Economía

El cerebro económico de Syriza: “Berlín amenazará nuestros bancos si no nos plegamos a su voluntad”

El economista Yanis Varoufakis, nombrado nuevo ministro de Finanzas griego, vaticina en una entrevista fuertes presiones de Merkel y la Troika para que Syriza recule en su intención de renegociar la deuda. La banca griega solicita liquidez de emergencia al BCE ante la masiva fuga de capitales y el temor al cierre de los mercados. Esta medida excepcional durará dos semanas.

El líder de Syriza Alexis Tsipras.
El líder de Syriza Alexis Tsipras. EFE

Se llama Yanis Varoufakis. Tras este profesor de política económica de las universidades de Atenas y Texas nombrado nuevo ministro de Finanzas, se esconde el origen de muchas de las propuestas económicas de Syriza. Precisamente, Varoufakis será uno de los encargados de negociar con la Troika (Banco Central Europeo, Unión Europa y Fondo Monetario Internacional) la transición financiera y los términos de la reestructuración de la deuda griega entre el nuevo gobierno de Alexis Tsipras con los acreedores del país heleno.

Un proceso que, sin ni siquiera haberse iniciado, ya ha encontrado este lunes la oposición frontal tanto del BCE como del Parlamento Europeo. Así, el presidente de la Eurocámara, el alemán Martin Schulz, advierte a Tsipras de que no tiene "ningún poder de coacción" y le anima a "mejorar los ingresos del Estado" o "reforzar el débil crecimiento con fuertes inversiones" en lugar de abogar por el impago de la deuda. Por su parte, la institución presidida por Mario Draghi lanza su primer mensaje a Syriza: "Está absolutamente claro que nosotros no podemos aceptar ninguna quita que afecte a los bonos soberanos (griegos) en manos del BCE. Eso es imposible por razones legales", explica Benoit Coeuré, miembro del comité ejecutivo de supervisor único europeo.

Varaoufakis, nuevo ministro de Finanzas, vislumbra una ofensiva de presiones del BCE, de la UE y de Berlín durante los primeros 100 días de gobierno de Syriza

Este tipo de declaraciones parecían ya descontadas en la hoja de ruta que maneja Syriza. De hecho, Varaoufakis vislumbra una ofensiva de presiones durante los primeros 100 días de gobierno de Syriza.  “La amenaza a un gobierno de Syriza no vendrá de los mercados. Recordemos que Grecia está en bancarrota y no pide prestado a inversores privados. ¡Y cuando no pides prestado, no te preocupas de la tasa de interés! No, la amenaza viene para Syriza del BCE, de la UE y de Berlín. Pasados unos días de las elecciones, hay grandes probabilidades de que los funcionarios de nuestros socios europeos, violando los principios más básicos de la democracia  – y de la lógica – amenacen al nuevo gobierno de Atenas con clausurar el sistema bancario griego mientras no se pliegue a su voluntad y a menos que lo haga. Esto es mucho, pero que mucho peor, y moralmente más censurable que ser aterrorizado por los mercados”, sostiene el autor de “El minotauro global” en una entrevista reciente con el diario digital L’Antidiplomatico.

“Los inversores tienen todo el derecho a exigir altas tasas de interés si van a prestarte dinero. Los demás gobiernos democráticos y los banqueros centrales no elegidos no tienen derecho a amenazar con el Apocalipsis a un gobierno recién elegido si se atreve a pedir una renegociación de un acuerdo insostenible de préstamos con la UE, el BCE y el FMI”, sostiene Varoufakis. Varoufakis considera que todos los esfuerzos de las negociaciones deben centrarse en convencer a Merkel de que es posible una reestructuración de la deuda griega. No en vano, la banca alemana concentra la mayor exposición a la deuda griega en todo el mundo. Un total de 31.279 millones de dólares (alrededor de 26.000 millones de euros), según los últimos datos del Banco Internacional de Pagos. Esta cifra supone un 39,5% de la exposición bancaria mundial a Grecia y un 55,5% del riesgo de la banca europea en el país heleno.

 La banca alemana concentra la mayor exposición a la deuda griega en todo el mundo: alrededor de 26.000 millones de euros

“La señora Merkel es una política muy hábil y altamente pragmática. En el momento en que note que la marea está cambiando lejos de ella, ella también cambia con la marea”, sostiene el economista durante la entrevista. “Nuestra tarea debe ser triple, a fin de minimizar los conflictos y maximizar las posibilidades de un acuerdo mutuamente beneficioso: en primer lugar, debemos asegurarnos de que los cambios en el ‘programa griego’ sean lo suficientemente grandes como para que sean significativos en el sentido de hacer que Grecia se vuelva sostenible. En segundo lugar, debemos ofrecer a la señora Merkel una forma de envolver el nuevo acuerdo para que ella pueda venderlo a sus parlamentarios. En tercer lugar, debemos asegurarnos de que cualquier cambio terapéutico aplicado al programa griego no se limite a Grecia, sino que se extienda a todo el continente para permitir que éste escape de su crisis eterna”, asevera.

Riesgos de los bancos griegos

Los movimientos políticos de los próximos días serán determinantes para calibrar cómo puede encajar el sistema financiero griego las turbulencias que pueda generar la victoria de Syriza. El principal riesgo al que se enfrentan los bancos griegos es la masiva salida de capitales de sus balances, un proceso que empezó a notarse ya a finales de la pasada semana, y el cierre de la financiación mayorista en los mercados. De hecho, los principales bancos helenos han tenido que solicitar al Banco de Grecia que traslade al BCE la activación del programa de ayuda urgente (ELA, en inglés) para evitar un colapso por falta de liquidez. Alpha Bank y Eurobank son las dos primeras entidades en pedir esta ayuda financiera. En los próximos días puede seguirles otra de ellas, Pireaus Bank.

La pasada semana se produjo una salida de capital de los bancos griegos por valor de 3.000 millones. Desde 2009 se han retirado de los bancos helenos cerca de 65.000 millones de euros

Según diversos medios alemanes, la pasada semana se produjo una salida de capital de los bancos griegos por valor de 3.000 millones. Sin dar cifras, extraoficialmente algunos portavoces del Alpha Bank, uno de los bancos que ha solicitado el ELA, confirman a Dow Jones Newswire que estaban teniendo un número significativo de retiradas de efectivo. La pasada semana, el ministro de Finanzas Griego, Evangelos Venizelos, anunció en sesión parlamentaria que desde 2009 hasta la fecha, se han retirado de los bancos griegos cerca de 65.000 millones de euros. Una cifra que equivale al 20% de Producto Interior Bruto griego. Los expertos de Barclays indican que la semana pasada hubo salidas de los depósitos bancarios helenos de 10.000 millones (el total es de 164.000). Desde diciembre, salidas por 20.000 millones.

En este baile de cifras, la banca griega ha indicado que están solicitando esta vía de liquidez de emergencia simplemente como precaución y que no tienen intención real de utilizar los fondos.  Así, los bancos suelen recurrir al ELA cuando no reúnen las garantías necesarias para acudir a la ventanilla del BC), la principal herramienta de financiación del sector bancario europeo. Esta financiación es mucho más cara (tipos del 1,55%) frente la las líneas de financiación normal del supervisor europeo a la banca que están en tipos inferiores al 0,5%. El BCE decidió, el pasado miércoles, activar este programa por un plazo de dos semanas, pero no quiso precisar la cuantía de esta inyección de liquidez.

La resaca en los parqués griegos de la victoria de Syriza trajo un enorme castigo para el sistema financiero. Todas las entidades financieras helenas anotan descensos en Bolsa salvo Attica Bank, que sube un 20%, a mediodía. En este contexto, el ELA para los bancos griegos será crucial. Desde Citi recuerdan que a finales de diciembre, los bancos griegos recibieron 65.000 millones de euros de fondos del BCE, ligados en buena medida a la existencia de un rescate. Una de las muchas cifras que ahora están en juego.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba