Economía

El FROB pagará hasta 2.400 M. para que Medel cierre la operación con CEISS

El precio de la vía de los arbitrajes para los preferentistas de CEISS puede costarle al fondo de rescate un máximo de 1.441 millones. Además, el organismo que dirige Antonio Carrascosa ha comprometido una inyección de capital cercana a los 1.000 M.

Antonio Carrascosa, director general del FROB.
Antonio Carrascosa, director general del FROB.

La avalancha de denuncias judiciales de los preferentistas de CEISS ha obligado al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a ofrecerles una vía negada hasta el momento: el arbitraje. Un proceso que ayudará a los afectados a recuperar toda su inversión, pero que elevará la factura que tendrá que pagar el FROB para que Braulio Medel cierre la adquisición de CEISS. El fondo de rescate puede llegar a realizar un desembolso de 2.374 millones entre el compromiso de inyección de capital de 1.250 millones y las compensaciones por el arbitraje, que podrían ascender a 1.441 millones.

La primera era una condición irrenunciable por parte de Unicaja para que la operación resulte viable. La segunda se ha convertido en una condición indispensable para que se pueda efectuar la compra. Hasta el momento, la respuesta de los titulares de híbridos de CEISS ha sido, mayoritariamente, acudir a la vía judicial para intentar recuperar su inversión. Además, la solución que les ofrece Unicaja tampoco es favorable. Según la ecuación de canje ofertada por la entidad malagueña, tanto a los accionistas (los institucionales dueños de las antiguas preferentes y deuda subordinada) como a los minoritarios titulares de los híbridos de CEISS pueden sufrir quitas de hasta el 70% en la conversión de sus acciones de CEISS por las de Unicaja. Unas pérdidas que los afectados podrían recuperar en parte con el pago de un cupón hasta la salida a Bolsa de la entidad malagueña, no antes de 2016.

En caso que todos los afectados hubiesen aceptado las condiciones de Unicaja, la inyección de capital hubiese ascendido hasta los 317 millones. De esta manera, el FROB, tras haberse comprometido a cubrir todas las necesidades de capital necesarias para cumplir con las exigencias de Medel, tendrá que aportar 933 millones para cumplir con el aval concedido a Unicaja.

Sin embargo, el FROB cubrirá buena parte de esta cantidad con una bolsa de capital sobrante del primer ejercicio de canje de híbridos en CEISS impuesto por la Comisión Europea como parte de su plan de reestructuración. Así, en la práctica, los titulares de híbridos de CEISS y sus accionistas no sólo sufragarán con una nueva pérdida la operación de venta de las antiguas cajas castellanas, sino que parte de la primera quita sufrida será utilizada por el FROB para compensar a la entidad malagueña.

Ante la negativa de los afectados a aceptar el canje de Unicaja, el FROB ha abierto la vía del arbitraje para incentivar que los minoristas acudan al proceso abierto por la entidad malagueña. Sólo optarán a recuperar toda su inversión quienes acudan al canje de Unicaja, siempre que ésta prospere. Una propuesta que obliga a los firmantes a renunciar explícitamente a cualquier reclamación par recuperar sus ahorros tanto por la vía judicial como por extrajudicial.

De esta manera, si todos los minoritarios afectados por las preferentes y deuda subordinada de CEISS ganarán sus procesos de arbitraje, el FROB se vería obligado a indemnizarles con 1.441 millones, la suma de toda la inversión inicial de esta bolsa de minoritarios. Hasta el momento, todos los clientes a los que se les ha aprobado el arbitraje en Novagalicia, Bankia y Catalunya Caixa han obtenido un resultado favorable.

"Los criterios para llevar a cabo la mencionada revisión, que se harían públicos una vez adoptados, serían equivalentes a los acordados en su día por la Comisión de Seguimiento de Instrumentos Híbridos de Capital y Deuda Subordinada, ya empleados en otros procesos de revisión o arbitraje llevados a cabo por entidades como NCG Banco SA, Catalunya Banc SA o Bankia”, explicó el FROB este jueves en un comunicado.

De esta forma, analizada la situación del afectado por parte del FROB y “a juicio de un experto contratado”, como ha ocurrido en el caso de las nacionalizadas, “el FROB procedería a compensar al inversor minorista” siempre que se demuestre que “hubiera existido una mala comercialización del instrumento originario”.

La factura máxima a la que se enfrenta el FROB sigue siendo sensiblemente inferior al precio de liquidación de CEISS que asciende a 7.700 millones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba