La puerta giratoria con destino al Santander espera a Pérez Renovales

De Soraya a Ana Botín: el lógico retorno de Pérez Renovales al Santander

Muchas voces en la entidad consideran que Ana Botín no culminará los cambios en el organigrama hasta que logre el regreso de uno de los más destacados miembros del 'clan de los sorayos'. Un objetivo que la presidenta del Santander lleva persiguiendo desde hace meses y que ahora se abre con la salida del abogado del Estado del Gobierno.

Jaime Pérez Renovales.
Jaime Pérez Renovales. UIMP

Su salida tuvo fecha de retorno. No sólo porque Jaime Pérez Renovales abandonase el Santander con destino al Gobierno de Mariano Rajoy con la excedencia en el bolsillo. Sino porque muchas voces en el banco consideran que Ana Botín no culminará los cambios en el organigrama de la entidad hasta que logre su regreso. Un objetivo que la presidenta del Santander lleva persiguiendo desde hace meses pero que se veía frustrado por la tecla que siempre ha tentado a Renovales: servicio al país. Sin embargo, su silenciosa salida del Ejecutivo este viernes, el único cambio de la tan cacareada -y, de momento, ausente- crisis de Gobierno parece adelantar lo inevitable: su lógico retorno al Santander.

Hay quien ya coloca a Pérez Renovales como nuevo secretario del consejo del banco rojo. "Ana le tiene reservado ese puesto desde que asumió la presidencia", aseguran en el entorno de Boadilla. De ser así se procedería al relevo del actual jefe jurídico del consejo de administración, Ignacio Benjumea, que tiene aún recorrido a sus 62 años, pero es una persona más ligada al fallecido Emilio Botín que a la hija. En la entidad ni quitan ni ponen rey. Dicen desconocer la hoja de ruta de Pérez Renovales. Pero celebrarían su retorno.

La relación con la presidenta del Santander es tan estrecha como lejana. Pérez Renovales era el jefe de los servicios jurídicos de Banesto cuando Ana Patricia (entonces aún mantenía el nombre compuesto) era presidenta y fue nombrado en 2009 vicesecretario general del Santander. Tras irse ella a dirigir la filial en Reino Unido, Soraya le fichó para el Gobierno apelando a su espíritu de hombre de Estado. De hecho, en la puerta giratoria dejó un sueldo cercano al millón de euros anual por la retribución de 60.000 euros como subsecretario de Presidencia.

Hay quien ya coloca a Pérez Renovales como nuevo secretario del consejo del banco rojo. En la entidad ni quitan ni ponen rey. Dicen desconocer la hoja de ruta de Pérez Renovales. Pero celebrarían su retorno

Perdió dinero pero ganó poder. No en vano, por sus manos ha pasado toda la cocina de la presente legislatura. Leyes, decisiones, normativas guardadas en el cajón, todo tipo de papeles y el complicado juego de relaciones en un Gobierno manejado hasta hace pocas semanas por Soraya Sáenz de Santamaría. La 'vice' le dejó mando en plaza conocedora de sus actitudes, aptitudes y su lealtad. Ambos forman parte del 'clan de la gloriosa o de los sorayos', el club de abogados del Estado al que se llegó a considerar, desde algunos importantes despachos, como el gobierno en la sombra en los momentos de máximo esplendor de Soraya en Moncloa. Tres subsecretarios, un director-general, una secretaria-general técnica, la propia jefa de la Abogacía del Estado, el marido de una vicepresidenta o destacados miembros de grandes empresas privadas.

La propia Sáenz de Santamaría ha anunciado en su comparecencia de los viernes ante la prensa el cese a petición de Renovales, agradeciéndole “su trabajo y su entrega” en los tres años y medio en los que ha permanecido en el cargo, así como "toda su generosidad". "Me ha ayudado mucho y le voy a echar mucho de menos", ha lamentado la vicepresidenta, insistiendo en que cuando se incorporó a su equipo en 2011 lo hizo en un momento en el que España "encaraba retos muy difíciles".

Su salida del Gobierno ha sorprendido entre el mundo financiero. No tanto en la esfera política. Desde hace meses, Pérez Renovales comenzó a hacer guiños de querer un ascenso. Salió de la 'cocina' de Moncloa, allí donde había ideado la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA) o el armazón legal para el cambio de rey, para dejarse ver en desayunos y foros tan necesarios en Madrid para hacer lobby en su interés. Su objetivo era convertirse en ministro, auspiciado por la 'vice', y el calado de su aportación a la legislatura.

Pero ambos méritos no han sido suficientes, y menos en estos momentos de pérdida de mando de Soraya, para aparecer en los ministros entrantes, en caso de confirmarse la crisis de Gobierno. La causa de su salida por decisión propia del Gobierno en determinados ámbitos políticos. Lo cierto es que Pérez Renovales, como subsecretario, no tiene que cumplir el período de incompatibilidad de dos años para volver a la esfera privada que sí deben cumplir, sin embargo, desde secretarios de Estado al resto de personas con más escalafón en el Gobierno. La puerta giratoria con destino a Boadilla se ha abierto de par en par. Ahora sólo falta que la mano derecha de Ana Botín comience a girarla.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba