Economía

El Gobierno planea subir la “fiscalidad verde”

Según los cálculos del Gobierno, los impuestos a la gasolina son del 48,29% en España (frente al 49,8% medio de la UE) y los del gasóleo son el 42,69% (frente al 47,71% de media en la UE). Los llamados impuestos ecológicos en España están por debajo de los de India, Canadá u Holanda.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, escucha al Príncipe Felipe
El ministro de Industria, José Manuel Soria, escucha al Príncipe Felipe EFE

El Gobierno ha revisado y pospuesto la posibilidad al menos en dos ocasiones anteriores. Fuentes del Ejecutivo aseguran que a la tercera puede ir la vencida. Hacienda pretende subir la conocida como “fiscalidad verde” en la que caben desde los impuestos especiales (los que gravan los combustibles) hasta la contaminación por parte de las empresas. Sin embargo, intenta no aumentar los precios del carburante en el surtidor. El resultado de esa ecuación supone presionar a las petroleras para que estrechen sus márgenes mientras aumentan los impuestos al carburante.

El Ejecutivo considera que hay margen para aumentar los impuestos ecológicos porque los niveles actuales son muy inferiores al del resto de países de nuestro entorno. Esas mismas fuentes recuerdan que la homologación fiscal también en ese terreno es un compromiso del Gobierno firmado en el MoU (Memorandum of Understanding) para el rescate de la banca. Según los cálculos del Gobierno, los impuestos a la gasolina son del 48,29% en España (frente al 49,8% medio de la UE) y los del gasóleo son el 42,69% (frente al 47,71% de media en la UE). 

Según el índice publicado por KPMG, España tiene un nivel fiscal inferior al que registran países como Canadá, India, Bélgica u Holanda y tasas que quedan a la mitad de las que registran otros países de la OCDE como Estados Unidos o Reino Unido.

Sin embargo, el Ejecutivo pretende aumentar la fiscalidad sin aumentar el precio de la gasolina. De hecho, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha denunciado públicamente que las petroleras cobran en España los precios por carburantes más altos de toda Europa. Según De Guindos, el precio de la gasolina antes de impuestos es el segundo más alto de toda la Unión Europea mientras que el precio del gasóleo es el séptimo más caro, por detrás de Dinamarca, Suecia, Portugal, Grecia, Alemania y Chipre.  

El objetivo es, pues, un estrechamiento de márgenes de las petroleras que el Ejecutivo pretende lograr con un mayor control por parte de la Comisión Nacional de la Energía (CNE). 

El céntimo sanitario general

El Gobierno central ha intentado mantener contenida la presión fiscal sobre los combustibles. Sin embargo, la mayoría de gobiernos autonómicos han impuesto recargos por su cuenta bajo la forma del “céntimo verde”. Así lo han hecho los Ejecutivos de Baleares (que aprobó el mayor repunte de precios de España al cargar 4,8 céntimos por cada litro de gasolina), Cataluña (que aumentó las tasas de la gasolina en 2,4 céntimos por litro para la gasolina y de 0,6 para el gasóleo) y Andalucía (que también gravó 2,4 céntimos el litro de carburante) así como los de Asturias, Madrid, Galicia y Navarra


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba