convocatoria extraordinaria”, dicen fuentes cercanas al consejo.

Estos, directamente, lo que desean es que el juez destituya totalmente a Sousa, para que finalicen estos despropósitos.

Ruz había citado a declarar a Sousa para el pasado 2 de julio, pero aplazó la comparecencia hasta tener el informe forense de KPMG así como toda la información necesaria sobre otras querellas puestas por determinados accionistas o colectivos, entre ellos el célebre sindicato ‘Manos Limpias’.

El juez no quiso que exponerse a una primera declaración que fuera una réplica a la realizada en infinidad de medios de comunicación, donde reiteró, claramente guiado por sus nuevos asesores, que todo lo ha hecho por el bien de la empresa, que hay mucho valor oculto en la empresa, que toda la crisis se ha debido a la caída de los precios del rodaballo y el salmón, etcétera.

De hecho, Ruz ha pedido al Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) copia certificada de cualquier informe, expediente informativo o sancionador o actuaciones de control técnico que haya incoado en relación con los trabajos de BDO, auditora de Pescanova en los últimos 10 años.

Los nuevos

Los nuevos imputados son Pablo Javier Fernández Andrade, hijo del presidente de la compañía y exdirector general en Inverpesca S.A.; Fernando Fernández de Sousa-Faro, hermano del presidente de Pescanova y miembro de la comisión de Auditoría y representante del consejero ICS Holding LTD; y Robert Albert Williams, consejero y miembro de la comisión de Auditoría.

También se encuentran Jesús García García, representante del consejero Sociedad Gallega de Importación de Carbones S.A.; Joaquín Viña Tamargo, responsable de Auditoría Interna y relaciones con los inversores; Antonio Táboas Moure, director financiero; y Alfredo López Uroz, director de Administración.

La acción judicial se dirige además contra las sociedades ICS Holding Limited, Inverpesca S.A., Inverlema S.L y Sociedad Gallega de Importación y Exportación de Carbones S.A.

Es decir, no sólo consejeros, sino el entorno de Sousa y sus principales ejecutivos.

Mientras tanto, la compañía continúa su andadura. La banca ya ha concedido el crédito de urgencia para mantener su actividad y desde los bancos llegan dos mensajes: cada vez se ve más claro que hay viabilidad industrial en la entidad y el actual administrador concursal, Senén Touza, sería un excelente consejero delegado de futuro. El ejecutivo de Deloitte conoce el sector pesquero a la perfección y otorga tranquilidad a los acreedores. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba