Economía Un ciudadano de a pie se cuela en Bruselas para fustigar a Rajoy por las renovables

Un modesto técnico informático de 30 años se paga su viaje y el de su madre a Bruselas para denunciar ante la Comisión de Peticiones las puertas giratorias en el sector energético y la política antirrenovable de Rajoy.

Alejandro Fernández es un modesto técnico informático zaragozano de 30 años que decidió liarse la manta a la cabeza para defender una causa que parecía perdida de antemano. La única conexión que le une con la energía fotovoltaica y el autoconsumo (hogares e instalaciones que generan su propia electricidad con placas solares) es su amor por la electrónica y por el enredo.

En 2012 compró seis pequeñas células fotovoltaicas con las que creó un panel, lo puso en casa y empezó a generar electricidad que le permitía cargar el móvil y alimentar varias bombillas LED.

Se enamoró de la energía solar y de las posibilidades que ésta puede dar para alimentar una vivienda sin tener que pagar el recibo de la luz.

Fernández es amante de la electrónica y en 2012 compró seis células fotovoltaicas y montó un panel en casa con el que carga el móvil y alimenta varias bombillas LED

Por eso, cuando el Gobierno de Rajoy sacó el borrador de Real Decreto de Autoconsumo, que establece tales cargas y peajes que lo hace inviable para una economía familiar, montó en cólera y acudió a la plataforma de movimientos sociales Change.org.

Lanzó a las redes sociales una petición para que el Ejecutivo eliminase el impuesto al sol que grava la autoproducción de electricidad y en poco tiempo superó las 50.000 firmas.

Visto el éxito (la petición ya suma 250.000 firmas en Change.org) de su iniciativa se armó de valor y solicitó ser recibido por la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo para denunciar “el atropello” que supone la normativa sobre autoconsumo, que “claramente tiene la intención de favorecer a las grandes compañías energéticas de toda la vida poniendo todos los impedimentos posibles para el autoconsumo”, comenta Alejandro a Vozpópuli.

“Pedí tres días libres en mi trabajo y le dije a mi madre, que habla francés, que me acompañara a Bruselas” para comparecer ante la Comisión de Peticiones.

“El vuelo, el hotel y la manutención me lo he pagado de mi bolsillo. Habrán sido unos 300 euros entre mi madre y yo”.

Hizo una petición a través de Change.org, firmada ya por 250.000 ciudadanos, para pedir la eliminación del impuesto al sol del autoconsumo

Parecía impensable que un ciudadano de a pie pudiera erigirse en líder de una revuelta del sector las energías limpias contra las políticas antirrenovables de Rajoy. Y más impensable aún que tuviera las puertas abiertas del Europarlamento.

A la Comisión de Peticiones acudieron representantes de las patronales Unef, Anpier y la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético. Tres portavoces con formación empresarial y jurídica, y junto a ellos un ciudadano europeo nada experto en renovables.

Su intervención (ver vídeo adjunto) duró unos cinco minutos: “Por favor ayuden a que el Gobierno que salga de las elecciones del domingo deje de poner impedimentos al correcto desarrollo de las renovables en España abriendo una investigación para esclarecer las causas del atropello a las renovables”.

Su exposición provocó la admiración de la mayoría de los europarlamentarios que estaban en la Comisión. Alejandro Fernández criticó duramente el vicio de las puertas giratorias en el sector energético español y fue muy didáctico al explicar por qué el impuesto al sol aplicado al autoconsumo es una mera traba para impedir su desarrollo: “Es como si planto un manzano en mi jardín, cojo una manzana y el frutero se enfada porque no recibe los 50 céntimos que cuesta la manzana. Y entonces decide pedirme 10 céntimos por cada manzana que me coma del árbol que yo he plantado y regado en mi jardín”.

Alejandro, junto a los representantes de Unef, Anpier y la Plataforma, ha conseguido que el Europarlamento pida explicaciones a Rajoy por su política antirrenovable

El RD de Autoconsumo obliga a los hogares que produzcan su propia electricidad, aunque no puedan verter la sobrante al sistema, a pagar ese peaje de respaldo o impuesto al sol por una red que no pueden usar.

La iniciativa de Alejandro y de sus otros tres compañeros de batalla ante la Comisión se ha saldado con éxito, al menos por ahora. El Europarlamento ha enviado a España un requerimiento de información para que dé explicaciones y justifique tanto los recortes a la retribución a las renovables como el nuevo RD de Autoconsumo.

El procedimiento se mantiene abierto y en caso de que la Comisión y el Europarlamento encuentren indicios del "atropello" que denuncia Alejandro, el siguiente paso sería la apertura de un expediente contra el Reino de España.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba