Economía

La cúpula de Inversis se repartirá un bonus de 5,5 millones por la venta del banco

Y pagan los March, a pesar de que inicialmente estaba previsto que fuera la propia Inversis quien lo hiciera, si el proceso alcanzaba los precios y ratios deseados. 

Hasta 12 directivos de Inversis, incluyendo su consejero delegado, Fernando Herrero, se repartirán 5,5 millones de euros de bonus a raíz de la venta de la firma. La compañía fue colocada inicialmente a Banca Privada D´Andorra (BPA) por un precio de 208,9 millones de euros, como confirmaron mediante Hecho Relevante tanto Bankia como Banco Sabadell. Posteriormente, los March ejercieron el derecho de tanteo, recomprando el grupo por 217,4 millones, tal como consta en el regulador. Una diferencia de 8,5 millones. De ellos, 5,5 han sido para ejecutivos de la casa, muchos de ellos en posesión de un pequeño paquete accionarial, además.

Según fuentes cercanas al proceso, el precio ‘real’ de la operación fue 205,9 millones de euros. Al mismo, había que sumarle unos variables establecidos. En primer lugar, si la diferencia del patrimonio neto de la compañía entre el final de 2012 y el momento de la venta fuera positiva, se generaba un bonus. Eso se cumplió, por lo que se generaron 3 millones de variable.

Luego, había que añadir otros 8,5 millones en concepto de costes del proceso, de los cuales 3 fueron para KPMG y el despacho mercantil de apoyo y otros 3 para distintos gastos corrientes. Quedan 2,5, que sumados a los otros tres anteriormente mencionados, arrojaban los 5,5 millones en cuestión. Así lo aseguran las fuentes consultadas.

Primero, pagaba Inversis

En un principio, estaba pensado que el bonus corriera a cargo del vendedor, pero conforme se iba ‘recalentando’ el proceso, elevando el precio deseado de 150 millones a más de 200, se trasladó al comprador. Conviene recordar que según iban subiendo los precios, desde la propia Inversis insistían en subrayar la gestión de la directiva que tanto estaba optimizando el precio en beneficio de los accionistas.

BPA presentó a principios de este año una oferta de alrededor de 100 millones de euros por Inversis. Fue desestimada, pero sirvió para abrir un proceso ordenado de venta, con un precio deseado de 150 millones.

La enorme presión compradora disparó el precio más allá de los 200 millones, lo que suponía valorar a la entidad en más de 2 veces libros, unos porcentajes que han llamado sobremanera la atención en mercado y que constituyen una realidad: difícilmente Bankia y Sabadell harán una desinversión más rentable en términos porcentuales. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba