Economía

El gasto en intereses de la deuda ya supera en 10.000 millones de euros las ayudas al desempleo

¿Cuánto se gasta al año el conjunto de las Administraciones Públicas sólo en intereses? Pues en 2014 esta partida ascendió a los 34.533 millones de euros, un 50 por ciento más que lo que se desembolsó en subsidios a parados durante el mismo ejercicio.

Incluso con los rendimientos del bono español en mínimos históricos, el desembolso por intereses del conjunto de las Administraciones Públicas asciende a los 34.533 millones de euros. Tras las rúbricas de pensiones y remuneraciones de asalariados, los intereses se consolidan como la principal partida de gasto del Estado español, unos 10.000 millones por encima de lo que el Ejecutivo desembolsó en prestaciones por desempleo, según los datos de contabilidad nacional facilitados por el Ministerio de Hacienda.

Y eso que en 2014 el capítulo de los intereses tan sólo ha repuntado un 1 por ciento. Gracias a la intervención Deus ex machina de Mario Draghi, poco a poco se ha puesto freno a una escalada brutal que llevó el coste de la carga financiera desde los 16.892 millones registrados en 2007 a los 34.533 millones anotados en 2014.

El gasto por este concepto sencillamente se ha más que duplicado a la par que la deuda se disparaba en la misma medida, de los 383.798 millones de euros de 2007 hasta los 1,033 billones de 2014. O lo que es lo mismo traducido en porcentaje del Producto Interior Bruto: desde el 35,5 por ciento hasta el 97,7 por ciento del PIB. Por el momento, la prima de riesgo se encuentra en unos niveles muy bajos, pero cualquier cambio de humor en los mercados podría cambiar esta realidad. Si por ejemplo Grecia sale del euro, correríamos el riesgo de que se disparen aún más nuestros costes de financiación.

En cambio, el gasto en prestaciones por desempleo incluyendo contributivas y asistenciales se ha reducido durante 2014 en unos 5.000 millones, desde los 29.805 millones desembolsados en 2013 a los 24.811 finalmente destinados en 2014. El montante de la partida ha disminuido un 17 por ciento fruto de una caída del número de beneficiarios de casi el 12 por ciento. La cifra de perceptores de prestaciones contributivas ha descendido un 20 por ciento. Y la de beneficiarios en el nivel asistencial ha bajado un 7,5 por ciento.

Lo cual se traduce en que a fecha de febrero de 2015 el número de desocupados sin subsidio o prestación alcanza los 2,1 millones frente a los 2 millones de 2014, los 1,98 millones de 2013 y los 1,6 millones de 2012. O por ponerlo en porcentaje de cobertura, la tasa ha caído al 56 por ciento, ocho puntos menos que el año pasado.

Por niveles de Administración, los gastos en intereses del Estado central han subido un 5,8 por ciento hasta los 30.359 millones. Para las Comunidades, éstos han repuntado un 1,9 por ciento hasta los 7.410 millones de euros, de los que 1.600 millones se abonan al Estado central por el Fondo de Liquidez Autonómico. Por su parte, las Corporaciones Locales han recortado un 16 por ciento sus desembolsos en intereses y se sitúan en los 1.139 millones después de haber amortizado deuda gracias al superávit generado. Entre Comunidades y ayuntamientos pagaron al Estado unos 945 millones por los préstamos del Plan de Pago a Proveedores.    


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba