Economía

El empleo en las empresas públicas sólo se redujo un 0,7% durante los dos primeros años de Gobierno del PP

La gran reforma de la Administración tan pregonada por el Ejecutivo popular queda en entredicho al comprobar cómo la reducción de empleo en las empresas públicas se reduce al mínimo según los datos facilitados en la última EPA. Sólo se han recortado 1.200 empleos. Y todo ello pese a haber suprimido hasta 607 entes en las Comunidades Autónomas. 

El ministro de Hacienda junto a la vicepresidenta del Gobierno en la última rueda de prensa tras el consejo de ministros
El ministro de Hacienda junto a la vicepresidenta del Gobierno en la última rueda de prensa tras el consejo de ministros Efe

La ocupación de las empresas públicas esquiva mejor la crisis que ningún otro sector. Durante los dos primeros años de mandato del PP, el empleo en los entes públicos se ha recortado sólo un 0,7 por ciento, de acuerdo con los datos de la Encuesta de Población Activa, la estadística más respetada del INE y homologada con el resto de Europa.

De los 157.100 ocupados en empresas públicas contabilizados por la EPA en el cuarto trimestre de 2011, dos años más tarde sólo se han recortado unos 1.200 puestos de trabajo. Unas cifras que contrastan con los 49.600 suprimidos sobre un total de 533.100 en el Estado central, los 242.500 eliminados de 1,76 millones en las comunidades autónomas, y los 33.500 sobre 623.500 de las corporaciones locales.

Si en las empresas públicas ha disminuido el empleo un escasísimo 0,7 por ciento, en el Estado central ha descendido un 9,3 por ciento en el mismo periodo, un 13,7 por ciento en las Autonomías y un 5,37 por ciento en los municipios.

El Gobierno del PP aprobó la no reposición de la mayor parte de funcionarios que se jubilaban y aplicó un ajuste en Sanidad y Educación que permitió hacer trabajar más al personal y por lo tanto prescindir de plantilla. Hasta entonces, bajo el mandato de Zapatero, el empleo público había estado repuntando durante la crisis.

Sin embargo, parece que los esfuerzos del Gobierno popular en esta materia no han llegado en la misma medida hasta las empresas públicas. Y el contraste es todavía mayor si se compara con toda la ocupación perdida en el sector privado durante los últimos seis años. De los 17,5 millones alcanzados antes del estallido de la burbuja, ahora sólo quedan 13,9 millones de trabajadores, un 20,5 por ciento menos.

Estos datos ponen en tela de juicio toda la reforma de la Administración puesta en marcha y pregonada por el Gabinete de Rajoy. Pese a que a fecha de 1 de julio de 2013 prácticamente se han cerrado 607 empresas públicas en las Autonomías, el esfuerzo no ha tenido reflejo en los datos de la EPA, lo cual plantea si en muchas ocasiones estos cierres no han acabado como meras fusiones que respetaban o recolocaban el personal.

No obstante, el informe de reorganización del sector público empresarial de las CCAA elaborado por Hacienda sostiene que estos cierres y reestructuraciones se han traducido en un recorte de 14.241 puestos de trabajo. Pero se antoja muy extraño que, sin embargo, este ajuste no se perciba en las cifras barajadas por la EPA. Sólo el cierre de Canal Nou comporta la pérdida de unos 1.800 empleos, aunque estas bajas todavía no están recogidas ni en la EPA ni en el informe de reordenación de las empresas públicas.

Por su parte, los restos del antiguo INI, ahora conocido como SEPI, han prescindido de unos 5.000 puestos de trabajo, la inmensa mayoría de ellos mediante la no reposición acordada con los sindicatos. Sólo el ERE de la agencia de noticias Efe ha resultado traumático. Y en el aire está la reestructuración de plantilla de Tragsa. Todo lo cual deja su número de efectivos en el entorno de los 60.000 empleados frente a los 157.000 apuntados por la EPA para el sector público empresarial del conjunto de las administraciones. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba