Los contribuyentes ofrecen obras de escaso valor

Al fisco ya no le seducen las obras de arte: impone el cobro de las deudas tributarias en efectivo

Mirós, Picassos, memorias de Alcalá Zamora…Antes todo valía para saldar las deudas tributarias con bienes que pasaban a formar parte del patrimonio histórico. Pero ahora Hacienda, necesitada de caja, ha frenado en seco esta práctica y ha rechazado en lo que va de año transacciones de esta naturaleza por importe de casi 22 millones de euros.

xxxxx
xxxxx xxxxx

En 2009, con Pedro Solbes en Economía y Hacienda, el Ministerio canceló una deuda tributaria de 18.000 euros a cambio de unos documentos de Antich de Llorach del siglo VVI, ex vicario general castrense y juez consultor de la Orden de San Juan de Jerusalén. Un año más tarde, los técnicos que trabajaban a las órdenes de Elena Salgadoadmitieron la cancelación de una deuda de medio millón de euros por unas memorias del primer presidente de la II República, Niceto Alcalá Zamora, de un Benjamín Palencia y de un Picasso, entre un lote de obras que incluyó también una colección de trajes goyescos, de picador y de capotes bordados. En 2011, cuando Zapatero estaba aún en La Moncloa, la Agencia Tributaria aceptó un Miró y una colección de cerámicas de Manises, entre otras piezas, a cambio de una deuda de 3,4 millones de euros. La casuística es muy amplia.

Patrimonio Histórico recuperó en 2009 unas memorias de Alcalá Zamora procedentes de la cancelación de una deuda tributaria

Sin embargo, este año Hacienda ha frenado en seco el pago en especie, no solo por la necesidad de hacer caja, sino también por los requisitos cada vez más rigurosos exigidos a los deudores interesados en recurrir a este tipo de dación en pago. En primer lugar, se exige un informe favorable de Cultura en el que se valore el interés que tiene para el Estado el bien ofrecido. Y también se requiere que se trate de obras inscritas en el Registro General de Bienes de Interés Cultural o en el Inventario General. No todas cumplen con estas condiciones.

En lo que va de año, la Agencia Tributaria, contando con estos informes previos, ha rechazado cancelaciones de deuda de esta naturaleza por importe superior a 21 millones de euros. En total, ha recibido 20 solicitudes y los dictámenes han sido todos negativos.

El motivo principal por el que también han caído este tipo de operaciones es la inclinación de los contribuyentes a colocar mercancía de escaso valor como bien de Patrimonio, según han constatado los técnicos del Ministerio de Cultura especializados en obras de arte. Pero aunque no fuera así, la legislación faculta a Hacienda para rechazar el pago en especie de deudas tributarias, sencillamente alegando la prioridad de combatir el déficit público.

El pago en especie ha caído también en picado por el escaso valor artístico de las obras ofrecidas a Hacienda

Entre los personajes más conocidos que en los últimos años han recurrido a estos procedimientos figura Juan Antonio Roca, principal procesado en el ‘caso Malaya’, al que con el anterior Gobierno socialista le fueron aceptados ocho de los 400 cuadros que ofreció para saldar sus deudas con el fisco. Con ello se libró de pagar 262.000 euros de los 5,3 millones que debía a Hacienda. El proceso judicial en el que se encuentra inmerso sigue adelante y Roca continúa en prisión.

Entre 1979 y 2008, Patrimonio recibió obras valoradas en 200 millones, algunas de ellas de autores tan célebres, aparte de los ya mencionados, como Dalí,Sorolla ('Retrato del pintor Don JoséJiménez Aranda' y 'Los guitarristas'), Rubens ('Diana y sus ninfas cazando'), Tapiés,Berruguete o El Greco. Las principales entregas procedieron de Madrid, Asturias y el País Vasco.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba