Economía

El Gobierno da el mayor mordisco a la hucha de las pensiones a pesar de la recuperación del empleo

Incluso tras cinco meses consecutivos de mejora de la afiliación a la Seguridad Social, el Ejecutivo de Mariano Rajoy toma 1.500 millones de euros más del Fondo de Reserva que en julio del año pasado.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos
La ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos EFE

La mejora del empleo dista mucho de ser lo suficientemente fuerte como para estabilizar las cuentas de la Seguridad Social. A pesar de que la afiliación haya aumentado en los primeros cinco meses del año en 511.385 trabajadores y que en los últimos doce meses haya crecido en 291.130 ocupados, este mes el Gobierno ha tenido que tomar del Fondo de Reserva 1.500 millones de euros más que en julio del año pasado. Todo con tal de poder hacer frente a la extra de las pensiones.  

A principios de julio, el Ejecutivo dispuso de 5.500 millones de euros de la llamada hucha de las pensiones, la mayor retirada de recursos que jamás se haya hecho de una sola vez, en concreto 500 millones más que los 5.000 millones que extrajo el Ministerio de Empleo en diciembre de 2013. Y este lunes volvió a acudir a ella para hacerse con otros 500 millones. En total, el departamento que dirige Fátima Báñez sacó 6.000 millones en julio, 1.500 millones por encima de los 4.500 millones que retiró en julio de 2013.

Tras esta disposición de 6.000 millones, el Fondo de Reserva se sitúa en los 48.722 millones, un 27 por ciento por debajo de los 66.814 millones que alcanzó al cierre de 2011. Desde que llegó a La Moncloa, el Gobierno de Mariano Rajoy ha sacado en total 24.651 millones, dos veces y medio lo recortado en Sanidad y Educación. Por no hablar de que además a esta cifra hay que sumarle los 4.500 millones cogidos del Fondo de las Mutuas, destinados al mismo propósito de financiar el déficit de la Seguridad Social. Al recurrir al Fondo de Reserva, el Ejecutivo básicamente evita tomar prestado de los mercados y, por lo tanto, engordar todavía más la deuda de las Administraciones Públicas, que ya roza el cien por cien del PIB.

Desde que llegó a La Moncloa, el Gobierno de Rajoy ha sacado del Fondo de Reserva 24.651 millones de euros, dos veces y medio lo recortado en Sanidad y Educación

El desfase del sistema no se corrige debido a que el gasto en pensiones está repuntado un 3,2 por ciento interanual, empujado porque el número de pensionistas ha subido en el último año en unos 150.000 efectivos y porque los nuevos jubilados han cotizado más y, en consecuencia, tienen derecho a una prestación más generosa.

Aunque se trate de un incremento algo menor que el 4,8 por ciento registrado en el conjunto de 2013, la nómina de las pensiones continúa subiendo por encima de lo que se recauda incluso habiéndolas revalorizado sólo un 0,25 por ciento. En junio, el desembolso mensual por primera vez superó los 8.000 millones de euros.

La necesidad de más reformas

Pese a la recuperación del mercado laboral, los ingresos de la Seguridad Social han retrocedido en los cinco primeros meses del año un levísimo 0,08 por ciento en términos de derechos reconocidos. En cambio, hasta mayo los desembolsos en obligaciones reconocidas de la Seguridad Social se elevan un 3,98 por ciento.

De tal forma que la brecha se sigue ensanchando y el mercado laboral no toma el impulso necesario como para enderezar el agujero de las cuentas de la Seguridad Social. Desde que comenzó la crisis allá por el año 2008, la cuantía media de las pensiones ha subido un 20 por ciento al tiempo que los salarios que las sostienen apenas han crecido y hay unos 2,5 millones de afiliados menos.

“Todos estos datos ponen de manifiesto que es necesario avanzar en la reforma del sistema de pensiones, porque si no estaremos abocados a una cuasicongelación permanente de las prestaciones”, explica José Ignacio Conde-Ruiz, miembro del comité de expertos que diseñó el factor de sostenibilidad de las pensiones y autor del libro ¿Qué pasará con mi pensión?

A 31 de mayo, el superávit de la Seguridad Social ascendía a los 5.435 millones, 2.325 millones menos que el año pasado a pesar de que el Estado sólo ha puesto 230 millones menos que en el ejercicio anterior.

No obstante, conforme avance el ejercicio presupuestario y se agoten las inyecciones del Estado, este superávit se tornará en déficit. El año pasado el déficit del sistema de pensiones se cerró en el 1,19 por ciento del PIB, cerca de los 12.000 millones. Gracias a la mejora del empleo y el aumento del PIB, el Gobierno espera que el desfase se rebaje hasta el entorno de los 10.000 millones en 2014 y los 6.000 millones en 2015.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba