Economía

El Gobierno prevé un regreso del capital extranjero en 2013 tras las exitosas emisiones de empresas

Las grandes compañías españolas logran colocar 4.500 millones de deuda entre inversores foráneos en las últimas dos semanas, lo que hace pensar en un mayor apetito por la marca España. 

El Gobierno prevé un regreso del capital extranjero en 2013 tras las exitosas emisiones de empresas
El Gobierno prevé un regreso del capital extranjero en 2013 tras las exitosas emisiones de empresas

Las exitosas colocaciones de deuda de compañías españolas en las últimas dos semanas hacen pensar al Gabinete de Mariano Rajoy que durante 2013 puede darse un importante retorno de inversores foráneos, según fuentes gubernamentales.

BBVA, Telefónica, La Caixa y Gas Natural han aprovechado la apertura de los mercados para captar financiación a unos tipos incluso menores que a los que se financia el Estado.

El Gobierno ha estado pagando por los títulos a 10 años unos 400 puntos por encima del midswap y unos 150 puntos sobre el midswap por el tramo a dos años. El midswap es un índice basado en la curva de tipos sin riesgo para la financiación privada, es decir, lo más barato que puede financiarse una empresa europea.

Sin embargo, Telefónica y Gas Natural tomaron prestado 1.500 millones y 600 millones, respectivamente, a 293 puntos sobre el midswap a 10 años, una cifra muy inferior a la abonada por el Reino de España.

BBVA también se financió más barato que el Estado al captar 1.500 millones a 5 años a 295 puntos básicos por encima del midswap.  

Además, todas las emisiones han experimentado una excelente acogida entre los fondos extranjeros, que abarcaron siempre más del 70 por ciento de la colocación.

La Caixa consiguió que un 80 por ciento de su subasta de 1.000 millones a tres años se la llevasen inversores foráneos. En el caso de Telefónica y BBVA, esta cifra alcanzó un 90 por ciento; un 86 por ciento para Gas Natural y un 71 por ciento para Banco Popular. Juntas captaron en dos semanas 4.500 millones del exterior.

En opinión de fuentes gubernamentales, semejante apetito por las empresas españolas podría marcar una suerte de estabilización para la deuda pública, una vez ha quedado superada la incertidumbre sobre la ruptura del euro.

De hecho, estas fuentes recuerdan la robusta demanda y los tipos sensiblemente más bajos a los que captó dinero el Estado español en la primera subasta del año.  

Estas tesis presuponen que conforme se cimenta una cierta mejora para finales de año o comienzos del siguiente los inversores se anticiparán, de modo que durante 2013 habrá un importante retorno de los capitales fugados que podría apuntalar dicha recuperación.

Las palabras de Mario Draghi han resultado cruciales, pues el presidente del BCE contempló en su rueda de prensa del jueves indicios de un repunte en la actividad hacia finales del ejercicio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba