Economía

La patronal francesa pide a Hollande que les escuche “como Rajoy a la CEOE”

Los 98 grandes ejecutivos que reclaman reformas al presidente galo envidian la complicidad del PP con la patronal. No exigen medidas tan duras como las de la reforma laboral, pero sí la subida del IVA o frenar las subidas salariales.

El presidente francés, François Hollande, habla ayer por el micrófono en un acto de la OCDE.
El presidente francés, François Hollande, habla ayer por el micrófono en un acto de la OCDE. Bertrand Langlois (EFE)

Ayer por la tarde, el presidente de Francia, François Hollande, anunció medidas inmediatas para incrementar la competitividad. Hollande se hacía eco así del informe que por la mañana le entregó una delegación representando a 98 ejecutivos de las empresas más poderosas del Hexágono, entre las que se encuentran Carrefour, Adecco, Danone, L’ Oréal, Nestlé o Société Générale. En el rapport (informe) Gallois, elaborado por Louis Gallois, ex patrón de EADS y Airbus recientemente nombrado “comisario general de inversión”, se habla de adoptar soluciones que suenan familiares en España: reducción de costes laborales vía salarios, bonificaciones a la contratación o subida del IVA.

Son tan familiares esas medidas en la península que, según cuentan fuentes conocedoras del encuentro, alguien de la delegación patronal se encargó de recordar a Hollande la connivencia de Mariano Rajoy con las organizaciones empresariales españolas. En Francia entienden que el Gobierno español presta mucha más atención a CEOE y otras patronales que la que les dedica el Presidente de la República. También creen que Moncloa ha adoptado medidas más afines a los círculos ejecutivos, empezando por la reforma laboral, cuyo contenido ni siquiera reclama el grupo de los 98.

“España sí escucha a sus empresarios”, titulaba este domingoLe Journal du Dimanche. “La reforma laboral es, de lejos, la medida más apreciada por la patronal CEOE”, decía el artículo, citando al vicepresidente de la confederación empresarial, Arturo Fernández, o al dueño de Mercadona, Juan Roig. La prensa parisina reconoce que el abaratamiento del despido es la vía más radical para menguar costes laborales, por encima de cualquier congelación o rebaja salarial, si bien las indemnizaciones por despido fluctúan mucho hacia un lado u otro entre los países miembros de la UE.

Recortar el gasto público

Otra medida a la que aspiran los empresarios, agrupados en el Movimiento de Empresas de Francia (Medef), es a recortar 30.000 millones de euros de gasto público en dos años. Los celos de los emprendedores galos hacia sus homólogos españoles han suscitado reacciones en algunos foros de webs francesas. “¿Que en España escuchan a los ricos? Claro: así los parados pueden dormir sin problemas en la calle y los niños recibir una ración diaria de comida. Menos mal que los escuchan”, ironiza uno. 

Si Hollande atiende mucho o poco a los empresarios, es algo que se comprobará ahora en noviembre, cuando trasciendan sus medidas económicas, laborales y fiscales. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba