Economía

Las cuentas de ahorro vivienda, al borde de la desaparición tras el final de la deducción

Si al final se siguen las indicaciones de Bruselas y se elimina esta deducción, la cuenta vivienda desaparecería, ya que sería “una simple cuenta de ahorro más sin ningún aliciente fiscal”.

Las cuentas de ahorro vivienda, al borde de la desaparición tras el final de la deducción
Las cuentas de ahorro vivienda, al borde de la desaparición tras el final de la deducción

La eliminación de la deducción por compra de vivienda a partir de 2013 podría significar el final de uno de los productos más populares entre quienes ahorran para comprar su primer inmueble: la cuenta vivienda. Esta es la conclusión a la que llega la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF), que recuerda que la principal ventaja de este tipo de cuenta era adelantar una desgravación fiscal que, tras el anuncio del Gobierno, tendría los días contados.

La cuenta vivienda permitía hacer aportaciones del mismo modo que en cualquier otra cuenta de ahorro, pero permitía reducir del IRPF el 15% de las cantidades aportadas hasta un máximo de 9,015 euros, como si se tratara del pago de la vivienda. Algunas ofrecían también rentabilidad, como la Cuenta Vivienda iBanesto (3,40% TAE).

Tenían la condición de que se comprara una vivienda habitual en un plazo de cuatro años -no servía para una segunda vivienda-. De lo contrario, debían devolverse las deducciones conseguidas.

Si al final se siguen las indicaciones de Bruselas y se elimina esta deducción, la cuenta vivienda desaparecería, ya que sería “una simple cuenta de ahorro más sin ningún aliciente fiscal”, explican desde ASNEF.

“De momento, quien quiera ahorrar para comprarse un piso, tendrá que quedarse con las cuentas de ahorro de toda la vida o con los depósitos a plazo fijo”, concluyen.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba