Economía

Escotet se prepara para tomar el control de Novagalicia en mayo

La autorización de Bruselas para que Banesco se convierta en dueño formal de la entidad gallega puede cerrarse en poco más de un mes. Mientras tanto, Escotet ha confeccionado un nuevo organigrama del banco con nueve direcciones generales.

Juan Carlos Escotet, presidente de Banesco.
Juan Carlos Escotet, presidente de Banesco.

La entrada formal de Banesco en Novagalicia parece encaminar su recta final. La autorización de la compra por parte de Bruselas, el último trámite para que Juan Carlos Escotet tome el control de la entidad gallega, podría producirse durante el próximo mes de mayo, según aseguran fuentes comunitarias. Ese mismo calendario se maneja en el entorno del banquero venezolano que salió ganador de la subasta por Novagalicia en diciembre pasado.

Una vez confirmada la autorización por Bruselas, Banesco tendrá que proceder al primer pago de 313 millones de euros (más 90 millones de una cartera de fallidos) de los 1.003 millones por los que adquirió Novagalicia. El resto se reparte en plazos a lo largo de 2016 (100 millones), 2017 (200 millones) y 2018 (300 millones). Desde el entorno de Escotet se asegura que el grupo venezolano cuenta ya con la cantidad para este primer plazo que abonará al FROB en cuanto Europa haya dado su autorización.

Nada más cerrarse la operación con el FROB, Escotet inició negociaciones con Europa para modificar el plan de negocio de Novagalicia marcado por la UE como contrapartida al rescate bancario. La intención del banquero venezolano es poder reducir las restricciones al crédito, así como ampliar el área de influencia de la entidad más allá de su área natural en Galicia, Asturias y León. Estas nuevas peticiones han retrasado la contestación de Bruselas sobre el calendario inicial manejado tanto por el fondo de rescate como por los nuevos dueños que se cifraba en el entorno de 90 días desde diciembre pasado.

Pese a que aún falta la autorización administrativa de la comisaría de la Competencia, dirigida por Joaquín Almunia, Escotet ha dado ya un giro radical a la estructura de la entidad. De hecho, Novagalicia anunció este jueves un nuevo organigrama directivo, con nueve direcciones generales y dos áreas de control. Con esta nueva organización, el banco quiere afrontar los grandes objetivos planteados por su comprador, Banesco: contribuir al crecimiento de Galicia a partir de un modelo de banca de servicio, centrada en el cliente, la promoción del crédito y la gestión responsable del riesgo.

El empresario venezolano cuenta ya con los 303 millones del primer pago por la compra de Novagalicia, aseguran desde su entorno

"Entre las nueve direcciones generales que se han constituido destacan un departamento exclusivo para el crédito (uno de los grandes objetivos que se ha marcado la entidad), un área que engloba todas las tecnologías de la información y los procesos (con el objetivo de simplificar los procesos de la entidad) y una división de negocio internacional dedicada a servir de nexo con los emigrantes españoles y a favorecer el desarrollo de la economía gallega en el exterior y la atracción de inversiones hacia Galicia", explica la entidad en un comunicado.

Las nueve direcciones generales dependen del director general corporativo, Francisco Botas, y sus responsables son: Finanzas (Alberto de Francisco); Crédito (José Luis Vázquez); Infraestructura Tecnológica, Información, Procesos y Operaciones (José Manuel Valiño); Capital Humano (María Camino); Responsabilidad Social Corporativa (Miguel Angel Escotet); Negocio España (pendiente de incorporar); Negocio internacional (Raúl Maestres); Mercado de Capitales; Gestión y Distribución Institucional (Juan Luis Vargas- Zúñiga), y Desarrollo de Activos Singulares (Juan M. Hernández).

Dependiendo del director general corporativo Francisco Botas, se han creado dos direcciones generales de control: Control Corporativo y Riesgos, como signo de la importancia que el control responsable del riesgo global adquiere en esta nueva etapa; y Asuntos Legales, bajo la dirección de Eduardo Álvarez-Naveiro. Hasta que se produzca el visto bueno de la Comisión Europea a la compra de NCG Banco, sigue al frente del mismo la Junta de Administradores nombrada por el FROB, de la de dependen directamente, como hasta ahora, las áreas de Secretaría General, Auditoría Interna y Comunicación. 

Precisamente ha sido el FROB el que ha tenido que trasladar a Bruselas la solución ideada por Banesco para los alrededor de 35.000 preferentistas que aún no han podido recuperar su inversión por la vía del arbitraje. Nada más adquirir Novagalicia, Escotet se comprometió a restituir a todos aquellos afectados por la compra de productos híbridos que no hubieran recuperado su dinero.

Este viernes el presidente de Banesco se reunirá con varias plataformas de afectados por las preferentes de Novagalicia para explicarles su plan. Según publica La opinión de A Coruña, en una cita informal hace quince días con los miembros de la plataforma de Vigo, el banquero les avanzó la posibilidad de aliviar los costes de tasas judiciales y abogados entre los afectados que esperan su turno en los tribunales para recuperar su dinero. Entonces, el líder del grupo Banesco no entró en más detalles ante la necesidad de que el FROB selle un acuerdo con Bruselas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba