LA INFORMACIÓN SERÁ "PROVISIONAL" SI EL DUQUE HA USADO EMPRESAS FIDUCIARIAS

La Agencia Tributaria, forzada a entregar los datos de Urdangarin al juez

La Ley General Tributaria obliga a la Agencia Tributaria a entregar al juez la información de que disponga de Iñaki Urdangarin. Sin embargo, esa información sólo esclarecerá "de forma provisional" si el duque de Palma se acogió o no a la amnistía.

La Agencia Tributaria entregará los datos de Urdangarín al juez
La Agencia Tributaria entregará los datos de Urdangarín al juez EFE

El artículo 95 de la Ley General Tributaria obliga a Hacienda a entregar al juez de Palma los datos fiscales de Iñaki Urdangarin. El magistrado ha pedido información para esclarecer si Iñaki Urdangarín, la infanta Cristina y su secretario Carlos García Revenga, su socio Diego Torres y la esposa de este Ana María Tejeiro se han acogido a la amnistía fiscal. La Agencia Tributaria entregará "toda la información fiscal" que se le reclama, aseguran fuentes del organismo porque la providencia judicial anula el deber de sigilo del fisco. Esa información probará o descartará de manera definitiva si Urdangarín o su esposa se acogieron personalmente a la amnistía fiscal.

Sin embargo, los datos de una 'amnistía interpuesta' que el juez reclama y la Agencia Tributaria entregará pueden ser sólo provisionales. El magistrado ha reclamado también información sobre si también se acogieron a la regularización fiscal las empresas Nóos Consultoría Estratégica, Intuit Strategy Innovation, Shriamisu, Virtual Strategies, Aizoon, De Goes Center for Stakeholder Management, Blossom Hills y la Fundación Deporte Cultura e Integración Social. Si el duque de Palma o su socio han utilizado esas compañías como fiduciarias, la información de Hacienda podría no ser definitiva puesto que la ley contempla una prórroga hasta el 31 de diciembre de 2013 para deshacer sociedades y reordenar bienes. Dicho de otra manera, la amnistía  a la que se hubieran acogido esas u otras empresas sólo revelaría si las compañias han regularizado fondos pero no si esos fondos son propiedad de Urdangarín o Torres. Ambos dispondrán de once meses más para aclarar ese extremo.

Si se han acogido a la amnistía empresas, la información "será provisional", advierten fuentes de Hacienda

Según la modificación de la norma aprobada por Hacienda, las empresas fiduciarias o interpuestas para regularizar fondos gozan de once meses para revelar si el titular formal de la regularización (la empresa en cuestión) coincide con su titular real. Por ese motivo, fuentes de la Agencia Tributaria aseguran que la información que piensan remitir al magistrado sólo permitirá extraer "conclusiones provisionales" si se revela que alguna de esas firmas ha regularizado fondos.

(Lea aquí la providencia judicial íntegra)

El precedente de Bárcenas

La situación de Urdangarín tiene ya el precedente del ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas. La versión oficial del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, es que Bárcenas "no se ha acogido a la amnistía". Eso es técnicamente cierto porque no lo ha hecho de manera directa. La duda podría sostenerse durante casi otro año de no ser porque el abogado de Bárcenas declaró que sí lo había hecho a través de una sociedad fiduciaria. Así pues, Bárcenas dispone ahora de casi un año para reordenar sus bienes y hacer oficial la versión adelantada por su defensa.

El enredo legal es consecuencia de la última modificación de la amnistía fiscal que Hacienda aprobó una vez cerrado el plazo para acogerse a ella. Hacienda permitió con ese cambio subrogar las declaraciones de los defraudadores a lo largo de todo 2013 a todos aquellos que hubieran utilizado testaferros, fiducias o trusts.  La medida se camufló bajo la disposición adicional tercera de la ley de medidas urgentes de liberalización de comercio del pasado 27 de diciembre, tal y como publicó Vozpópuli.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba