Economía

Otro 'culebrón Koplowitz': los minoritarios atascan la refinanciación de Eroski, anunciada en agosto

La banca confía en que se pueda firmar la reestructuración de la deuda de la compañía, cifrada en 2.605 millones, durante la primera quincena de diciembre. Para ello, Eroski debe terminar de cerrar el acuerdo con los socios minoritarios de la cooperativa. Precisamente, las exigencias y el gran número de socios que deben refrendar el acuerdo ha retrasado la firma del pacto sellado a principios de agosto.

Un supermercado de Eroski.
Un supermercado de Eroski.

Eroski anunció el acuerdo, el pasado 1 de agosto. El grupo de distribución aseguraba haber llegado a un acuerdo con la banca acreedora para cerrar la refinanciación de su deuda por 2.605 millones de euros hasta 2019, tras casi cerca de un año de negociaciones, al tiempo que venderá activos por 300 millones de euros, entre los que podrían figurar centros comerciales. De esta forma, el grupo de distribución asegura su viabilidad tras alargar el vencimiento de la deuda y lograr nuevas líneas de crédito para mantener las inversiones. Sin embargo, cuatro meses después, el acuerdo sigue sin firmarse, según confirman a Vozpópuli en fuentes financieras.

La banca confía en que pueda firmarse el acuerdo a lo largo de la primera quincena del recién estrenado diciembre. Una vez que se haya concretado el acuerdo con todos los socios minoritarios. Precisamente, la negociación entre Eroski y los cooperativistas han atascado la firma de la salida financiera de la compañía durante agosto pasado. "Las grandes líneas del documento pactado no han variado. Simplemente, falta el apoyo de los minoritarios para que se pueda firmar el acuerdo de reestructuración", confirman estas fuentes.

La firma de distribución alcanzó en agosto un acuerdo con las ocho principales entidades financieras que superan el 85% de la deuda bancaria de Eroski, y que, posteriormente, fue compartido con el resto de las entidades que completan el 'pool' de banca de la compañía. "La reestructuración de nuestro pasivo permite focalizarnos en nuestro negocio de distribución, la base de toda nuestra actividad, para ir consolidando los pasos en torno al nuevo Eroski que satisfará mejor a los consumidores, los acreedores, los trabajadores, a la sociedad y a los socios de este grupo", indicó entonces Agustín Marjaide, presidente de Eroski. "No contemplamos participaciones de capital externas, aunque en el pasado hemos mantenido importantes participaciones externas en gran parte del grupo", apuntó el presidente de la firma.

Eroski ya ha avanzado en el plan de reestructuración de la deuda, pero el acuerdo sigue todavía sin cerrarse definitivamente

La nueva estructura financiera ofrece "una solución sostenible para los próximos años" y está alineada con la capacidad de la empresa de generar un Ebitda positivo recurrente, que ha mostrado una sólida estabilidad en torno a los 250-300 millones de euros anuales a pesar del contexto económico de caída de consumo y crisis económica. En concreto, se trata de un plan de reestructuración de la deuda que se divide en varios tramos fundamentales. El primero, el senior de más calidad, consta de 800 millones con vencimiento el 31 de julio de 2019, con unos intereses que oscilarán entre el 2,5% y 5% total en función de la generación de caja de la compañía, y que queda vinculado a la propia actividad de distribución de la compañía.

Por su parte, el segundo está ligado a desinversiones, por 300 millones de euros, que permitirá a Eroski realizar desinversiones de "manera ordenada" y contará con un periodo de carencia inicial de 6 meses. En esta línea se enmarca la reciente venta de 160 supermercados a la cadena Dia por 146 millones o la desinversión de un centro comercial en Alicante a la socimi Lar Real Estate.

También figura un tramo de deuda no estructural de 942 millones de euros, constituido como deuda a largo plazo ligada a la mejora del Ebitda y al cumplimiento del plan de negocio acordado. La amortización de este tramo será 'bullet' a cinco años a un tipo medio del 3,75%, con un periodo de carencia de 12 meses.

Respecto a la deuda inmobiliaria, por 563 millones de euros, el tramo se estructura de tal forma que no drenará recursos del grupo y estará supeditado a los resultados de la actividad inmobiliaria de la compañía de distribución y que mantiene las condiciones anteriores. Además, la banca le ha otorgado una línea de circulante de 375 millones de euros, que la compañía viene utilizando para su actividad ordinaria.

Por otro lado, la reestructuración financiera de Eroski posibilitará la activación en su momento del acuerdo de intenciones suscrito con determinadas entidades financieras para un futuro canje de las aportaciones financieras subordinadas (AFS) por un nuevo bono subordinado a 12 años. La firma de distribución ha recordado que, desde su primera emisión, en 2002, Eroski ha abonado a sus inversores en AFS un total de 270 millones de euros en concepto de intereses.

Eroski, con una plantilla de 36.432 trabajadores, cuenta en la actualidad con una red de 1.909 establecimientos, entre los que figuran 90 hipermercados, 1.456 supermercados, 19 cash&carry, 63 gasolineras, 23 ópticas, 155 agencias de viajes, 42 tiendas de deporte Forum Sport y 221 Perfumerías iF.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba