Economía

HSBC defiende que hizo una 'transformación radical' para evitar que sus clientes defrauden

El director general de la filial afirma que se ha llevado a cabo una "transformación radical" para evitar que la institución sea utilizada para ejercer actividades de labado de dinero y de fraude fiscal. Además, dice haber aumentado los controles internos para evitar errores repetidos.

El banco explica que sus controles se han vuelto más exhaustivos
El banco explica que sus controles se han vuelto más exhaustivos Efe

La filial suiza del banco británico HSBC asegura que ha cambiado radicalmente su modo de actuar -respecto a hace unos años- para intentar evitar en lo posible que sus servicios sirvan para que clientes internacionales defrauden al fisco de sus países, según recoge Efe. 

El director general de la filial defiende que el banco hizo un examen profundo de todos sus negocios y aumentó los controles

En un comunicado transmitido a varios medios suizos, el director general de la filial, Franco Morra, afirma que el banco ha llevado a cabo una "transformación radical" para evitar que la institución sea utilizada para ejercer actividades de lavado de dinero y de fraude fiscal, como ha puesto de manifiesto la llamada "Lista Falciani". "HSBC Private Bank acogió un cierto número de clientes que no estaban totalmente en regla con sus obligaciones fiscales. La cultura de aceptación y los estándares de buen comportamiento eran netamente más bajos que los de hoy", admite el banco.

Un consorcio de medio centenar de medios de comunicación, encabezados por el diario francésLe Monde, han comenzado a publicar este lunes la lista de nombres de la denominada "Lista Falciani", que incluye unos 130.000 clientes con cuentas opacas entre 2006 y 2007.

Hervé Falciani, un informático franco italiano que trabajaba en la sucursal ginebrina del HSBC, sustrajo información bancaria de miles de clientes y se los transmitió a las autoridades francesas, que, a su vez, la compartieron con otros países europeos. La lista incluye desde traficantes de armas y de drogas, hasta estrellas del deporte como Fernando Alonso, banqueros como Emilio Botin, o representantes de la prensa del corazón como la modelo Elle McPherson.

Según Morra, la nueva dirección del banco hizo un examen profundo de todos sus negocios, y procedió a cerrar las cuentas que no correspondían a los estándares del banco. Además, la filial explica que no está interesada en trabajar con clientes que no cumplen con sus exigencias en relación a la criminalidad financiera. Asimismo, aumentó los controles internos para evitar que se reproduzcan errores.

El director general concluye que las prácticas del pasado reveladas hoy deben recordar a todos que este modelo de la banca privada en Suiza no es más aceptable.

Suiza no ha abierto ningún proceso judicial contra HSBC ni sus directivos, ni la institución que vigila los bancos ni las autoridades fiscales suizas

1.800 millones de fraude fiscal

Según las informaciones publicadas por los diarios, por el HSBC habrían pasado 180.000 millones de dólares que habrían servido para el fraude fiscal, el blanqueo de dinero y financiar el terrorismo internacional. Cabe recordar que Suiza no ha abierto ningún proceso judicial contra HSBC o sus directivos, ni la institución que vigila a los bancos, la FINMA, tampoco ha realizado ningún proceso específico relativo al suceso. Tampoco las autoridades fiscales suizas han solicitado conocer el contenido de la información sustraída.

El único proceso judicial abierto en Suiza relativo a este tema fue contra Falciani, a quien la Confederación Helvética le acusa de espionaje financiero, de violar el secreto bancario y el secreto comercial y de apropiación indebida de datos relativos a clientes.

Suiza pidió a España la extradición de Falciani, donde había sido detenido tras una orden internacional de captura solicitada por las autoridades helvéticas.

Sin embargo, la Audiencia Nacional de España rechazó la extradición argumentando que Falciani no hizo más que revelar acciones ilegales del banco como actividades delictivas de defraudación tributaria, blanqueo de capitales e incluso de financiación de terrorismo.

Los banqueros suizos se defienden

Por su parte la Asociación Suiza de Banqueros (ASB) no está preocupada por las revelaciones sobre miles de cuentas opacas porque considera que las malas prácticas han desaparecido de la plaza financiera helvética. "Estamos convencidos que hoy, todo el mundo sabe que la plaza financiera ha enderezado sus prácticas desde hace años", afirmó el portavoz de la ASB, Thomas Sutter.

Sutter agregó que se han hecho "esfuerzos considerables" para que todos los bancos estén en conformidad con las normas, e hizo hincapié que las revelaciones se refieren a las acciones pasadas de un solo banco. "Sin embargo, los titulares nunca son positivos a corto plazo", asumió Sutter.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba