Economía

Fainé aprovecha la inyección del BCE: “Cuando me dicen que no hay crédito, digo: pidan, pidan los créditos”

El presidente de Caixabank, Isidro Fainé, se ha mostrado “esperanzado” en que a lo largo de este ejercicio 2015 la entidad pueda resolver “los problemas de crédito de las personas y empresas que confían en nosotros”. Caixabank se anima este año a volver a dar crédito en tasas positivas totales gracias a la inyección de liquidez que ha aportado el Banco Central Europeo (BCE). 

El presidente de La Caixa, Isidro Fainé
El presidente de La Caixa, Isidro Fainé GTRES

Las tornas en el sector bancario han cambiado. Las entidades bancarias quieren volver a conceder crédito, pero con las cautelas de asegurarse que los que pidan un préstamo puedan devolverlo. El presidente de Caixabank, Isidro Fainé, ha animado a las familias de toda España que son sus clientes a que se acerquen “a nuestras oficinas y pidan crédito”. Sin duda, la entidad podrá empezar a transmitir la ingente liquidez que le aporta a un interés de casi el 0% el Banco Central Europeo (BCE). 

Fainé ha justificado con una reflexión del multimillonario inversor estadounidense Warren Buffet las cautelas que hay que tener “y que tiene Caixabank” a la hora de conceder crédito y establecer los criterios de aprobación en función de la solvencia: “El director de cualquiera de nuestras oficinas sabe que el dinero no es suyo y sabe que debe estar al servicio de concederlo en forma de créditos a sus clientes. Tengo en cuenta las dos condiciones de Warren Buffet a la hora de conceder crédito: la primera es que el banco se asegure que el cliente vaya a devolver el crédito y, la segunda, es que nunca hay que olvidarse como banqueros de la condición anterior”, ha expresado Fainé. 

Después de siete años de crisis financiera, primero, y debacle en el crecimiento económico, después, las entidades bancarias quieren aprovechar la ingente inyección de liquidez del BCE para volver a la esencia de su negocio: conceder crédito a empresas y particulares para ampliar sus márgenes con los intereses. Esa diferencia entre el interés del crédito concedido y el coste de los depósitos –a penas del 0,8%- es el beneficio del banco. 

 "Debemos animar a los directores de nuestras oficinas a dar créditos", sostiene Fainé

Caixabank, como el resto de bancos del sector, accede a un tipo casi del 0% a la liquidez que ofrece al BCE y eso se quiere revertir a los ciudadanos y empresas en forma de créditos a los que presta a un tipo de interés tres o cuatro puntos por encima del interés ofertado por el BCE. “Ante esta situación nosotros debemos animar a los directores de nuestras oficinas a dar créditos. Cuando me dicen que no hay crédito en la sociedad yo contesto pues pidan, pidan los créditos”, ha afirmado Fainé en su intervención esta mañana durante la presentación de resultados de 2014 que se ha celebrado en la sede de la fundación bancaria en Barcelona. 

En 2014, Caixabank aumentó en un 5,1% el margen de sus intereses –el beneficio que obtiene el banco tras prestar y retribuir por depósitos a sus clientes- que se elevó hasta los 4.155 millones de euros el año pasado. El rendimiento del crédito se estableció en el 3%, mientras que el coste de los depósitos (el interés al que retribuyen a los clientes que tienen depositado su dinero en la entidad vía depósitos u otros productos) fue del 0,83%. 

El crédito no crece en 2014, pero sí en el último trimestre

En cuanto al crédito, Caixabank contabilizó el año pasado un total en su cartera del crédito de 197.185 millones de euros, un 4,8% menos que en el ejercicio anterior. Pero la entidad apunta a que en el último trimestre de 2014 el diferencial aumentó en un 1,4%. De esta cifra total, el crédito a particulares cayó un 5,4% hasta los 111.350 millones de euros. Y el crédito total a empresas cayó el 8,9% hasta los 72.276 millones, pero experimentó un incremento del 3,7% en el último trimestre del año. 

Fainé ha insistido en que CaixaBank no tiene ningún "Plan B" con respecto a Cataluña

“Esto significa que creemos que durante 2015 vamos a mantener o incrementar la concesión de crédito este año siguiendo la tendencia alcista en la cartera de crédito del último trimestre del 2014”, ha asegurado Gonzalo Gortázar, consejero delegado de la entidad. 

Fainé rechaza cobrar por tener dinero en el banco

El presidente de Caixabank ha mostrado su rotundo rechazo a que tanto en la fundación bancaria Caixabank como en el resto de la banca española pueda llegar a cobrarse (intereses negativos) a los clientes que dispongan de depósitos ante el actual escenario económico de intereses a tipo casi del 0% y que perdurará en el tiempo. De hecho, bancos alemanes como el Commerzbank ya están cobrando a sus clientes institucionales por disponer de depósitos y se ha planteado la posibilidad de hacerlo también con clientes minoristas. 

“Va en contra de toda nuestra política de ofrecer alternativas de inversión más rentables a nuestros clientes. Sí hemos notado un trasvase de clientes hacia los fondos de inversión, precisamente en busca de mayores rentabilidades respecto de las cuentas a la vista u otros depósitos a largo plazo que ofrecen actualmente poca rentabilidad”, ha señalado Fainé en respuesta a una pregunta de Vozpópuli. 

“Caixabank no ha costado ni un euro al Estado”

El presidente de CaixaBank ha destacado además que su entidad no ha costado ni un euro al Estado; al revés, habría contribuido a la reestructuración con 3.530 millones. Fainé también ha alabado el QE de Draghi

Isidro Fainé ha afirmado que Caixabank no ha necesitado de ningún desembolso de dinero público para superar la crisis. El presidente de la entidad catalana ha cifrado en 3.530 millones la contribución que CaixaBank habría realizado a la reestructuración del sector.

Fainé asegura que no ha habido una fuga de depósitos por el debate soberanista

El desglose ofrecido por Fainé es el siguiente. Desde 2008, CaixaBank ha destinado 1.972 millones al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Otros 977 millones se han destinado al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para la devolución de preferentes de Banca Cívica y otros 581 millones ala Sareb, de la que CaixaBank, como el resto del sector con la excepción de BBVA, es accionista.

En cuanto a las provisiones totales que ha realizado Caixabank en los siete años de crisis económica Fainé ha situado este montante en los 33.000 millones de euros destinados, principalmente, a reforzar su capital y solvencia. El presidente de CaixaBank también ha aplaudido las medidas tomadas por el Banco Central Europeo (BCE). De acuerdo con Fainé, la expansión cuantitativa (QE) servirá tanto a evitar espirales deflacionistas en la economía como a impulsar al sector financiero. 

“No hay plan B sobre el debate de Cataluña”

Fainé también ha insistido en que CaixaBank no tiene ningún "Plan B" con respecto a Cataluña y que confía en un acuerdo entre Cataluña y España. "Claramente no tenemos ningún plan B de nada", ha afirmado, añadiendo que no habido una fuga de depósitos por el debate soberanista, y ha aclarado que cualquier pérdida o ganancia de pasivo responde simplemente a la competencia entre entidades financieras. 

A su vez, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha asegurado que la entidad no tiene decisión tomada con respecto a la posibilidad de pujar por el luso NovoBanco, resultado de la intervención de Banco Espírito Santo. El número dos del grupo catalán ha recordado que cualquier decisión al respecto no depende de CaixaBank, sino de su participada lusa Banco Portugués de Investimento (BPI).

CaixaBank obtuvo el año pasado un beneficio de 620 millones

Fainé ha descartado que CaixaBank decida vender su participación en el austriaco Ernste Bank, a pesar del mal momento por el que atraviesa la entidad. Las participaciones de CaixaBank en bancos extranejros, ha recordado Fainé, son inversiones a largo plazo. 

Aumento del beneficio

CaixaBank obtuvo el año pasado un beneficio de 620 millones, lo que supone un aumento del 96,3% frente a las cuentas de 2013, reformuladas tras un cambio en la contabilidad. El grupo mejora sus ingresos financieros un 5,1% en el año, debido principalmente al menor coste del pasivo. Suben también las comisiones, gracias a la buena evolución de productos de pasivo fuera de balance. Los ingresos totales, recogidos en el margen bruto, suben así el 9%, hasta los 6.940 millones.

Los gastos se reducen el 4,4%, pero el impulso final al beneficio llega de la fuerte caída de las provisiones, que bajan en total el 48,4%, tanto por el descenso del coste del riesgo, como por la falta de dotaciones extraordinarias, que en 2013 sí se produjeron para cumplir con el las nuevas normas sobre clasificación de créditos refinanciados.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba