SEGÚN EL FMI, LOS RICOS SON MÁS RICOS Y LOS POBRES, MÁS POBRES

La crisis aumenta un 3% la desigualdad y coloca a España al nivel de Croacia y Lituania

Desde 2007 se ha producido en España "uno de los peores deterioros absolutos en la distribución de riqueza", afirma el FMI. Sólo en Lituania la desigualdad ha crecido más. 

La directora del FMI, Christine Lagarde.
La directora del FMI, Christine Lagarde. efe

La crisis no ha pasado factura a todos. Según revela el FMI en su informe sobre España, los más ricos se han enriquecido desde que comenzó la recesión mientras los más pobres se han empobrecido todavía más. La brecha que separa a unos y otros ha aumentado un 3%, según el Fondo Monetario Internacional.

España ha sufrido “uno de los peores deterioros absolutos en la distribución de riqueza”, afirma el FMI

El golpe es de tal calibre que el organismo asegura que no sólo se ha disparado la pobreza sino que es necesario llamar la atención sobre lo que describe como “uno de los peores deterioros absolutos en la distribución de riqueza”. Sólo en Lituania ha aumentado más la desigualdad que en España en los últimos años. Con las nuevas cifras, España se coloca en niveles de desigualdad similares a los que existen en países como Estonia o Croacia y queda lejos de la media de los países de la Unión Europea. 

Han bastado cinco años de recesión para anular la convergencia de rentas que comenzó en el año 1994 y que había conseguido que la diferencia entre los trabajadores mejor pagados y los peor remunerados se recortara en un 20%. Entre el 94 y el comienzo de la crisis España se había convertido en un país con niveles de desigualdad similares a los de la media de la OCDE. De hecho, entre 1990 y 2005, “la porción del 1% de ingresos más altos sólo creció cuatro décimas (del 8,4 al 8,8%)”, según el informe del organismo titulado “Divided we stand”.

El paro y la temporalidad, claves 

Según el análisis del organismo, si se corta a la mitad la tabla de ingresos del país, en la parte de abajo quedan fundamentalmente los trabajadores con contratos temporales. Tres de cada cuatro trabajadores con sueldos más bajos son empleados con contratos temporales.

De igual modo, los más jóvenes son los más pobres en España. "El 50% de los jóvenes está en el paro, un tercio ha dejado los estudios y los que consiguen un trabajo lo hacen con un contrato temporal", describe el FMI.

Implicaciones tributarias

La creciente desigualdad en el país calienta también el debate político porque entra de lleno en el debate fiscal que mantienen abierto PP y PSOE. Según la OCDE, ante la nueva situación cabe deducir que “los grupos de rentas más altas tienen ahora una mayor capacidad tributaria”. Por ese motivo, el organismo apuesta por “rexaminar la función redistributiva de los ingresos a fin de velar por que los individuos más acaudalados satisfagan su parte correspondiente de la carga fiscal”. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba