Economía

El salario medio del sector público en 2014 fue un 50% más alto que el privado según la Agencia Tributaria

Mientras que la retribución del ámbito privado se situó en una media de 22.392 euros al año, el sueldo del sector público ascendió a los 33.531 euros según las cifras que baraja la Agencia Tributaria.             

Funcionarios de la Agencia Tributaria
Funcionarios de la Agencia Tributaria EFE

Los empleados públicos cobraron en 2014 un 50 por ciento más de media que los trabajadores del sector privado, de acuerdo con las estadísticas de la Agencia Tributaria difundidas este jueves. El dato se conoce justo un día antes de que Mariano Rajoy anuncie dos buenas nuevas para los trabajadores de la Administración. Por un lado, un alza salarial del 1 por ciento en 2016. Y por otro, la restitución este mismo año de un 25 por ciento de la paga extra suprimida en 2012 y el abono del 50 por ciento restante en 2016.

En 2014, el sueldo medio del sector público ascendió a los 33.531 euros anuales, mientras que la retribución del ámbito privado se situó en los 22.392 euros. Se trata de unos datos recabados por la Agencia Tributaria y por lo tanto altamente fiables. Las cifras se dan en términos brutos sin contemplar el coste de la Seguridad Social.

Salvo en 2011 que repuntó un leve 0,4 por ciento, la remuneración media del sector privado ha descendido en los últimos cinco años y acumula un retroceso del 3,6 por ciento.

Por el contrario, las retribuciones de los trabajadores de las diversas administraciones y empresas públicas tan sólo han cedido un 1,9 por ciento de 2010 a 2014. Aunque en 2010 y 2012 sufrieron recortes por valor de 6,4 puntos en total, durante los ejercicios 2011, 2013 y 2014 repuntaron, compensando una parte de la pérdida como se puede apreciar en la tabla mostrada a continuación. Incluso si el sector público ha encajado dosis de austeridad, el sector privado ha sufrido mucho más, tanto en términos de pérdida de empleo como por unos niveles de salarios mucho más pequeños.

Haga click para ampliar la imagen. Fuente: Agencia Tributaria

Evidentemente, en ambos sectores puede haber desempeñado un papel a considerar el componente estadístico: como una porción sustancial de los puestos que se recortan tiene los sueldos más bajos, estadísticamente la retribución media se eleva.

Aunque obviamente estas cantidades no recogen la economía sumergida existente en el sector privado, semejantes guarismos constituyen una radiografía bastante fiel de ambas esferas de actividad y subrayan que las mejores oportunidades para ganar dinero se hallan en el ámbito de la Administración.

Tradicionalmente se ha considerado que los empleados públicos gozaban de una cierta seguridad a cambio de cobrar menos que en el sector privado. Pero estos datos que ya adelantó Vozpópuli vuelven del revés toda esa narrativa. Fruto de la estructura productiva dominante, el sector privado concentra un elevadísimo porcentaje de pagas muy bajas en ramas como la hostelería, las actividades del hogar o la agricultura. Para colmo, en cuanto un trabajador percibe un estipendio anual superior a los 200.000 euros, enseguida tiene la tentación de crear una sociedad y que la empresa le pague vía dividendo.

En cambio, en el sector público las rentas no se escapan y abundan los sueldos pertenecientes a la franja alta porque hay una proporción importante de funcionarios cualificados y directivos de empresas públicas. De hecho, tales estadísticas corroboran la teoría de Raghuram Rajan de que en ciertos países como España el sector público y los sectores regulados absorben a los trabajadores con mayores talentos para emplearlos en prácticas no comercializables y, por lo tanto, menos productivas para la economía.

Otro motivo que ayuda a explicar tamañas diferencias estriba en que los trabajadores de la res publica acumulan mayores antigüedades y, en consecuencia, sueldos más altos.

A pesar de haber recortado el número de empleados públicos en unos 400.000 efectivos, el capítulo de remuneraciones del conjunto de las AAPP apenas se sitúa unos 4.000 millones por debajo de los 118.000 millones registrados en 2008 y unos 15.000 millones por debajo de los 125.000 millones anotados en 2009. 

De estos datos se trasluce, no obstante, una estructura económica difícil de mantener. Al tiempo que los salarios privados bajan, las pensiones medias suben todos los años como se puede comprobar en la tabla de arriba. Y el propio informe de la Agencia Tributaria revela que en 2014 se contabilizaron 10,1 millones de asalariados del sector privado y 3,3 millones de empresarios y profesionales. A su vez, éstos tuvieron que sostener con sus impuestos y cotizaciones unos 2,4 millones de asalariados públicos, 8,9 millones de pensionistas y 2,3 millones de beneficiarios de prestaciones de desempleo. O lo que es lo mismo, una relación de 13,4 millones frente a 12,6 millones. Casi de uno a uno. Lo cual precisamente obligó a que en 2014 la recaudación de IRPF e IVA alcanzase cotas récord con tal de poder rebajar el déficit.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba