Entrevista al subdirector de 'The Economist'

"En Escocia y Cataluña hay un fenómeno curioso: una izquierda cosmopolita pero ultranacionalista"

Adrian Wooldridge es subdirector del semanario británico 'The Economist' y está recorriendo el mundo presentando su libro 'La cuarta revolución'. Ha pasado por España para reflexionar sobre el Estado moderno y su función.

  • Adrian Wooldridge, en su discurso en la Fundación Rafael del Pino
    Adrian Wooldridge, en su discurso en la Fundación Rafael del Pino FUNDACIÓN RAFAEL DEL PINO
  • Adrian Wooldridge, en su discurso en la Fundación Rafael del Pino
    Adrian Wooldridge, en su discurso en la Fundación Rafael del Pino FUNDACIÓN RAFAEL DEL PINO

Adrian Wooldrige es 'management editor' en el semanario británico The Economist, un cargo cuyo equivalente en España sería el de subdirector o tal vez el de gerente con capacidad administrativa además de periodística. Este británico ha estado recientemente en España para presentar, en la Fundación Rafael del Pino, su libro La cuarta revolución, en el que hace un repaso por la función del Estado occidental en el siglo XXI, sus retos, sus oportunidades y contradicciones.

- Habla de controlar el gran Leviatán que es el Estado occidental...

Desde hace unos cientos de años, los occidentales han inventado y reinventado el Estado, como centro de lo que debe ser una democracia moderna. Lo que pasa ahora es que el Estado moderno y democrático es cada vez menos eficiente y el Estado chino, antiliberal y sin libertad, es cada vez más eficiente. Así que más democracia supone menos eficiencia. Es como si miras en Estados Unidos: la polarización política hace que al Estado le cueste tomar decisiones. En la Unión Europea hay un déficit democrático y gente que piensa que no es lo suficientemente democrática. Pero si vas a los emergentes, estos piensan que no deben escoger una democracia liberal sino un modelo chino, que es lo que hace crecer a la economía. Es cierto que ahora tienen un parón pero también que tienen una ventaja muy obvia respecto al oeste a la hora de manejar un Estado. Así que occidente ya no tiene un monopolio de las buenas ideas.

- Uno de los principales problemas ahora son las pensiones. La población envejece, necesitamos más gente para pagarlas y los pensionistas votan mucho más que los jóvenes. Los partidos saben esto y tratan de mantenerlos siempre contentos en cada campaña electoral mientras los ingresos del sistema decaen.

No lo podría haber dicho mejor. Uno de los principales problemas de la política moderna y de la democracia es manejar bien el bien común y en ello, son clave las pensiones. La democracia ahora representa más pasado que futuro. El sistema ahora representa quitar dinero de educación o sanidad para dárselo a los pensionistas. En estos momentos, el Estado de Nueva York gasta más en pensiones que en acciones activas en las calles. Las pensiones son crecientes.

- En España, representa un 38% sobre el gasto total de la administración central.

Totalmente. Es muy fácil para los políticos decir que mejorarán las pensiones porque ellos no tendrán que pagar las pensiones en el presente. Eso es terrible. Supone dar dinero del presente al pasado y creo que la gente joven quiere cambiar eso. Cuando había mucha gente joven y poca gente mayor esto era fácil de hacer pero ahora la ratio ha cambiado, cada vez hay más gente mayor reclamando pensiones. Tenemos que hacer algo.

- ¿Pueden los Estados europeos usar a los refugiados para resolver este problema, dando asilo a la gente joven?

"Previas generaciones de refugiados en países como Suecia han acabado en suburbios o casas baratas por no ser bien integrados"

Parte de los problemas demográficos europeos pueden ser redirigidos por un tiempo con refugiados, pero creo que es peligroso traer gente de fuera. Así creo que piensan en Alemania. Pero no sabemos exactamente cuáles son las habilidades de esta gente que viene y si se adaptan a nuestras necesidades. La experiencia dice que en previas generaciones de refugiados en países como Suecia, no se integraron muy bien y acabaron creando bolsas de paro grandes y guetos. Así que es peligroso verlos como trabajadores potenciales y no verlos como futuros receptores de ayudas sociales, si vienen y no consiguen trabajo.

- ¿Qué opina sobre un sistema de capitalización como el chileno?

Es bueno. En occidente lo que hacemos es meter pequeños arreglos en el sistema de pensiones para seguir tirando pero lo que necesitamos es hacer como en Chile o en Suecia: sentarse y crear un sistema de pensiones sostenible. Muchas veces no es tanto lo que hay que hacer, pero la presión política es tan grande que no pueden plantearse ni pequeños cambios.

- En su libro dice que con la globalización muchas personas buscan una red de seguridad que es el Estado. ¿Es obligatorio para los Estados europeos proveer de esta red de seguridad a las personas que cruzan continentes y miles de kilómetros?

"Si consigues que los inmigrantes trabajen son un recurso importante, pero si los llevas a los suburbios, si no los integras es un desastre"

No tengo claro cómo puede no hacerse. Europa no puede proveer una red de seguridad a todo el mundo porque un estado del bienestar es un conjunto de interdependencias y tiene que estar equilibrado. Es un shock para el sistema y Europa en su conjunto va a tener muchas dificultades para resolver los problemas de toda esta gente. El estado de bienestar es una suerte de seguro. Los inmigrantes son un recurso muy importante si consigues que trabajen, pero en caso contrario, si los llevas a los suburbios, a las casas baratas, si eso es lo que haces será un desastre para tanto para el estado de bienestar como para la economía.

- Nacionalismo. Algunas regiones buscan Estados para menos gente pero prometiendo más Estado a esa gente que se queda. Es el ejemplo de Cataluña o de Escocia. 

Una cosa rara que pasa en la izquierda es que por un lado es cosmopolita (refugiados, inmigración...) pero por otra parte es nacionalista. Escocia para los escoceses o Cataluña para los catalanes.

- Cataluña no está siendo llevada por la izquierda precisamente, al menos el partido gobernante no es de izquierda.

Sí, es un caso diferente. En Escocia el partido laborista ha sido reemplazado por el Scottish National Party (SNP), que ve a los ingleses como más de derechas. Es una resistencia a la globalización que se une al apoyo a los refugiados, inmigrantes, etc. El SNP, sin embargo, está teniendo resultados muy pobres en educación, sanidad y otras políticas. En comparación con Inglaterra está por debajo. La educación es gratuita, pero por eso precisamente las universidades pierden calidad. No lo están haciendo muy bien.

- Usted es inglés, ¿no?

Sí, lo soy.

- ¿Le importaría que Escocia se independizara?

"El matrimonio entre Escocia e Inglaterra las ha hecho más fuertes a las 2. Muchas de las mejores cosas de Inglaterra han venido de Escocia"

Claro que sí. Sin duda que sí. El matrimonio entre Inglaterra y Escocia ha hecho más fuerte a cada una de ellas. La historia de ambas ha hecho que muchas de las mejores cosas de Inglaterra hayan venido de intelectuales escoceses, como la ilustración. Creo que el nacionalismo tiene mentes muy estrechas, echa los problemas a otras personas. Para ser honesto no se puede tomar una decisión fundamental sobre la composción de un Estado por una fiebre de corto plazo, podría ser muy malo. El nacionalismo no tiene razones. Es mucho mejor hacer las cosas juntos.

- Aparte del nacionalismo, ¿cree que un Estado pequeño puede proveer de mejores servicios a sus ciudadanos?

Lo importante no es el tamaño sino si es eficiente, si hace bien lo que tiene que hacer. ¿Que preferirías, vivir en Suecia donde tienen un Estado grande o en Congo donde tienen menos Estado en relación al PIB? El Estado debe ser eficiente y honesto. Aunque hay un momento en que se vuelve tan grande que se boicotea a sí mismo.

- ¿Qué cree que le pasará al Partido Laborista con la llegada de Jeremy Corbyn? Es raro ver a un izquierdista clásico al frente de una formación tan moderada.

Ganó por un cambio en las condiciones de voto.

- ¿Fue un fraude?

No realmente, fue innovación de Ed Miliband para aumentar el voto popular. El problema de Corbyn es que no ha evolucionado desde los 70, se paró en el pasado. Es una tragedia para los laboristas. Es izquierdista y quiere que el gobierno vuelva a hacer cosas que hacía en los 70, pero el mundo ha cambiado y la gente que realmente se preocupa sobre el sector público tiene que buscar que este Estado subsista en la era de internet. No ha presentado ninguna propuesta para mejorar la educación o la burocracia en un mundo de internet.

- ¿Es una buena noticia para Cameron? ¿Que pasará ahora con la gente de centroizquierda?

Creo que las posibilidades de que los laboristas ganen las próximas elecciones es poca. La competencia es buena pero si el Partido Laborista quiere reinventar los 70, no será una buena idea. Compañías como Google están reinventando el mundo y por otro lado tenemos a Jeremy Corbyn con recetas de hace tres décadas.

- ¿Abandonará Reino Unido la Unión Europea en el referéndum previsto para 2017?

Votaremos para quedarnos. Otro caso referente a Corbyn es que él siempre ha sido antieuropeo mientras que el Labour es históricametne proeuropeo. Y ahora están divididos.

- ¿En qué se parecen Cataluña y Escocia?

Cataluña es diferente, es más rica respecto a la media que Escocia, que es más pobre que la media de Reino Unido. Estoy a favor de votar pero no de romper Estados que vienen largamente establecidos. En Quebec pasó eso, a largo plazo han sufrido tras su referéndum. La economía de Quebec es ahora más pobre que la de Canadá.

- En Escocia los jóvenes votaron independencia y los más experimentados unión.

Es una moda política que en diez años no estará. Me quedé muy sorprendido por la gente joven.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba