Economía

La crisis provoca que un millón de mujeres con más de 35 años salga del hogar en busca de empleo

Desde el tercer trimestre de 2007, más 950.000 mujeres se han incorporado al mercado laboral, engordando la tasa de población activa. También contribuyen a aumentar el paro, ya que el 70% de las que dejaron el hogar no tiene empleo. 

Dos mujeres trabajan de teleoperadoras.
Dos mujeres trabajan de teleoperadoras.

Las crisis se capean como buenamente se puede, aunque para ello haya que romper estadísticas y moldes. Así, en España las mujeres adultas siempre se hallaron en minoría dentro de la tasa de ocupación o la de población activa: con los años, ellas han ganado opciones para estudiar, trabajar y desarrollar una vida más autónoma que sus madres y abuelas y, aun así, la brecha laboral con los hombres no se reducía, o se recortaba muy poco. Pero tenía que llegar la crisis para barrerlo todo: el paro masivo y las necesidades de los hogares han animado a la mujer adulta a combinar o aparcar las tareas del hogar en busca ingresos. Y aunque solo tres de cada 10 han tenido suerte, la diferencia entre los hombres y mujeres en edad de trabajar es más corta que nunca.      

Lo dice un análisis detallado de la Encuesta de Población Activa tomada a partir del tercer trimestre de 2007, es decir, hace cinco años, es decir, desde el inicio de la crisis: casi un millón de mujeres casadas con 35 o más años han salido del hogar a la caza de un empleo. La agencia Servimedia recabó la semana estos datos en una excelente nota que pasó más bien desapercibida.

La cruz de este impulso son los resultados: algo más de un 70% de las 951.700 que lo han intentado durante el último lustro no ha tenido suerte. Unas 672.500 mujeres solo contribuyeron a engordar la tasa de paro de 2007 a hoy.   

"Cada vez más los hogares donde el cabeza de familia varón no tiene empleo y las mujeres antes inactivas intentan encontrar uno", escribe Ángel Laborda, de Funcas.

Para algunos expertos, el hecho de que aumente el desempleo a costa del ingreso del ama de casa tradicional en el mundo laboral es una buena noticia. “En el segundo trimestre, la tasa de actividad de la población en edad de trabajar aumentó hasta el 75,5%, por encima de la zona euro”, analizaba este domingo Ángel Laborda, de Funcas, en El País. “La tasa de los jóvenes bajó y la de los hombres adultos se mantuvo. Ello se explica porque son cada vez más los hogares donde el cabeza de familia varón no tiene empleo y las mujeres antes inactivas intentan encontrar uno para mantener los ingresos, aprovechando que son precisamente ellas las que más oportunidades tienen de encontrar trabajo. Un aplauso para las mujeres.”

También constata esta tendencia un estudio de la agencia de trabajo temporal Adecco, que la explica con los 1,2 millones de hogares con todos los miembros en paro. La mujer con más de 35 años se vuelca en el sector servicios, particularmente en puestos de acompañamiento escolar, telemarketing, degustación y promoción de productos en grandes superficies, recepcionistas, secretarias o manipulación de alimentos.

El balance de los últimos cinco años es más desolador para los hombres. En lo que va de crisis, los varones que tienen un trabajo o lo están buscando son 318.800 menos. La población activa entre los hombres es de 12,5 millones de personas, frente a 10,5 para las mujeres. Ahora solo falta que ambos sexos encuentren trabajo, es decir, que queda un mundo. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba