Economía

La CEOE propone al Gobierno fraccionar el pago del impuesto al comprar una vivienda para reactivar el mercado inmobiliario

La patronal insta al Gobierno a tomar medidas fiscales para mejorar la situación del sector y pide que el IVA devengado por la adquisición de un inmueble pueda ser pagado junto a la letra de la hipoteca.

La CEOE ha propuesto al Gobierno que posibilite el pago fraccionado del impuesto vinculado a la compra de una vivienda, de forma que el propietario pueda abonarlo a la vez que paga sus cuotas hipotecarias. La patronal ha enviado un documento a los Ministerios de Fomento y de Economía y Competitividad, entre otros, en el que propone al Gobierno diferentes medidas fiscales de cara a reactivar el mercado inmobiliario, según informaron a Efe fuentes del sector. Entre ellas, pide el fraccionamiento del IVA devengado de la compra de obra nueva o del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), en el caso de la vivienda usada, para que puedan ser pagados junto a la letra de la hipoteca a medida que se amortiza el préstamo, en vez de al contratarlo.

Estos impuestos a la adquisición de inmuebles "suponen un desembolso económico inicial muy importante", indican las citadas fuentes, por lo que sería "muy interesante poder repartir opcionalmente a lo largo de diversos ejercicios el pago de los mismos". Sobre estas tasas, la patronal también ha propuesto al Gobierno la reducción del ITP al 4%, el mismo tipo que se aplica al IVA de compra de casas, que actualmente es el "superreducido". En cuanto a las medidas de tributación indirectas, la CEOE ha pedido que aquellos que tienen una vivienda en alquiler puedan deducirse por el 100 % de los rendimientos recibidos independientemente de la edad del inquilino, que hasta ahora debe tener menos de 30 años para poderse aplicar esta desgravación. Asimismo, la CEOE ha propuesto que las personas que viven de alquiler puedan deducirse por lo que pagan independientemente de los ingresos que tengan -algo que hasta ahora sólo se aplica a rentas inferiores a 24.000 euros brutos anuales-, al igual que ya se realiza en la desgravación por compra de vivienda habitual.

La patronal ha sugerido al Gobierno que aplique el IVA en la venta de edificaciones terminadas antes de su primera ocupación, independientemente de que sea la primera transmisión, algo que afectaría, entre otras, a las viviendas recibidas por las entidades financieras como dación en pago por parte de los promotores. A estas viviendas que son vendidas por las entidades financieras se les aplica el ITP, que actualmente tiene una tasa superior a la del IVA, según las medidas propuestas en el seno de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) recogiendo las aportaciones de todas sus entidades confederadas y asumidas por la CEOE. En materia de rehabilitación, la patronal quiere que se amplíe la deducción no sólo a las obras de mejora de la eficiencia energética y el aislamiento térmico, si no también a cualquier gasto de conservación y reparación de sus complementos o a mejoras estructurales, según el documento enviado a las Administraciones a finales del primer trimestre.

Deducción para la segunda vivienda

Con el objetivo de impulsar la venta de vivienda vacacional, la patronal ha aconsejado al Gobierno que se establezca una deducción para fomentar el ahorro a largo plazo en segunda residencia, así como para quienes adquieran una vivienda con el objetivo de alquilarla. En el caso de los desahucios, también solicita que los costes incurridos por el propietario para conseguir desalojar a un inquilino moroso sean deducibles anualmente, al tiempo que sugiere la recuperación de las cuentas ahorro vivienda. Por otro lado, la patronal propone, para los casos de donación de una vivienda de padres a hijos, la exención en el impuesto sobre la renta de los primeros de la ganancia patrimonial derivada de la transmisión del inmueble, siempre que éste vaya a ser destinado a residencia habitual.

También quiere que los trabajadores que deban trasladarse a otra zona de España por motivos laborales puedan deducirse en el IRPF por el alquiler de una vivienda, así como que se eliminen los obstáculos que tienen los trabajadores desplazados en el extranjero por motivos laborales a la hora de desgravarse por su vivienda habitual. Así mismo para los no residentes propone una reducción del 50% del impuesto sobre la renta para las ganancias por venta de inmuebles adquiridos en 2012 y 2013, así como la exención del impuesto de patrimonio de los inmuebles de no residentes. De cara a las inmobiliarias y demás empresas del sector, la CEOE propone recuperar la exención por reinversión, es decir, cuando se inviertan en un inmueble las rentas generadas de la venta de otro, así como fijar en el 20% la exención en el impuesto de sociedades para los rendimientos derivados del arrendamiento de inmuebles.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba