Economía

BBVA calcula que la tarifa plana crearía en torno a 500.000 empleos si se hiciese permanente

El servicio de Estudios de la entidad considera que la reducción de la cuota estimulará el empleo y la competitividad en 2014. Sin embargo, concluye que al tratarse de una medida temporal simplemente adelantará la contratación.

El servicio de Estudios de BBVA estima que la tarifa plana de 100 euros al mes a la Seguridad Social podría crear en torno a 500.000 empleos adicionales a largo plazo si se hiciese permanente y siempre que no se compense con una subida de impuestos en vez de un recorte del gasto.

De hecho, el coste de la medida, unos 2.500 millones, supera los beneficios monetarios que reporta en términos de más ingresos públicos y menos pagos por desempleo, unos 1.200 millones según los números de la entidad. Pese a que el Ejecutivo sostenía que la tarifa se autofinanciaba, estas cuentas lo ponen en duda.

Por ello, los analistas del banco recomiendan que en lugar de la tarifa plana se apruebe un descenso permanente y generalizado pero más modesto para el conjunto de las cotizaciones, financiado por un incremento de los impuestos indirectos. En concreto, proponen una disminución de las cuotas de 3,5 puntos que se compensaría con un repunte de 2 puntos del tipo efectivo del IVA. Y según las proyecciones que manejan, esta iniciativa generaría unos 200.000 puestos de trabajo adicionales a tiempo completo al cabo de dos años. Entre el tiempo parcial y el completo, el Gobierno prevé la creación de unos 200.000 nuevos ocupados en 2014 y 400.000 en 2015.  

En cambio, si bien la aplicación de la tarifa plana tal y como está diseñada puede generar unos 100.000 ocupados de acuerdo con sus pronósticos, BBVA Research matiza que este empleo creado podría tratarse simplemente de un adelanto de la contratación de 2015 a 2014 debido a que el plan finaliza en diciembre.       

Aunque la medida puede reducir la temporalidad, en opinión de BBVA no resuelve el problema de la segmentación entre trabajadores fijos y temporales porque se trata de una ayuda transitoria.

Los expertos de la entidad también censuran el hecho de que la tarifa plana favorezca más a los sueldos altos, precisamente los que menos dificultades tienen para encontrar un empleo y cuyos trabajos son menos sensibles a los costes laborales. Hasta el punto de que la bonificación oscila entre el 22 por ciento para las cotizaciones más bajas y el 44 por ciento para las más altas.

Otro inconveniente de peso reside en que se pueden estar subsidiando contratos que se habrían suscrito de todas formas.

Este análisis coincide con la valoración que han publicado el BCE y la Comisión Europea este miércoles. Sólo que la opinión de las instituciones comunitarias se antoja más crítica que la de BBVA. En su informe, éstas creen que la tarifa podría conseguir que algunos contratos temporales se hagan indefinidos. Sin embargo, cuestionan que vaya a estimular la creación de empleo y que vaya a tener un impacto neutro sobre las arcas de la Seguridad Social. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba