Economía

La ISDA activa los seguros por impago CDS por la quita griega

La medida de esta entidad privada, que regula las pólizas por impago de la banca, asume que el canje de bonos del país heleno esconde en realidad un 'default'.

El vicepresidente griego y ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, en una rueda de prensa en Atenas.
El vicepresidente griego y ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, en una rueda de prensa en Atenas. EFE

¿Por qué lo llaman quita cuando quieren decir default? La tragedia griega se encuentra lejos aún de haber concluido. Pero los mercados no tienen ahora puesta la mirada en Atenas, sino en Londres. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA, en sus siglas en inglés), que regula los CDS (credit default swaps), ha decidido por unanimidad que el canje de bonos griego supone un evento de crédito. Esto es, se activarán estos seguros frente a impagos. El organismo privado apunta que los CDS se activiarán en los próximos días.

El comité del organismo, en el que se sientan importantes entidades crediticias como JPMorgan, Morgan Stanley o Deutsche Bank, ha inclinado la balanza. Hasta el momento de su decisión, los mercados estaban al borde de un ataque de nervios ante dos posibilidades. Del lado favorable a la restructuración del crédito, pérdidas para las entidades emisoras de los seguros que se contratan para defenderse de impago (CDS) entre 3.000 y 4.000 millones de euros; del lado desfavorable, que se rompiera el mercado de estos derivados financieros y se produjera, por tanto, una venta masiva de deuda periférica. Los perdedores de esta segunda opción habrían sido países como España, Portugal, Italia e Irlanda, advierten fuentes del sector.

Finalmente, la ISDA ha optado por la primera y se activarán los CDS empleados como cobertura en deuda soberana. Esto acarreará imporantes pérdidas para los emisores de estos instrumentos derivados. Un informe de una entidad de crédito apunta a que UCG, DZ Bank, BPCE, DBK, Nordeutsche LB, BNP, Dexia o BBVA, saldrán peor parados. HSCBE o RBS, a su vez, estarán entre los mejor situados. Con todo, fuentes del sector apuntan que habrá que añadir una cantidad desconocida a los entre 3.000 y 4.000 millones a los que la banca está expuesta por los CDS.

Los inversores advierten también que lo que ocurre con la quita griega posee gran paralelismo con el estallido de la crisis financiera en 2007 tras la caída de Lehman Brothers. Fuentes del sector apuntan que existen entre 70.000 y 150.000 millones de contratos de CDS. Para repetir errores pasados, tras la crisis financiera se establecieron medidas de seguridad en este mercado prohibiendo posiciones intermedias. Traducido del lenguaje financiero al común de los mortales, implica que ahora lo más preocupante es esta posición neta (entre 3.000 y 4.000 millones), subrayaron las mismas fuentes.

Rescate griego

Grecia recibirá 130.000 millones del paquete de un segundo rescate. El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, anunció el viernes en un comunicado "que se dan las condiciones necesarias" para que Grecia pueda recibir el dinero de este paquete de ayudas. El aval europeo supondrá, por el momento, 30.000 millones de euros para apoyar la quita de deuda y otros 5.500 millones para saldar los intereses vencidos.

El ministro de Finanzas griego, Evangelos Venizelos, anunció que el canje de bonos logrado ascendía al 85.5%. Un porcentaje situado por encima de los dos tercios necesarios para emplear las clausulas de acción colectivas (CAC), que se emplearán para forzar a los tenedores de bonos a aceptar una quita. La mayor parte -172.000 millones de euros- correspondieron a bonos soberanos bajo la ley griega. Venizelos subrayó que tan solo 20.000 millones de bonistas bajo leyes extranjeras participaron en el canje. Así, la combinación de bonos bajos leyes griegas y extranjeras susceptibles de verse obligados a aceptar pérdidas a través de las CAC sumarían alrededor de 197.000 millones de euros.

La cuestión radica ahora en si más acreedores de deuda soberana griega bajo leyes extranjeras querrán aceptar pérdidas voluntariamente. Lo que a ojos de cualquiera, parecería una contradicción. La industria financiera es reticente, apuntan fuentes del sector. Pero tendrán tiempo para pensarlo: el ministro griego Venizelos anunció un aplazamiento en el periodo de aceptación para estos bonos hasta el 23 de marzo de 2012.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba