Economía

Los inspectores de Hacienda plantean legalizar la prostitución y el tráfico de drogas blandas para recaudar 6.000 millones en nuevos impuestos

Los Inspectores plantean que la prostitución mueve 18.000 millones de euros al año que podrían reportar 6.000 millones en impuestos al Estado y engrosar las arcas de la Seguridad Social. Igualmente, plantean gravar el tráfico de drogas blandas. Además, los inspectores piden campañas de publicidad para concienciar contra el fraude fiscal.

Los inspectores plantean gravar la prostitución con impuestos
Los inspectores plantean gravar la prostitución con impuestos

18.000 millones de euros mueve al año la prostitución en España, según la estimación de los inspectores de Hacienda, que han planteado que si esa actividad fuera legalizada y tributara a un tipo del 30% podría reportar a las arcas públicas hasta 6.000 millones de euros. Igualmente, el tráfico de drogas como la marihuana o el cannabis podrían reportar miles de millones de euros en impuestos al Estado, calcula la Organización de Inspectores Fiscales (IHE) que han remitido al Gobierno un informe en el que piden que se abra el debate sobre la legalización de la prostitución o el tráfico de drogas blandas. Para ello, han pedido al Gobierno que cuantifique efectivamente las cifras de ese tráfico de drogas.

"La legalización engrosaría también la recaudación de la Seguridad Social", afirma IHE

"Proponemos la apertura de un debate para que determinadas actividades ilegales puedan considerarse como legales y que, por tanto, tributen pese a estar despenalizadas. Hablamos de la prostitución o el tráfico de drogas blandas que merecen un reproche moral pero no fiscal", ha asegurado Ramsés Pérez Boga que ha argumentado que "esa legalización tendría un efecto más ya que las personas que trabajan en esos sectores engrosarían las arcas de Seguridad Social y entrarían dentro del circuito del Estado del bienestar". La legalización de este tipo de actividades permitirían controlar más esos sectores y eliminar delitos como la coacción o los delitos de proxenetismo, defienden los Inspectores de Hacienda.

"Hay mucha moralina y muy poco debate serio sobre cuestiones como la fiscalidad de la prostitución o el cannabis", ha concluido Domingo Carbajo, quien ha colaborado a elaborar el informe remitido al ministro Cristóbal Montoro.

Censo de morosos con Hacienda

Los inspectores plantean, además, crear un censo de morosos público para quienes tengan una deuda con Hacienda y para quien han pasado los plazos de pago, embargo y demás. Sería un censo público para dejar constancia de quién no paga los impuestos que --según la inspección-- serviría para detectar quién va a dejar de pagar a sus proveedores porque "quien tiene impagos con Hacienda acaba teniendo también impagos con sus proveedores", concluye el informe.

La medida planteada por los inspectores llega después de una amnistía fiscal a la que responsabilizan de la caída de la recaudación. “Es imprescindible una concienciación fiscal después de una amnistía que ha hecho un daño terrible que explica en parte la caída de recaudación”, aseguran, antes de pedir al Ejecutivo que se emitan campañas publicitarias a la población para que expliquen cómo el fraude fiscal puede drenar recursos en sanidad o educación. Entre los ejemplos planteados, se ha señalado cómo quien truca su declaración de la renta puede desplazar a una persona más necesitada en la asignación de plazas escolares. "Es necesario educar", ha concluido Pérez Boga.

Los inspectores de Hacienda han defendido una "reforma integral" del sistema fiscal atacando especialmente el fraude fiscal, entendido tanto como la elusión como el impago de impuestos. Así, los inspectores proponen modificaciones para combatir:

  • Defraudación fiscal: Plantean la "redimensión de plantilla de la Agencia Tributaria, aumentando los medios humanos y materiales al nivel de los países de nuestro entorno e importancia".
  • Elusión tributaria: Enfocada especialmente hacia las grandes multinacionales como las grandes empresas españolas
  • Afloración de la economía sumergida: Legalizando, por ejemplo, prostitución y tráfico de drogas blandas para aumentar la recaudación
  • El impago de deudas tributarias: Según los inspectores, entre 12.000 y 14.000 millones de años se pierden anualmente en las cuentas públicas como deudas que Hacienda reclama a los defraudadores pero que esos defraudadores nunca pagan

Recentralizar impuestos desde las autonomías

Un proceso "recentralizador" en materia de impuestos. Es una de las propuestas centrales de los Inspectores de Hacienda ante la futura reforma fiscal que el Ejecutivo presentará entre esta semana y la que viene. En un documento que la Organización de Inspectores de Hacienda (IHE) ha remitido al Gobierno se plantea que "el Estado no ceda más competencias fiscales y que se recupere la gestión de los impuestos cedidos por su conexión con el IRPF".

Los inspectores piden crear un censo público de morosos con Hacienda

Los inspectores plantean que todas las comunidades autónomas deberán adherirse a un sistema informático centralizado y único en Hacienda que --según su propuesta-- "permitiría dentro de la soberanía propia de cada administración, gestionar el sistema tributario con una cierta unidad de mercado garantizada por esta red. "Sería lo más eficiente y lo más lógico", ha asegurado el Presidente de IHE, Ramsés Pérez Boga.

Entre las propuestas para homogeneizar tributos, los inspectores piden también crear una ventanilla única incluso en las administraciones forales "de tal manera que no tengan que presentar las empresas una declaración a cada administración". En ese proceso recentralizador, el informe remitido al Ejecutivo pide armonizar procedimientos com los de valoraciones inmobiliarias para que en toda España se apliquen los mismos criterios de recaudación y se puedan aplicar los mismos procedimientos de inspección coordinadas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba