Economía

Caixabank reduce en 50 el número de despedidos: 700 trabajadores saldrán de forma voluntaria

Los sindicatos han logrado que 50 empleados de Caixabank queden fuera del total de 750 despidos previstos inicialmente por la entidad. El ERE afectará finalmente a 700 empleados en distintas ciudades españolas. Las salidas serán pactadas, voluntarias, con prejubilaciones y encareciendo las indemnizaciones.

Isidro Fainé, presidente de Caixabank y La Caixa.
Isidro Fainé, presidente de Caixabank y La Caixa. EFE

Los sindicatos y la dirección de CaixaBank han alcanzado un acuerdo para reducir en sólo 50 empleados el número total de trabajadores despedidos por la entidad con sede en Barcelona en distintas ciudades españolas. El acuerdo del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) fija las condiciones de las bajas ante el Banco de España y afectará finalmente a un total de 700 personas, de los 750 previstos inicialmente por la entidad bancaria que preside Isidre Fainé.

Los sindicatos han logrado que ninguna de las bajas laborales sea forzosa y también han logrado que todas las salidas sean pactadas y sin traslados obligatorios fuera de las ciudades de los empleados sometidos al ERE.

Indemnizaciones más altas

Además de rebajar la cifra final de afectados, el banco ha elevado la cuantía de las indemnizaciones, lo que ha hecho posible el acuerdo, que contempla además 200 traslados, también de carácter voluntario.

Los trabajadores de la entidad tienen ahora un plazo de diez días para adherirse a alguna de las medidas propuestas

CaixaBank divide a los 700 afectados por las extinciones de contrato en tres colectivos: los nacidos en 1960 o antes (los que tengan más de 55 años a finales de este año); los nacidos en 1961 y 1962 (54 o 53 años) y los nacidos a partir de 1963 (52 años o menos), según el acuerdo firmado entre la entidad financiera y las centrales. Para estos últimos, el banco ha fijado finalmente la indemnización en 45 días por año trabajado, con un mínimo de 36 mensualidades y un máximo de 42 días por año trabajado.

En lo que se refiere a los empleados de 53 y 54 años, el banco ha ofrecido pagarles el convenio especial de la Seguridad Social hasta los 63 años, y abonarles el 57% de su salario fijo bruto anual correspondiente a ocho anualidades. A los empleados nacidos en el año 1961, CaixaBank pagará además una prima de 30.000 euros, que en el caso de los trabajadores de 53 años será de 35.000.

En cuanto a los mayores de 55 años, la entidad se ha comprometido a abonarles el 57% de su salario fijo bruto anual hasta los 63 años, así como a realizar las correspondientes aportaciones al plan de pensiones hasta esa edad y a mantener a los afectados la cobertura sanitaria.

Los nacidos en 1960 recibirán además una prima adicional de 25.000 euros, una cifra que en el caso de los nacidos en 1959 será de 20.000 euros, y en el de los trabajadores nacidos en 1958 o antes, de 15.000 euros, según las mismas fuentes.

Traslados voluntarios

Respecto a los traslados voluntarios de empleados desde comunidades excedentarias a otras con necesidades de personal, como Cataluña, se ha mantenido la cifra en los 200. "Los empleados que voluntariamente decidan trasladarse a más de 100 kilómetros de distancia desde su actual centro de trabajo o cambien de isla recibirán una compensación de 30.000 euros", señala el acuerdo.

"La mejor manera de renovar la plantilla es acordar un buen programa de prejubilaciones", destacan desde CCOO

"Los trabajadores de CaixaBank que decidan adherirse a alguna de estas medidas tienen ahora un plazo de diez días para hacerlo, mientras que la empresa dispone de quince días para dar respuesta a las peticiones que se planteen", según han confirmado a Vozpópuli desde Comisiones Obreras en Cataluña.

CaixaBank justifica este ajuste de plantilla para reducir el excedente de personal que, según afirma, tiene en las comunidades originarias de las cajas que dieron lugar a Banca Cívica, como en Andalucía, las Islas Canarias o bien en Navarra. El acuerdo, firmado por la mayor parte de los representantes legales de los trabajadores, entre ellos los de los sindicatos SECPB-CESICA, CCOO y UGT, contempla asimismo la posibilidad de que el próximo mes de enero se negocie un nuevo plan de desvinculaciones incentivadas, similares a prejubilaciones. Por su parte, desde la entidad financiera han asegurado que "durante el mes de julio se abrirá el periodo para que las personas que cumplan los requisitos puedan adherirse al ajuste pactado”.

Desde Comisiones Obreras en Cataluña han destacado a este diario que el acuerdo se ha firmado gracias a "la no aplicación de la reforma laboral (despidos forzosos a 20 días por año con el máximo de 1 año) y también se ha logrado mantener el concepto salarial de ayuda por hijos como hasta ahora y las 700 rescisiones contractuales de los empleados que se acojan al ERE se harán de forma voluntaria".

Añade el sindicato que "ha insistido en todo momento que la mejor manera de renovar la plantilla es acordar un buen programa de prejubilaciones" y destaca que en el acuerdo "se ha conseguido incorporar el compromiso de hacer una reunión durante el mes de enero de 2016 para negociar un plan de desvinculaciones incentivadas que sería efectivo en 2016”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba