Economía

ING devuelve 12.600 M. en 4 años a los contribuyentes, las mismas ayudas concedidas a Catalunya Caixa

La entidad holandesa ha devuelto ya el 93% del dinero de los contribuyentes de su país recibido en 2008 para recapitalizarse. El grupo ING es uno de los ocho bancos europeos que únicamente han logrado retornar las ayudas públicas. En España, sólo el inicio de la privatización de Bankia, además de las ventas de EVO y NCG, logran reembolsar parte de los fondos públicos recibidos.

Imagen de la sede central de ING en Holanda.
Imagen de la sede central de ING en Holanda.

ING es uno de los ocho bancos en Europa que han demostrado que no es una quimera devolver los fondos públicos recibidos para su recapitalización. La entidad holandesa ha retornado ya 12.600 millones, el 93% de las ayudas, a los contribuyentes de este país apenas cuatro años después de haber recibido estos fondos, según datos de la propia entidad. La cifra supone el mismo volumen de ayudas concedidas a Catalunya Caixa, que recibió 12.052 millones en capital (FROB 1, FROB 2 y ayudas europeas) y otros 1.009 millones del Fondo de Garantía de Depósitos para dar liquidez a los clientes del grupo con participaciones preferentes y deuda subordinada. El deterioro de la entidad catalana hace difícil que el FROB pueda recuperar un significativo volumen de ayudas con su venta.

El banco holandés ha efectuado ya en este ejercicio un pago de 1.225 millones, 100 millones de euros más de lo previsto inicialmente en el plan de reestructuración de la entidad. El desembolso incluye la devolución de 817 millones de euros por valores de capital 'core Tier 1' y 408 millones de euros correspondientes a primas e intereses. Así, ING ya abonado al Estado holandés un total de 12.500 millones de euros, 9.300 millones de euros correspondientes a capital principal y 3.200 millones de euros relativos a primas intereses.

La entidad tiene previsto realizar la última devolución de la ayuda en el mes de mayo de 2015, y que se traducirá en un beneficio total anualizado para el Estado holandés del 12,5%. El importe de ese cuarto y último tramo de devolución de la ayuda ascenderá a 1.025 millones de euros, de los que 683 millones de euros corresponden a capital principal y 342 millones de euros a intereses primas. Esto elevará el importe total abonado al Gobierno a 13.500 millones de euros, la cantidad prevista.

El Estado holandés inyectó 10.000 millones en el grupo ING en 2008 para rellenar sus necesidades de capital. En ese período, toda la banca europea en apuros, salvo la española, recibió ayudas públicas. Como parte de su plan de reestructuración, Bruselas obligó a la entidad a separar su actividad bancaria de la aseguradora.

Un año después de la inyección estatal, ING recompró al estado preferentes valoradas en 5.000 millones de euros. A este pago se sumó otros 950 millones correspondientes a la entrega de una prima de entre 333 y 691 millones por los títulos, y 260 millones adicionales por el reparto de un cupón del 8,5%. En enero de ese año, 2009, Holanda se comprometió a afrontar el 80% del riesgo de impago de la cartera de titulizaciones hipotecarias de EE UU en poder de ING. El grupo financiero renegoció la tasa que paga por esta protección pública. Esto le supuso un cargo antes de impuestos de 1.300 millones que se anotó en el último trimestre de 2009.

Para hacer frente a este rosario de gastos, ING efectuó una ampliación de capital de 7.500 millones de euros. Por otro lado, el pago de los 5.000 millones restantes en preferentes se ha venido atendiendo con recursos propios de la entidad y con las desinversiones de las unidades de seguros, así como la de gestión de patrimonios.

El grupo 'naranja', que cerró el primer trimestre de 2014 con un beneficio bruto ordinario de 988 millones, el 15,6% menos que el mismo periodo de 2013, es uno de los ochos bancos europeos que recibieron ayudas que han saldado sus cuentas con los contribuyentes.Cinco entidades francesas (BNP Paribas, Societe Generale, Credit Agricole, Cerdit Mutuel y BPCE) ya han devuelto los 19.750 millones de dinero público inyectados entre 2008-2009, mientras que el Bank of Ireland repagó en 2013 los 4.800 millones en capital inyectados en el período 2010-11. El grupo ING ya ha retornado el 93% de las ayudas, mientras que el Comerzbank alemán ha procedido a la devolución de 16.400 millones (90% de los fondos) de los 18.200 millones recibidos en capital hace cuatro años.

En España, el Gobierno confía en lograr recuperar una gran parte, sino la totalidad, de los 22.424 millones inyectados a BFA-Bankia. Hasta la fecha, el FROB ha recaudado 1.304 millones por la venta del 7,5% del banco cotizado. De haber vendido en esta primera colocación toda la participación estatal, los contribuyentes habrían recuperado 11.890 millones de los 10.620 millones inyectados a Bankia, que no a su matriz BFA. Ésta participada al 100% por el FROB, cuenta, sin embargo, con algunas palancas para ayudar a la acción de Bankia. Así, Banco Financiero y de Ahorros posee un 3% de Mapfre (275 millones, a precio de mercado), diversas carteras de deuda pública, así como el cobro de los dividendos de Bankia, una opción que parece que se ejecutará ya al término de este ejercicio. La participación en Iberdrola generó unos ingresos de 1.527 millones y unas plusvalías de 270 millones.

Del resto de entidades españolas que han recibido ayudas públicas, el FROB ha logrado recuperar 1.003 millones por la venta de Novagalicia a Banesco y algo más de 50 millones por el traspaso de EVO banco al fondo Apollo. Las antiguas cajas gallegas han recibido poco más de 9.000 millones en diferentes tramos de ayudas. El resto de entidades rescatadas han quedado diluidas en bancos a un precio de venta de un euro.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba