Propuestas para reducir el paro

¿Cómo puede subir un 0,7% el PIB y crear 200.000 empleos? Así es el plan de BBVA

El servicio de Estudios también propone una drástica modernización de las indemnizaciones por despido para reducir su coste y una cuenta similar al fondo austriaco

Oficina de Empleo
Oficina de Empleo

El servicio de estudios del BBVA (BBVA Research) ha publicado recientemente un informe sobre los retos del mercado laboral en España en el que analiza las últimas reformas que se han hecho durante estos años de crisis, y pone de manifiesto la necesidad de seguir haciendo cambios para conseguir uno de los principales retos que tiene la economía en este momento, reducir la tasa de paro.

Entre las diferentes propuestas que plantea, destaca la devaluación fiscal, que consiste en modificar los tipos impositivos con la finalidad de abaratar el factor trabajo frente a otros bienes. En concreto, apuesta por bajar 2,3 puntos las cotizaciones sociales y aumentar 2 puntos los tipos indirectos para crear 200.000 puestos de trabajo y elevar el PIB en un 0,7%.

Según BBVA Research, España tiene un amplio margen para disminuir las cotizaciones sociales y aumentar los impuestos indirectos en la cuantía necesaria para mantener la recaudación. Y este incremento de la recaudación podría transferirse a la Seguridad Social. De hecho, no es la primera vez que alguien hace esta propuesta. El equipo de trabajo de trabajo liderado por Manuel Lagares al que ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, encargó una propuesta para reformar el sistema fiscal, ya planteaba la necesidad de hacer una devaluación fiscal.

Por otro lado, el informe de BBVA Research pide una “drástica modernización” del sistema de indemnizaciones por despido para reducir los costes del despido procedente a niveles de los países con menores tasas de temporalidad y aumentar la certidumbre jurídica de las empresas.

Además, apuesta por un contrato indefinido para las nuevas contrataciones que sea más atractivo para empresas y trabajadores que el contrato temporal y con dos componentes: una indemnización creciente con la antigüedad convergente a la del contrato temporal y un salario diferido de determinados días por año trabajado abonado a una cuenta individual del trabajador gestionada por la Seguridad Social. Esta cuenta sería similar al fondo austriaco.

La indemnización de este contrato tiene que ser menor que la del temporal para que sea más atractivo

Este contrato indefinido, según explica el servicio de estudios, tiene que tener una indemnización inicialmente menor que la del contrato temporal para aumentar su atractivo, penalizar en términos relativos a las empresas que más contratan temporalmente  y compensar la mayor estabilidad laboral con una menor indemnización inicial.

En materia de negociación colectiva, pide mayor flexibilidad interna en las empresas para abordar la resolución de una crisis mediante el ajuste de salarios y horas en lugar del empleo. Además, cree que el sistema debe permitir la aparición de diferencias salariales que tengan su origen en las diferencias de productividad entre empresas. A su parecer, lo ideal sería un sistema mixto, con una negociación colectiva adaptada a la empresa y enmarcada en convenios nacionales sectoriales para fomentar una negociación colectiva más cooperativa, institucionalizando los pactos a nivel de empresa.

Salarios más bajos para crear más empleo

Además, reclama más flexibilidad salarial para que la remuneración de los trabajadores se ajuste a su productividad, y no la productividad a los salarios. Reconoce que esta flexibilidad derivaría ahora en un ajuste a la baja de una parte de los salarios del mercado de trabajo, pero cree que esto no debe preocupar excesivamente porque el fin sería crear más empleo. De hecho, el empleo crecería más de lo que bajaría el salario real medio, lo que tendría consecuencias en el PIB, el consumo, el aumento de los ingresos y un menor coste en prestaciones.

Por último, BBVA Research pide que se diseñen más y mejores políticas activas y que se garantice la eficacia de las políticas pasivas. En el primer ámbito, reclama que se asegure el éxito de la Estrategia de Activación para el Empleo, que se mejore el funcionamiento de los servicios públicos de empleo y se potencie la colaboración público-privada con las agencias privadas de colocación, entre otras cosas. 

Las reformas que se han hecho eran necesarias, pero no suficientes

En el caso de las políticas pasivas, resalta la necesidad de que sean “generosas”, pero que no desincentiven la búsqueda de empleo ni permitan la existencia de fraude. A su parecer, hay que potenciar la condicionalidad como uno de los criterios fundamentales de las prestaciones. Además, hay que integrar las prestaciones por desempleo en una cuenta individual como el “modelo austriaco”, con una cobertura adicional para cuando se agote la cuenta individual.

Costará mucho tiempo reducir la tasa de paro estructural del 18% al 6%

Según el informe, las reformas que se han hecho hasta ahora eran necesarias pero no son suficientes, puesto que el reto que tiene por delante el país es “enorme” y va a llevar mucho tiempo reducir la tasa de desempleo estructural del 18% al 6%. Para alcanzar mayores tasas de empleo y mejorar su calidad, BBVA Research apuesta por reformas integrales, no incrementales e “internamente consistentes”.

Además de tomar medidas en otros ámbitos, el servicio de estudios cree que con estas propuestas se actuaría en cuatro ámbitos fundamentales del mercado de trabajo: la contratación, la negociación colectiva, flexibilidad salarial y fiscalidad, las políticas activas y las políticas pasivas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba