Economía

La economía comenzará a crear empleo neto en el segundo trimestre del 2014, según el consenso de los analistas

Pese a los buenos datos de afiliación a la Seguridad Social en diciembre, las cifras del conjunto del 2013 se ven empañadas por la alta temporalidad, la pérdida de tejido productivo en la industria y la creación de empleo público.

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, y el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos
La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, y el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos Efe

De poco importa que diciembre sea un mes tradicionalmente malo para el empleo. Los datos del mes revelan un aumento de la afiliación a la Seguridad Social en 59.014 personas, la mayor desde 2001 gracias en parte a la agricultura y el comercio, que sumaron 49.230 y 25.190 puestos de trabajo, respectivamente.

Las buenas perspectivas de la temporada navideña han surtido efecto y se han reflejado en un leve aumento del consumo que a su vez se ha plasmado en la ocupación. De hecho, si se suprime el componente estacional, según las cifras proporcionadas por Cepyme, la economía ya creó empleo en el último trimestre del 2013 a un ritmo del 0,8 por ciento anualizado.

De acuerdo con las proyecciones de la mayoría de analistas consultados, se podría comenzar a crear empleo neto allá por el segundo trimestre del 2014, cuando el buen tiempo acompañe; aunque muy probablemente se trate de una contratación sobre todo temporal y parcial. Siempre que no se reproduzca la inestabilidad en los mercados, el consenso de los expertos apunta que a partir de marzo la economía podría crecer a ritmos cercanos al 1 por ciento.    

No obstante, hay varios factores que emborronan las excelentes noticias en materia laboral. Si antes de la crisis sólo el 10 por ciento de los contratos eran indefinidos, esta cifra se ha reducido durante el 2013 a un pobre 6,43 por ciento.

Y además se continúa perdiendo tejido productivo, ya que la industria ha visto como se evaporaban en 2013 unos 45.000 puestos de trabajo, unos empleos de mayor cualificación que son más difíciles de recuperar por sus altos costes de instalación.    

En cambio, pese a la ola de recortes, el Estado central ha generado empleo en 2013, al contratarse 8.462 afiliados más en la rama de Administración Pública, Defensa y Seguridad Social. Amén de los 31.897 ocupados más en el sector educativo, muchos de ellos también pertenecientes al sector público.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba