Economía

El Gobierno reconoce ante los inversores que en 2014 se perderán 39.000 empleos

En su presentación ante los inversores internacionales, el Tesoro admite que en 2014 se evaporará el equivalente a 39.000 puestos de trabajo a tiempo completo, una mejora sensible frente a los 552.000 perdidos en 2013 y los 824.000 desaparecidos en 2012.

En su presentación ante los inversores internacionales, el Tesoro admite que en 2014 se evaporará el equivalente a 39.000 puestos de trabajo a tiempo completo, una mejora sensible frente a los 552.000 perdidos en 2013 y los 824.000 desaparecidos en 2012 (vea aquí el documento en inglés).

El Gobierno sostiene que en este año que comienza habrá creación de empleo neta. Y lo justifica afirmando que la tasa de paro caerá hasta el 25,9 por ciento desde el 26,6 previsto para el cierre de 2013. Pero esa reducción de 0,7 puntos puede perfectamente corresponderse con una caída de la población activa, que desde el segundo trimestre de 2012 hasta ahora se ha desplomado en unas 382.000 personas, bien porque éstas se van fuera, bien porque desanimadas ya no buscan trabajo.

Sin embargo, al ofrecer la variación de la masa de empleo medida en puestos de trabajo a tiempo completo, el Ejecutivo reconoce que se perderá el equivalente a 39.000 ocupados. Esta cifra es coherente con la previsión recogida en Presupuestos según la cual el empleo en contabilidad nacional, o lo que es lo mismo en número de horas trabajadas, se recortará un -0,2 por ciento.

¿Y cómo se explica entonces que incluso con esos datos el Gobierno argumente que pronto habrá creación de empleo? El Ejecutivo sostiene que se generará empleo a tiempo parcial y que por lo tanto las horas trabajadas, aunque sean menos, estarán más repartidas.

Sin embargo, en su reciente informe sobre el mercado laboral español y los efectos de la reforma laboral, la OCDE destaca que el contrato a tiempo parcial no ha servido para crear nuevos ocupados, aunque sí que ha sido muy efectivo a la hora de evitar despidos porque los contratos a tiempo completo se convertían en tiempo parcial.

Enfrentado con semejante realidad, el Ministerio de Empleo acaba de reformar esta modalidad contractual para fomentar su uso en el caso de que la recuperación traiga puntas de actividad a las empresas. En concreto, por un lado los emprendedores podrán fichar a tiempo parcial con un periodo de prueba de un año sin indemnización. Por otro, el empresario podrá pactar con un trabajador indefinido una ampliación de hasta el 90 por ciento de la jornada con muy poca antelación.

No obstante, en España ni a los empresarios ni a los trabajadores les suele gustar este tipo de contratación. Los empleados consideran que ya ganan bastante poco como para echar menos horas. Y los patronos se quejan de las dificultades para organizarse con ellos, creen que se trata de perfiles poco involucrados y suelen preferir en su lugar a los temporales.  

El Gabinete de Rajoy maneja estas estimaciones porque Bruselas le obligó a ceñirse a las previsiones del consenso de analistas, tal y como adelantó Vozpópuli. En privado, todos los miembros del área económica abrigan la esperanza de que las cifras sean mejores y apuntan a los recientes datos de afiliación de diciembre.

De hecho, a la luz de esos datos los expertos pronostican que puede crearse empleo en el segundo trimestre, con la llegada del buen tiempo y el repunte del sector servicios, si bien sólo será temporal, por horas y muy escaso. Fuera de la primavera, el verano y diciembre, la economía española tendrá muy difícil crear empleo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba