Economía

Santander, OHL, Telefónica... 40 cotizadas ya facturan más del 70% fuera de España

No sólo las más grandes empresas del Ibex 35 han sorteado la crisis diversificando sus negocios geográficamente. Cada vez son más las compañías tienen su principal fuente de ingresos en el extranjero. Nada menos que 40 cotizadas (una de cada tres) ya facturan más del 70% fuera de España.

Juan Miguel Villar Mir preside OHL.
Juan Miguel Villar Mir preside OHL.

La tendencia es imparable. Ante la caída de la demanda interna que ha protagonizado la crisis económica en España, la diversificación de negocio y, sobre todo, geográfica, ha precipitado que hoy sean cada vez más las empresas que obtienen fuera lo que no consiguen en casa. Un total de 40 compañías cotizadas españolas cosechan ya más de 70% de sus ingresos en el extranjero.

La internacionalización, además, ya no es sólo cosa de las grandes multinacionales españolas, aunque sí es más pronunciada en su caso. En el primer semestre, 12 de las 35 empresas del Ibex 35 obtuvieron más del 70% de sus ingresos fuera de España. Se trata de Banco Santander, Telefónica, Inditex, ACS, IAG, Amadeus, Grifols, OHL, Técnicas Reunidas, Gamesa, Abengoa y Viscofan. Es decir, más de la tercera parte.

La misma proporción se da en el conjunto de las cotizadas. Así lo pone de manifiesto un estudio de Bolsas y Mercados Españoles (BME). De las 111 firmas presentes en los mercados bursátiles españoles que analiza (quedan fuera 13 empresas que cotizan por distintos motivos), 40 ya consiguen más del 70% de su cifra de negocio más allá de las fronteras de España, es decir, el 35% del total. Más aún, de las 111 compañías, en 59 (el 53%) los ingresos procedentes del extranjero superan a los domésticos.

El 53% de las empresas cotizadas españolas venden ya más en el extranjero que en el mercado doméstico

Según los datos de BME, ya hay incluso nueve compañías que facturan más del 90% fuera de España. Entre ellas destacan Grifols, Técnicas Reunidas o Gamesa, dentro del Ibex 35. Otras ocho lo hacen por encima del 85%. Y de estas 17 empresas, 11 no forman parte del Ibex y dos más ni siquiera del Ibex Medium Cap o del Ibex Small Cap, lo que da cuenta de que ya no sólo las grandes han apostado radicalmente por la diversificación geográfica.

En la horquilla de entre el 80% y el 90% de los ingresos provenientes del extranjero aparecen 17 empresas, como Santander, ACS o Abengoa. Entre el 70% y 80%, figuran 14 multinacionales, entre el 60% y el 70%, 11, y entre el 50% y el 60%, ocho. Sólo 33 compañías de las cotizadas analizadas venden menos del 25% en el extranjero. De ellas, 16 ni siquiera tienen actividad internacional. En este grupo en el que apenas tienen presencia exterior también hay empresas del Ibex 35, como BME, Jazztel, Caixabank, Mediaset o Bankinter.

El creciente peso de la actividad internacional en los ingresos de las empresas españolas se ha dado, además, en un contexto de fuerte depreciación de las monedas latinoamericanas o del dólar, donde muchas empresas españolas tienen importantes intereses, frente al euro. En el caso de la divisa estadounidense, esta tendencia se ha revertido desde junio, por lo que es probable que los resultados del tercer trimestre arrojen un incremento en la facturación exterior frente a la nacional.

De las 17 compañías que obtienen más del 85% de los ingresos fuera de España, sólo seis forman parte del Ibex 35

En conjunto, la facturación exterior supuso en los seis primeros meses del año el 61,89% de las ventas totales, un porcentaje muy similar al del cierre de 2013 y un punto porcentual por encima del registrado un año antes. Esto significa que de cada 100 euros que las empresas españolas cotizadas ingresaron en el primero semestre, casi el 62 procedieron del extranjero.

Este porcentaje se eleva hasta el 63,6% en el caso de las 35 del Ibex y al 65,5% en del Ibex Medium Cap, integrado por las 20 empresas de mediana capitalización que no se incluyen en el selectivo principal y que ha sido el único índice en el que las ventas agregadas crecieron entre enero y junio.

En la primera mitad de 2014 las compañías cotizadas ingresaron 238.656 millones de euros, un 2,84% menos que en el mismo periodo del año anterior. La actividad doméstica cayó un 5,23%, hasta los 90.951 millones, según los datos recogidos por BME. Este descenso, continuado en los últimos años, se ve suavizado por el sector exterior, cuya facturación disminuyó el 1,31%, hasta los 147.705 millones. A esta bajada, como ya se ha explicado, contribuye la devaluación frente al euro de las divisas donde las firmas españolas tienen una fuerte presencia.

Por áreas geográficas, las empresas españolas sólo consiguen incrementar sus ventas en los países de la OCDE, excluyendo los de la Unión Europea (UE), con un alza del 2,17%, hasta los 44.521 millones. Mientras, en los Veintiocho, ceden el 2,35%, hasta los 44.552 millones, y en el resto de regiones los ingresos caen el 3,04%, hasta los 58.632 millones, según refleja el estudio de BME.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba