Economía

El notable aumento de la ocupación en 2014 impulsa la construcción de nuevos hoteles en Madrid

Fuerte subida de la ocupación y los ingresos por habituación hotelera en Madrid. Mientras tanto, los inversores se pelean por comprar hoteles en Madrid, con la Plaza de España como futuro gran epicentro del lujo. 

El hotel Fuse Puerta América en Madrid
El hotel Fuse Puerta América en Madrid GTRES

El pasado mes de marzo se ha cerrado con un incremento del 20% en el RevPAR (Revenue Per Available Room) de los hoteles madrileños, según datos de la firma HotStats. De acuerdo con dicha fuente, la ocupación habría repuntado desde el 55,2% al 65,7%, es decir, 10 puntos más.

El RevPAR es un dato que se obtiene del producto del precio medio de la habitación y el porcentaje de ocupación. Así se obtiene una tarifa deflactada, que ofrece un precio medio por habitación descontando el impacto de las que están vacías. Es el principal indicador que se mide en la industria hotelera, unida al GOPAR (Gross Operating Profit Per Available Room), que se ha disparado un 70%.

Asimismo, la tarifa media de la habitación madrileña es de 128,42 euros, frente los 126,68 de hace 12 meses, de acuerdo con la fuente citada, por lo que el incremento es del 1,4%.

Salvajes

“Son unas cifras magníficas, casi salvajes”, afirma Ivar Yuste, de PHG Hotels & Resorts, que confirman en su opinión la fortaleza de España como destino turístico, que batirá récords de nuevo este año según las previsiones y que ya ha superado a Francia como segundo destino mundial.

Entre eso y el desplome de precios, hay auténtico furor inversor hotelero en España y, concretamente, en Madrid: “Los inversores descuentan el despegue en nuestro país y por eso hay ese enorme interés”, afirma Yuste, quien recuerda que ya hay ofertas por el Ritz por parte de Marriott o que ya se ha vendido el Castellana Intercontinental a un fondo de Qatar.

Núcleo hotelero

Uno de los grandes núcleos hoteleros de la capital va a ser la Plaza de España. Uno de los edificios demolidos, que albergó en su día a Telefónica, ha sido comprado por la cadena VP. El Edificio España será previsiblemente vendido al inversor chino Wang Jianlin, que quiere dedicarlo casi al 100% a un establecimiento de alto lujo.

Pese a que Madrid no ha tenido históricamente mercado para centros de gran lujo, al parecer es algo que no preocupa al inversor chino, quien parece muy seguro de traer él mismo a archimillonarios de su país.

Justo al lado, la familia Sebrango, propietaria del hotel cántabro El Chiqui, se ha hecho con el edificio Intercontinental, para construir otro gran hotel, de más de 7.000 metros cuadrados.

No mucho más lejos, está el complejo Canalejas, donde está previsto que desembarque la cadena Four Seasons en España.

Sin embargo, todo esto choca con la compleja situación de algunas cadenas hoteleras en España. AC, Silken, Meliá o incluso NH Hoteles sufren la crisis reciente y un gran estrangulamiento financiero.

Hace poco más de dos años, la cadena Mandarin estudió establecerse en la calle Almagro, donde está ahora el despacho Cuatrecasas, pero lo desechó por considerar que nunca sería rentable un hotel de gran lujo en la capital. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba