El Gobierno tomará la decisión antes de agosto

Hacienda mete la subida del IVA, las gasolinas y los peajes en su plan B contra el déficit

Después del rescate a la banca, que puede dificultar todavía más el objetivo de déficit comprometido con Bruselas, Hacienda está más cerca de aplicar un ‘plan B’ que tiene guardado en el cajón para compensar el desplome de los ingresos tributarios. El aumento de la recaudación por IVA, por el impuesto que grava las gasolinas y la introducción de peajes en las autovías son algunas de las medidas que forman parte de este plan.

Imagen de la polémica sobre los peajes en Cataluña, donde se instauró el "no vull pagar" (no quiero pagar)
Imagen de la polémica sobre los peajes en Cataluña, donde se instauró el "no vull pagar" (no quiero pagar) EFE

El desplome de los ingresos fiscales no es tan grave como preveían algunos de los escenarios manejados a principios de año en el Ministerio que dirige Cristóbal Montoro. Pese a todo, la caída de la actividad económica, con la práctica totalidad de los indicadores de demanda interna en negativo, ha movido a Hacienda a elaborar un ‘plan B’ que incluye la obtención de una mayor recaudación a través del IVA, el aumento de los impuestos especiales, sobre todo el de la gasolina, y la imposición de peajes en algunas de las principales autovías que son de competencia estatal, siguiendo el ejemplo de la medida tomada por Esperanza Aguirre en Madrid.

El plan que tiene ultimado el equipo económico introduce modificaciones en los tres tipos de IVA que rigen en la actualidad. El tipo superreducido es aplicado a los bienes de primera necesidad como el pan, la leche, los huevos, las frutas, los libros o los pañales. Son productos gravados con el  4%. El IVA reducido, ahora en el 8%, descansa en los servicios de turismo, hostelería y actividades de ocio como el cine o el teatro. El IVA general se sitúa en el 18% y afecta al resto de los productos y servicios.

Algunos productos gravados ahora con un tipo de IVA del 8% pasarán al tipo general del 18%, según los planes de Hacienda

El grueso del plan consiste en pasar muchos de los productos que ahora tributan en el tipo reducido al tipo general, con lo que el aumento de la recaudación sería automático. De momento, según fuentes gubernamentales, no se contempla el aumento del tipo general del 18% al 20%, como han sugerido las autoridades comunitarias en un paquete de recomendaciones que abarca también el adelanto del calendario establecido para retrasar la edad de jubilación, así como el endurecimiento del acceso a las prestaciones por desempleo.

Según los datos de la Agencia Tributaria correspondientes al primer trimestre del año, la recaudación por IVA cayó el 4,3% con respecto al mismo periodo del año pasado, debido al descenso del gasto realizado por las tres administraciones y del gasto en compra de vivienda nueva.

En el ‘plan B’ estudiado por Hacienda para intentar llegar este año al objetivo de déficit del 5,3% figura también la subida del impuesto que grava las gasolinas. En este caso, la caída del consumo privado ha provocado un fuerte desplome de la recaudación, que fue del 6,9% si se compara con el primer trimestre del año pasado. El Gobierno ya abordó una reforma del impuesto especial que grava el tabaco, cuya recaudación ronda los 10.000 millones de euros anuales. En el primer trimestre, los ingresos por tabaco subieron más de un 14%, pero se debió al acaparamiento que hubo antes de la subida de los precios en marzo.

Las proyecciones iniciales están lejos de que se cumplan las previsiones presupuestarias que apuntan a una subida de la recaudación tributaria del 4%

Las prisas de Hacienda se comprenden mejor si se cuenta con las previsiones de los Presupuestos que todavía se debaten en el Parlamento, que contienen una mejora de los ingresos tributarios superior al 4% para el conjunto del ejercicio. Las mismas fuentes explican que si bien hay espacio para actuar en el IVA y en los impuestos especiales, ya no lo hay para hacerlo con el IRPF, aumentado en diciembre pasado, y en Sociedades, pues en este último caso volvería a incumplirse una promesa electoral. Al margen de los cambios normativos, este tributo se desplomó el 7,7% en el primer trimestre del año.

Por último, el Gobierno ha introducido en su ‘plan B’ el posible pago de peajes en algunas de las principales autovías de competencia estatal, siguiendo el ejemplo de la comunidad de Madrid. La presidenta Esperanza Aguirre sacará a concurso público la instalación de peajes en varias autovías regionales con la intención de adjudicar estos servicios antes de fin de año y obtener unos ingresos anuales cercanos a los 30 millones de euros.

El Gobierno aprobará antes de fin de mes el techo de gasto estatal para el año que viene, el mismo paso que darán las comunidades autónomas antes de agosto. Para entonces, Hacienda habrá tomado ya una decisión sobre la puesta en marcha del 'plan B' destinado a aumentar la recaudación, con independencia del programa que se ultima también en Moncloa para acelerar las privatizaciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba