Economía

La sangría del FROB: sólo recupera 2,1 millones de los 40.000 inyectados a las cajas nacionalizadas en 2012

El organismo dirigido por Antonio Carrascosa apenas obtiene 2.112.001 euros en capital por dos operaciones durante el pasado ejercicio. El euro corresponde a la venta del Banco de Valencia a Caixabank. El resto de los ingresos corresponden a la venta del 2,59% de Novagalicia. El FROB dejó de anotarse 547 millones por los intereses de los préstamos suscritos con Bankia, NCG y Catalunya Caixa al capitalizar estas ayudas.

2,1 millones y un euro. La fórmula suena a condena pero resume el escaso retorno que cosechó el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en 2012 por sus desinversiones en las entidades nacionalizadas. El euro corresponde al pago efectuado por Caixabank por la adquisición del Banco de Valencia, en una operación en la que el fondo de rescate suscribió 5.500 millones en capital y concedió un EPA que puede superar los 4.000 millones. Mientras, la entidad presidida por Antonio Carrascosa ingresó un pago de 2.112.000 euros procedente de la venta de las acciones correspondiente al 2,59% del capital de Novagalicia. En total, según reconoce el informe anual del FROB, el Estado sólo recuperó en 2012 el 0,005% del capital de los 40.000 millones en ayudas públicas inyectadas a las cajas nacionalizadas en el rescate europeo.

Precisamente, la llegada de dinero del MEDE redujo los ingresos que percibe el FROB de las entidades con ayudas públicas en concepto de intereses por los diferentes préstamos concedidos desde el inicio del proceso de reestructuración de la banca española. Así, el organismo que dirige Carrascosa, al capitalizar los créditos que tenían suscritos Bankia, Catalunya Caixa, Novagalicia y Banco de Valencia con el FROB, y la posterior operación acordeón que se produjo sobre el capital de estas entidades, deja de percibir la remuneración anual de sus intereses. En 2011, los ingresos por este concepto se elevaron a 547 millones (354 millones de Bankia; 100 millones de Catalunya Caixa y otros 93 millones de la entidad gallega).

El FROB, por contra, si se apuntó unos ingresos, que no capital, de 191 millones por los intereses de las preferentes que tiene suscritas el fondo estatal en CEISS, BMN y Banca Cívica. En las cuentas de 2013, aparecerá como ingreso el pago de los intereses realizados por la Sareb por la participación del FROB en el banco malo. El FROB suscribió, el pasado 31 de diciembre, con la entidad que preside Belén Romana un préstamo por valor de 1.271 millones que cuenta con una remuneración anual del 8%.

La cuantía recuperada por el FROB apenas supone un 0,005% del total de las ayudas recibidas en el rescate europeo a la banca española

En 2013, como en sucedió el pasado año, Luis de Guindos no se ha cansado de reiterar que la venta de Novagalicia y Catalunya Caixa "maximizará el retorno de la inyección de capital en estas entidades". "Lo tenemos que hacer en el momento adecuado y con un proceso lo más competitivo para que el contribuyente español obtenga los máximos recursos posibles", aseguró el ministro de Economía, el pasado 24 de junio, en una entrevista en la Cope.

Sin embargo, ambas operaciones no reportarán más que apenas dos euros a las arcas del FROB, salvo que el Banco de España se decante por la oferta del sindicato de fondos norteamericanos, liderado por Guggenheim Partners, que parece dispuesto a pagar una cantidad por la adquisición de Novagalicia. El resto de compradores no parecen dispuestos a pagar más allá del euro por la absorción de ambas entidades, a cambio, eso sí, de millonarias ayudas en forma de protección por sus carteras de créditos problemáticos y otra serie de ventajas fiscales. A lo largo de este 2013, el FROB ha logrado recuperar un euro por la venta del Banco Gallego al Sabadell, a quien también concedió un Esquema de Protección de Activos. Además, Caixabank devolvió los 977 millones que recibió en ayudas Banca Cívica, dinero público recibido por el antiguo SIP liderado por la CAN y Cajasol anterior al rescate europeo.

De hecho, las prisas del FROB, Economía y el Banco de España por vender Catalunya Caixa y Novagalicia obedece al deterioro que puede sufrir la participación estatal en ambas entidadades. Así lo pone de manifiesto Deloitte, auditor del FROB, en su informe de auditoría sobre las cuentas anuales de este organismo.

Deloitte, auditor del FROB, advierte que la valoración de las inversiones del fondo en las nacionalizadas puede seguir deteriorándose a lo largo del presente ejercicio

"A la fecha de formulación de estas cuentas anuales (se publicaron el pasado viernes) existen determinadas incertidumbres sobre el efecto conjunto que, para las entidades participadas por el FROB, podrían derivarse de los siguientes hechos: las acciones de los intrumentos financieros híbridos; las reclamaciones judiciales o acogidas a procedimientos de arbitraje, recibidas o que puedan recibir en el futuro las entidades de sus clientes por razón de la comercialización de productos complejos; o los resultados de la revisión de las carteras de operaciones reestructuradas requerida por el Banco de España y de la calidad de los activos de las entidades de crédito recomendada por la Autoridad Bancaria Europea (EBA)", reconoce Deloitte. "Los hechos mencionados", corrobora, "junto con la propia evolución de las entidades, podrían afectar a la valoración de las inversiones del FROB reflejadas en estas cuentas anuales".

El FROB valora su participación neta en Bankia en un total de 8.783 millones, tras una pérdida de 9.176 millones en 2012. Mientras, Novagalicia y Catalunya Caixa cuentan con un valor neto de 2.334 millones y 2.410 millones tras unas pérdidas de 3.091 millones y 6.674 millones, respectivamente, por el deterioro de la participación estatal.

De confirmarse la venta de estas dos últimas nacionalizadas por dos euros, el FROB se apuntará en este 2013 unas pérdidas mínimas de 4.744 millones. En los datos que asume este organismo en su informe anual ya se asume que se perderán la mayor parte de las ayudas a la banca. La conclusión es que, a finales de 2012, el fondo de rescate ya da por perdidos 36.000 millones de los 52.000 millones que inyectaron el año pasado en Bankia, Novagalicia (NCG), Catalunya Banc, Banco de Valencia, Caja España Ceiss y BMN.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba