Economía

Fomento aprovecha el ‘Plan Juncker’ para financiar los proyectos de alta velocidad con problemas

A falta de desglosar las inversiones por las que España recibirá 53.000 millones, Ana Pastor avanza que están la ‘Y Vasca’, el AVE a Almería y el tramo Algeciras-Bobadilla, todos con retrasos. También el corredor Mediterráneo, cuya demora indigna a los empresarios valencianos. 

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker EFE

Poco se sabría de las inversiones que prevé para España (53.000 millones de euros) el llamado Plan Juncker(315.000 millones para toda la UE), si no fuera por los detalles que arrojó la ministra Ana Pastor a la entrada del Consejo de Transportes de la Unión en Bruselas la semana pasada. Este martes 10 de diciembre España protagonizó la sorpresa en Bruselas, al presentar los 27 países restantes una lista desglosada con los proyectos a financiar que en el caso español consistió en la mitad de una hoja con las líneas generales y sin concretar ningún proyecto. “Por prudencia”, dijo de Guindos.

Todo está en fase preliminar y todo es susceptible de caerse del plan. Sin embargo, se conocen algunas pinceladas a través de las breves declaraciones de Pastor así como unas pocas filtraciones que publicó El País en noviembre. En ambos casos hay un denominador común: la alta velocidad. La ministra de Fomento habló de “los dos corredores” (Atlántico y Mediterráneo), de la "Y Vasca" (que a su vez forma parte del corredor Atlántico), del “AVE a Almería” y de “la conexión Algeciras-Bobadilla”. Cuatro proyectos que han padecido numerosos problemas de financiación en los últimos años.

Fomento aprovecha el tirón del Plan Juncker para meter todos los proyectos con dificultades en los últimos años relacionados con la alta velocidad. En el escueto capítulo de transportes que aparece en la Task Force para la Inversión (el grupo de trabajo compuesto por técnicos de la Comisión Europea, del Banco Europeo de Inversiones y del Gobierno español) se notifica una cuantía de 6.115 millones para “corredores y conexiones olvidadas” en el que no hay nada específico pero donde estarían incluidos los proyectos que citó la ministra.

El Corredor Mediterráneo se encuentra actualmente en un punto muerto, con la patronal y los exportadores del Levante en pie de guerra contra Fomento

Por ejemplo, el Corredor Mediterráneo se encuentra actualmente en un punto muerto, con la patronal valenciana y los grandes exportadores del Levante en pie de guerra contra Fomento. Introducido en la red transeuropea de transporte en octubre de 2011, el corredor ferroviario de viajeros y mercancías levantó una enorme expectación en su día al tratarse de una infraestructura primordial en tiempos tan austeros. Prevé funcionar con la triple vía (ancho ibérico y ancho europeo) y tenía previsto llegar en 2015 a Valencia y en 2016 a Alicante. Una previsión que ha desaparecido de los planes de Fomento. “Aunque prácticamente todo está licitado, las obras están paradas y no hay dotación presupuestaria suficiente para concluirlas en el tiempo previsto”, criticó recientemente Vicente Boluda, de la Asociación Valenciana de Empresarios.

Podría decirse lo mismo de la 'Y Vasca', un proyecto de alta velocidad en el País Vasco que ha conocido sucesivas demoras durante la actual crisis. Incluida en el corredor Atlántico (como recordaba Ana Pastor la semana pasada antes del Consejo de Transportes de la UE), el último revés de esta obra ocurrió con motivo de los últimos Presupuestos Generales del Estado. Presentados como los PGE más favorables de los últimos años a la alta velocidad (más de 3.500 millones, el grueso de la inversión ferroviaria), Fomento dedicó al AVE vasco 221,8 millones, un número “insuficiente” para el Gobierno de Vitoria.

“Con esa cantidad todavía necesitaremos muchísimos años para acabar el proyecto de la Y Vasca, que en teoría iba a estar terminado en 2011 y que seguro que no acaba ni para 2020”, denunció el portavoz económico del PNV Pedro Azpiazu a comienos de octubre. “No parece que le pongan mucho interés a este proyecto, en teoría prioritario para el Gobierno y para Europa”.

Más de lo mismo sucede con el tramo Algeciras-Bobadilla y la conexión Almería–Murcia. Respecto al primero, la Junta de Andalucía urgió a Fomento en noviembre a dar solución a los problemas en ese tramo, puesto que es el “elemento crítico de los corredores Atlántico y Mediterráneo al constituir su parte troncal”. Desde el Gobierno andaluz también se pidió mejorar las “pésimas” condiciones operativas del puerto de Algeciras, el de mayor tráfico de España y quinto de Europa.

Peor está el tramo Murcia-Almería, que permitirá conectar algún día por AVE la retirada ciudad almeriense con el Levante por primera vez desde 1985, con el cierre de la última línea ferroviaria. Aparte del retraso de las obras y de los problemas financieros de este ramal, aquí se han producido situaciones delirantes: en abril, hubo que tapiar un doble túnel del futuro AVE cuyo coste había ascendido a 500 millones. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba